Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3 9 2005 Espectáculos LXII MOSTRA DE VENECIA 53 que aunque nuestro corazón permanezca fiel a nuestra cultura, nuestro cerebro siempre mira hacia el norte... y no hay nada que hacer (sonríe) -En su película parece que el tiempo se ha congelado. -Pues es algo que intentamos que pareciera así. El problema es que era muy difícil, ya que debíamos combinar el trabajo con la luz, con el maquillaje, el vestuario e incluso el pelo de los actores. Fue la parte más difícil de la película, ya que, aunque parece muy sencillo en la superficie, es muy complicado mantener esa sensación de que nada cambia, de que todo sigue igual, incluido el tiempo. ¿Cómo se involucró en el proyecto? -Pues hace unos años, antes de hacer Hulk leí una historia de Annie Proulx. Tenía tan sólo 30 páginas, pero me fascinó. Lo que pasa es que yo estaba involucrado con el gigante verde y no podía dejarlo. Cuando acabé, estaba convencido de que alguien habría hecho ya la película, pero resulta que no fue así y nada más. Entré en el proyecto y lo llevé a cabo. ¿Y qué fue lo que le fascinó? -Pues la idea de ese amor, me parecía algo puro, sin importarme el sexo de las personas involucradas en esa relación. La idea de ese amor que sólo saboreas cuando se aleja, donde todo es un obstáculo, incluso la sexualidad, y sobre todo el ideal de Brokeback Mountain como icono del amor ideal, del romance, de la ternura. Creo que me chocó muchísimo ese concepto del amor como fuerza negativa: lo que más deseas es lo que más persigues, y por eso la caída es mucho más dura. -Da usted la impresión de ser un director que disfruta con el riesgo. -Bueno, me gustan los proyectos que me asustan. Después de hacer Tigre y Dragón tuve muchísimas ofertas para hacer otro filme de artes marciales, pero ya había hecho eso y no me interesaba. Si me meto en algo que ya conozco empiezo a aburrirme y me da la impresión de ser un realizador a sueldo. Todas las veces que me he metido en algo que a primera vista parecía terrible, he disfrutado muchísimo y la experiencia ha valido la pena. No quiero vivir mi vida aburriéndome. ¿Qué recuerda del trabajo con los actores? -Hice muchísimos castings, aunque mi primera lista era muy corta. La cuestión es que yo no quería ningún actor que no estuviera absolutamente involucrado en el proyecto, ya que no soy el tipo de director que empuja a un actor hacia donde no quiere ir. Heath (Ledger) y Jake (Gyllenhaal) son actores con olfato, creo que simplemente olieron buenos papeles y se implicaron en ello. -Una curiosidad: ¿dónde guarda usted los Oscar que ganó por Tigre y Dragón -Pues no lo recuerdo, creo que tengo uno en mi habitación y hasta puede que uno en el baño (risas) ¿Es cierto que le regaló uno a su madre? -No, pero dejé que lo tocara (sonríe) Lo cierto es que ella dijo que era un regalo demasiado grande para ella y que no podía aceptarlo, así que me lo quedé. Calista Flockhart protagoniza Fragile película rodada en inglés por Jaume Balagueró, quien, después de Los sin nombre cultiva de nuevo el suspense Escogí actuar en este filme porque lo dirigía Jaume TEXTO: T. G. FOTO: AFP VENECIA. Fragile una película española, dirigida por el barcelonés Jaume Balagueró y rodada en inglés, fue presentada ayer fuera de concurso en el Festival de Cine de Venecia. El filme narra una historia de terror de sabor clásico y reparto internacional, encabezado por Calista Flockhart, quien acudió a la ciudad de los canales acompañada por su novio, el actor Harrison Ford. Con un vestido que dejaba entrever su- -ya legendaria- -delgadez y acompañada por el realizador Jaume Balagueró y los actores Richard Roxburgh y Elena Anaya, Calista Flockhart atendió ayer a ABC en la terraza del lujoso hotel Cipriani, donde se alojan, entre otros George Clooney. La actriz, muy conocida en España por su papel en la serie Ally McBeal e igualmente famosa por ser la actual compañera sentimental de Ford (que la ha acompañado al Lido veneciano) se mostraba orgullosa de su debut en el reino del terror de la mano del director catalán: Jaume (Balagueró) es alguien con quien me ha encantado trabajar. Me gustaba porque sabías que sólo tenías que preocuparte de actuar y que él se hacía cargo de todo lo demás La actriz, que en la película interpreta a una enfermera que llega para cubrir el turno de noche en un hospital infantil semi abandonado, afirmó que escogí actuar en esta película porque Jaume la dirigía. Me fascinó Los sin nombre y cuando leí el guión supe que debía hacerla Admite que le encantan las películas de terror, como espectadora, y a partir de ahora, también como actriz La norteamericana reflexionó sobre la influencia de clásicos como El resplandor en la película que protagoniza: Pues hasta ahora no me lo había planteado, pero es cierto que, en cierto modo, el edificio es un personaje más Calista Flockhart, ayer en la Mostra de la película, así que supongo que sí puede tener ciertas influencias y algo de su tono Reconoció haber pasado mucho miedo con la película la primera vez que la vio ya montada y con el sonido y los efectos especiales. El peso de la fama Flockhart se mostró muy abierta y no tuvo problema en hablar del peso de la fama y de los efectos de ésta en su vida diaria- -la actriz tiene un hijo de 4 años- ya que no es tan mala como parece. A veces salgo a pasear con mi hijo y ese día prefiero que me dejen en paz, pero normalmente lo llevamos bien. Soy consciente de que esto es producto de la vida que tengo y me considero una persona muy afortunada, así que no creo que tenga mucho sentido quejarse de ello ¿Lo mejor de la película? Trabajar con todos esos niños, porque cuando se te agota la energía ellos tienen ganas de seguir y seguir y eso es maravilloso Por su parte, Elena Anaya elogiaba a su compañera de reparto, a la que considera una persona estupenda y una actriz fuera de serie, con una técnica impresionante La actriz explicaba que en los ensayos, ya desde el primer día, parecía que todos nos conocíamos desde siempre, y fue muy fácil trabajar así Anaya, que acaba de finalizar el rodaje de El capitán Alatriste de Agustín Díaz Yanés, y que ya es una de nuestras actrices más internacionales, reconoció sentirse a gusto trabajando en inglés, pero deseando volver a trabajar en español: El problema es que es difícil encontrar buenos guiones y, aunque este verano he leído unos cuantos, no he encontrado nada que me parezca realmente apetecible, así que tendré que seguir esperando La actriz interpreta a una enfermera que cubre el turno de noche en un hospital infantil semi abandonado