Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 9 2005 31 Joschka Fischer, líder de Los Verdes, cree que las elecciones en Alemania se decidirán en los últimos metros Vladímir Putin ordena el envío de fiscales investigadores a Beslán un año después de la matanza primeros paliativos empezaban a llegar también soluciones drásticas. A las cruces que los equipos de emergencias pintaban en las casas para indicar la presencia de muertos se han sumado otras de color naranja con nomenclatura críptica. Es el caso de Jacob Dulier y Vanessa Hutton, que desde el lunes viven en un albergue con su bebé de cuatro meses. La señal indica que los bulldozers tirarán abajo su casa por daños graves en la estructura. Necesitamos volver antes de que lleguen los bulldozers para poder sacar las pocas cosas que nos quedan, pero no tenemos cómo. La gasolina es tan escasa que nadie nos quiere llevar ni pagando. Lo nuestro es lo de menos, lo que queremos es rescatar las cosas del bebé dice la joven madre, de 19 años. Sacar tajada en la anarquía En la miseria, algunos han encontrado espacio para la codicia. Los chicos que duermen en aquella esquina consiguieron ayer 400 dólares sacando gasolina de los coches abandonados y revendiéndola por las casas a 15 dólares por galón cuenta la pareja. En contraste, algunas gasolineras han decidido aplicar políticas solidarias de precios anteriores a la tragedia, a 2.90, cuando el precio actual se acerca a los 4 dólares, pero sólo permiten comprar ocho galones por vehículo, nada de garrafas y sólo efectivo. En esas estaciones las colas se extienden a lo largo de varios kilómetros. La otra tímida señal de que puede haberse emprendido el camino de la recuperación fue la puesta en marcha el viernes de algunos cajeros automáticos, que dispensan billetes frescos en una economía donde las tarjetas de crédito se han convertido en plásticos sin valor. El matrimonio Fusté y Lourdes Muñoz (derecha) llegaron ayer a Houston EFE Vivimos una pesadilla por la falta de seguridad relata la diputada del PSC b Lourdes Muñoz Santamaría, ya REUTERS estos Estados sureños las que todavía mantienen a la gente con vida. Algunos de los hoteles- casino de la playa han recolectado sus equipos de primeros auxilios, medicinas y desfibriladores para donarlos a los hospitales cercanos, donde las vidas penden de un hilo. Con los rescatada del Centro de Convenciones, hace una descripción terrible de la situación, mientras varios españoles siguen en Nueva Orleáns ABC MADRID. La pesadilla ha concluido para tres de las familias secuestradas por el caos sembrado por el Katrina en Nueva Orleáns. Una misión, integrada por miembros del personal diplomático y de seguridad de la Embajada española, acudió el viernes por la noche al rescate de sus compatriotas. La diputada del PSC en el Congreso Lourdes Muñoz Santamaría, su marido y su hijo de diez años, junto al matrimonio formado por Josep Fusté y Clara Díez, a los que acompañaba su hijo Aitor, de 18 años, fueron trasladados a Houston en coche por los diplomáticos españoles. Allí, la política barcelonesa describió una situación terrorífica en el interior del Centro de Convenciones: Sólo hemos comido una bolsa de patatas en los últimos dos días. La gente lleva varios días defecando en cualquier sitio. El calor era horroroso y se oían tiros por algunas zonas del centro La gente está desesperada. Durante días no ha habido orden, ni seguridad. La gente se siente engañada. Personalmente lo hemos pasado mal y ahora lo primero es descansar, una ducha y regresar dijo a Efe la diputada del PSC. Muñoz Santamaría relató a EFE que nos obligaron a trasladarnos al Bush anuncia el despliegue de la flor y nata del Ejército estadounidense PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. En su empeño por no convertirse en una víctima política del huracán Katrina el presidente de EE. UU. salió ayer a la rosaleda de la Casa Blanca para leer en directo su discurso radiofónico semanal. Durante su aparición, a la que seguirá la semana que viene otra gira por la zona afectada, Bush anunció el envío a la región de 7.000 soldados del ejército regular pertenecientes a unidades que constituyen la flor y nata de las Fuerzas Armadas estadounidenses: la 82 División Aerotransportada, con base en Fort Bragg (Carolina del Nor- George W. Bush AP te) la Primera División de Caballería, desde su cuartel general en Fort Hood (Texas) y las divisiones primera y segunda de las Fuerzas Expedicionarias de los Marines, desde Camp Pendleton (California) y Camp Lejeune (Caroli- na del Norte) Estos contingente irán dotados de helicópteros y reforzarán a los 21.000 reservistas de la Guardia Nacional y 4.000 soldados regulares ya enviados a la región, junto con otros 10.000 efectivos de la Guardia Nacional cuya orden de despliegue emitió ayer el Pentágono. El presidente, flanqueado por su gabinete de crisis, insistió en que la nación no abandona a sus ciudadanos en horas de necesidad Ante el desastre, el Gobierno chino y la Casa Blanca han decidido posponer para mejor ocasión la visita oficial del presidente Hu Jintao, prevista para esta semana. Centro de Convenciones cuando se supo que los diques se iban a romper y que la ciudad quedaría inundada. Allí, a partir del segundo día, se deterioraron las condiciones de una forma increíble. Vivimos una auténtica pesadilla, sobre todo por el terror que pasamos ante la total ausencia de seguridad Por su parte, Josep Fusté definió como fantasmal el ambiente que se respiraba en la ciudad: Abandonamos la habitación de nuestro hotel porque ya no había comida ni agua ni luz. Dormimos en un punto de reunión protegido, de donde debían salir autobuses que nos llevaran a un lugar seguro. Unas 5.000 personas estuvimos allí seis horas y sólo vimos salir seis autobuses Una tercera familia española habría podido llegar a Dallas por sus propios medios, aseguró ayer Félix Valdés, ministro consejero de la legación de España en Washington. Dos sacerdotes y una turista Asimismo, Valdés declaró que quedan tres españoles en la zona de la catástrofe: dos sacerdotes y una turista. No obstante, según ha podido saber ABC, al menos otro español, dueño del restaurante Lola s se encuentra todavía en su casa de Nueva Orleáns. Asimismo, en un e- mail enviado a este diario, una pareja española, residente en la cuna del jazz desde 1999 y acogida en Houston, denuncia la falta de atención y ayuda del consulado español. Daniel Martínez critica que nadie se haya puesto en contacto con ellos: Lo hemos perdido todo, no sabemos qué hacer ni a quién recurrir