Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 SÁBADO 3 9 2005 ABC Sociedad Medio Ambiente asegura que estos doce últimos meses han sido los más secos desde el año 1887 Meteorología confirmó ayer que las lluvias fueron un 40 %i nferiores al valor medio habitual b María Teresa Fernández de la Vega dijo ayer que la situación es grave pero garantizó que se podrán atender todas las demandas urbanas de abastecimiento V. M. O. MADRID. El año hidrometeorológico, que comenzó el 1 de septiembre de 2004 y ha finalizado el 31 de agosto de 2005, ha sido el más seco en la historia de España desde 1947 (fecha en la que comenzaron las mediciones sistemáticas de lluvias) según informó ayer el Instituto Nacional de Meteorología (INM) No obstante, el secretario general para el Territorio y la Biodiversidad, Antonio Serrano, aseguró que ésta es la temporada con menos lluvias desde 1887, si se tienen en cuenta los primeros datos proporcionados por los escasos observatorios que había entonces en España. La precipitación media de esta temporada en todo el país alcanzó tan sólo los 411 litros por metro cuadrado, casi un 40 por ciento menos del valor medio habitual. Ayer, después del Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reconoció que la situación es grave y de prealerta pero garantizó que se podrán atender todas las demandas urbanas de abastecimiento La novedad de este año es que la escasez de agua ha afectado a todas las regiones, excepto a Canarias. Las mayores carencias de precipitaciones fueron las registradas en las comunidades autónomas de Extremadura, Andalucía, Castilla- La Mancha y Madrid. En estos lugares, junto con Cataluña y el sur de Castilla y León, las lluvias acumuladas no alcanzaron el 50 por ciento de los valores medios de otras temporadas. Las peores cifras, no obs- El pantano de Entrepeñas presentaba ayer este aspecto en una de las pocas zonas que siguen siendo navegables tante, corresponden al oeste de Andalucía y al sureste de Castilla- La Mancha, zonas donde apenas se superó el 35 de esos valores medios. En el resto de regiones, la falta de precipitaciones fue más moderada, con totales de entre el 60 y el 75 por ciento, mientras que en el Cantábrico, sur de Galicia, La Rioja, Navarra, el este de Aragón, el centro y norte de Valencia, el sur de Murcia y el este de Almería se alcanzaron más del 75 por ciento de los valores medios de lluvia. Sin embargo, en ningún momento estas zonas se acercaron a lo que se puede definir como valores EFE Fernández de la Vega afirma que no cabe esperar que la lluvia corrija el déficit de agua provocado por la sequía La novedad es que este año la escasez de agua ha afectado a todas las regiones del país, excepto a Canarias normales que sólo se superaron en el archipiélago canario. Lluvias normales sólo en octubre De los doce últimos meses, destaca el hecho excepcional de que tan sólo en octubre se alcanzaron valores normales en el conjunto del territorio nacional, siendo el resto de meses secos o muy secos afirma el INM. Este dato convirtió al trimestre otoñal en el menos seco del año, con unas precipitaciones acumuladas en torno al 81 por ciento del valor medio. Por áreas, fueron el tercio sur y las zonas mediterráneas las más secas. El invierno fue todavía peor por la ausencia de precipitaciones prolongadas. En diciembre sólo llovió un 62 por ciento del valor medio, en enero- -el mes más seco del año en términos relativos- -un 16 por ciento, y en febrero un 58 por ciento. Estas cifras hicieron que los tres meses, en los que normalmente se registran las mayores precipitaciones del año, acabaran con un importante déficit de lluvias. La situación no mejoró en marzo, abril y mayo, y no alcanzó el 50 por ciento de su valor normal de precipitaciones más de la mitad de la Península. Incluso, se registró tan sólo el 25 por ciento en las regiones de Madrid y el norte de Castilla- La Mancha. Por último, en los tres meses de verano ha continuado la sequía en casi todas las zonas, siendo especialmente importante El cardenal Amigo pide responsabilidad ante la escasez J. B. MADRID. El cardenal de Sevilla, Carlos Amigo, ha escrito una carta pastoral en la que insta a la responsabilidad frente a la escasez de agua. En El agua, bendición de Dios y responsabilidad de todos el prelado realiza un llamamiento para implorar la lluvia y trabajar en la búsqueda de nuevos recursos, así como en guardar, cuidar y compartir un bien tan apreciado como es el agua En su carta, el cardenal hace algunas reflexiones sobre el agua. En primer lugar, sostiene que nadie tiene derecho a apropiarse del agua como si de una propiedad particular se tratara. Corresponde a la administración pública la justa distribución del agua, atendiendo a las necesidades, ciertamente distintas, que pueden tener unos y otros individuos, unos y otros pueblos. No es justo que unos despilfarren y que otros padezcan sed. Que unos campos puedan producir abundantes cosechas y otros tengan que permane- cer en barbecho añade. En segundo lugar, Amigo reclama una atención permanente en torno al agua, y subraya que más que lamentar la escasez, será por más inteligente y oportuno el cuidar bien de lo que se tiene El uso del agua es una responsabilidad moral apunta el purpurado, quien añade que su uso es una responsabilidad moral y un capítulo en el ejercicio de la justicia y la caridad cristiana