Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 DOMINGO 4 9 2005 ABC Internacional Comienza a llegar la primera ayuda federal a las zonas devastadas por el Katrina Unas 100.000 personas han recibido asistencia humanitaria y 9.500 han sido ya evacuadas b Bush afirma que los 10.800 mi- Cuba ofrece 1.100 médicos Fidel Castro se sumó el viernes por la noche en televisión a la iniciativa impulsada por el eje bolivariano que encabeza su amigo, el coronel Hugo Chávez, y ofreció a EE. UU. 1.100 médicos que llegarían en menos de 48 horas, y 26,4 toneladas de medicamentos. ¿Van a rechazar la ayuda? se preguntó el Comandante, que añadió que la propuesta fue formal antes de que el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, anunciara que Washington estaba abierto a toda oferta de asistencia de otras naciones No es por criticar, pero no se nos menciona y quizás fuimos los primeros en ofrecer ayuda señaló Fidel Castro. leáns costará entre uno y dos meses de esfuerzo, una vez que se hayan instalado las bombas de succión. Michael Chertoff, secretario de Seguridad Interior, afirmó ayer que 100.000 personas han recibido ayuda humanitaria y 9.500 han sido ya evacuadas por la Guar- llones de dólares de ayuda aprobados por el Congreso son sólo un pequeño anticipo de lo que va a costar la reconstrucción MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL BILOXI (MISISIPI) Por primera vez en cinco días, el silencio crispante que había dejado la desolación del Katrina se vio interrumpido ayer por el sonido de aviones militares que sobrevolaban las zonas más necesitadas de Misisipi y Luisiana. Los camiones militares de la Guardia Nacional empezaron a recorrer las calles. En Nueva Orleáns, donde el caos y el pillaje se han adueñado de la ciudad, 300 de estos soldados se desplegaron en los alrededores del Centro de Convenciones que junto con el estadio Superdome se han convertido en la imagen más flagrante de la muerte y la desesperación. Un cámara de una cadena norteamericana logró entrar en el Convention Center el viernes. Ni siquiera se molestó en grabar, sabía que nunca le dejarían sacar esas imágenes al aire. Literalmente, dos personas murieron delante de él relató horas después uno de sus jefes en presencia de esta corresponsal. Un cadáver yace ante personas que esperan ser evacuadas de Nueva Orleáns dia Costera. Nick y Susan Symore, que llegaron el viernes a Biloxi desde Tampa conduciendo sendos camiones de mercancías donadas, no daban crédito. Nos hemos quedado sorprendidos de lo fácil que ha sido llegar hasta aquí. Hemos tardado doce horas porque es una larga distancia, pero todas las carreteras están abiertas. La pregunta es, si nosotros podemos llegar, ¿por qué no la ayuda oficial? Son las iniciativas privadas, la mayoría completamente espontáneas, y sobre todo las de la iglesias baptista y metodista que pueblan La situación mejora Miles de personas trasladadas en autobuses a Houston fueron recibidas en el pabellón deportivo por médicos, voluntarios con carritos cargados de medicinas, catres para dormir y un plato de comida caliente. Ninguna baja que lamentar a lo largo de la noche. Houston intentaba evitar los errores cometidos por las autoridades de Nueva Orleáns; lo primero, repartir a los recién llegados por otras ciudades texanas que han ofrecido su ayuda, como San Antonio, Dallas y Corpus Christie. Después, evitar el hacinamiento, vigilar los posibles síntomas de epidemias, mantener la higiene y, sobre todo, controlar el orden. Bush anunció que los 10.800 millones de dólares concedidos a toda prisa por el Congreso representan sólo un pequeño anticipo de lo que va a costar reconstruir las ciudades devastadas. Se trata apenas de poner agua y comida en las manos de los damnificados, porque tan sólo drenar la ciudad de Nueva Or- Una mujer escribe un mensaje que pide información sobre alguno de los desaparecidos, en el estadio Astrodome de Houston AFP