Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid SÁBADO 3 9 2005 ABC SE DICE SE COMENTA BUEN ROLLITO EN MADRID AL DÍA GETAFE MÓSTOLES SE APUNTA Nada menos que 30 grandes obras va a tener Móstoles a lo largo del próximo año. El alcalde, Esteban Parro, del PP, no ha querido ser menos que sus compañeros de la capital y se ha apuntado a la regeneración completa de su ciudad. Parro está dispuesto a que en el futuro se le recuerde como el alcalde que transformó, o que levantó, Móstoles, y a este paso, seguro que lo conseguirá. Lo peor para sus vecinos es que como trabajen en Madrid, las obras les perseguirán durante las 24 horas del día. El color político no siempre importa en las relaciones personales, ni siquiera en las institucionales, como se pudo atestiguar en el enésimo episodio de buen talante, o, si prefieren, buen rollito entre la presidenta Aguirre y el alcalde de Getafe, el socialista Pedro Castro, encantado con esos nuevos policías que, pagados por la Comunidad, va a tener. Fue un acto pródigo en agradecimientos mutuos y alguna que otra broma sobre la permanencia en el cargo. Y eso que Aguirre también tuvo tiempo de promocionar al candidato del PP local... BLUES BAJO LA LLUVIA MANUEL DE LA FUENTE D LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Respuesta de Iberia En relación a la carta aparecida en su diario el 2 de septiembre, bajo en título de Pésima organización en la que la señora Asunción Herreros se queja del servicio de la compañía Iberia por no dejarle embarcar al no presentar la tarjeta de crédito con la que se produjo el pago de el billete de avión, pasamos a explicarle lo siguiente para un mejor conocimiento de los lectores. Las compañía Iberia informa puntualmente a todos sus clientes que deseen realizar la compra de un billete por internet a través de su web www. iberia. com, de una serie de cláusulas y condiciones del billete, entre las que se encuentra que, ante la compra de un billete electrónico con tarjeta de crédito y siempre y cuando no se hayan introducido los dígitos del Código de Seguridad de la misma, se tendrá que presentar obligatoriamente la tarjeta de crédito con la que se efectúa la compra y el titular de ésta en el mostrador de fac- JAVIER PRIETO Eugenia de Montijo. Es lamentable la situación que está viviendo este parque de Carabanchel, con el caos urbano que ha preparado el alcalde y con esa canallada que le está haciendo a los árboles. ¡Es penoso ver la tala! De nada sirven las caceroladas, las firmas ni las protestas de los vecinos. A este paso les van a quitar los pulmones a Madrid. Orencio de la Prieta turación. Esta medida está destinada a que no se produzcan fraudes a la hora de realizar compras con tarjetas de crédito, y lamentamos los inconvenientes que esta medida pueda causar a nuestros clientes, incluida la señora Herreros. Javier Pérez Ríos Subdirector Iberia. com Azca, zona cero Después de pasar por una serie de vicisitudes consecuencia del incendio fortuito del edificio Windsor, todos los afectados vamos a ver por fin revitalizada la zona y probablemente exista una reestructuración de Azca, centro financiero de Madrid. Pero antes de pensar en todas estas futuras actuaciones deberían poner las autoridades un poco más de atención en dicho entorno. Como bien se ha dicho, es el centro financiero de Madrid, donde tienen su sede bancos, compañías de seguros, etc. Y entre esas compañías hay un edificio propiedad de la Mutua Madrileña Automovilista, Alfredo Mahou otro coloso frente al inexistente Windsor, donde desde hace cuatro meses viven dos personas en sus bajos, a la intemperie, a los que vemos todos los días desde nuestras ventanas como se desnudan y se acuestan en unos colchones viejos. Están a la vista de todo transeúnte, así como de los guardias de seguridad del edificio, con la mala impresión que produce. Avisada la compañía de lo que ocurre y el Samur social, desconozco el resultado de porque siguen allí, me supongo que esperando la revitalización de la zona Azca ¿Seguimos creyendo en nuestro Ayuntamiento? María Victoria Jiménez DIMES Y DIRETES ¿MÁS IMPUESTOS? D ice Solbes que la única rán qué pinta el recibo de la luz manera de paliar el défien todo esto. Que yo sepa, la electricidad cit sanitario es crujirnos- -a condición de que no cortecon una nueva subida de impuestos sobre el tabaco, el alcohol, la mos un cable de alta tensión con luz y la gasolina. No es por deslos dientes y de que no nos intenELY animar, pero alguien, aparte de temos meter en la bañera con el DEL VALLE Abdominazer conectado- -es Esperanza Aguirre, Manuel bastante menos perjudicial para Cháves e Ibarra, debería decirle al ministro que esta no es la vía de solula salud que comerse, por ejemplo un kición adecuada, porque si hay algo que lo de cigalas, que son malísimas para el nos pone realmente enfermos a los conácido úrico. O que ponerse delante de un tribuyentes es precisamente que nos pitoro, que eso sí que es hacer oposiciones para acabar con las reservas públicas de dan que contribuyamos más. Hecha esta puntualización, lo del tabaco y el alcoBetadine. Sin embargo, inexplicablehol se podría entender hasta cierto punmente, el Gobierno en vez de subir los to por aquello de que propician el uso de impuestos a los corredores de los enciela sanidad pública, pero ustedes me dirros veraniegos, lo que propone es pena- lizar a las ambulancias que van a llevarles al hospital cuando les coge un morlaco, encareciéndoles el combustible. No me negarán que es una incongruencia grave, porque la sanidad da la impresión de que tiene que ver con los hidrocarburos lo mismo que el culo con las témporas: o sea más bien poco. Hombre, yo no puedo asegurarles que si lo que hacemos con la gasolina es esnifárnosla no vayamos a necesitar un transplante de pulmón a medio plazo, pero como me imagino que no es el caso, clama al cielo que pretendan encarecerla aún más para pagar un recibo que, no lo olvidemos, debería por ley correr a cargo del Estado. Claro, que existe la posibilidad de que el ministro Solbes haya sido malinterpretado y a lo que se refiera es a gravar los cd s del un tal Daddy Yankee, que vaya veranito nos ha dado con lo de Dame más gasolina En ese caso, nada que objetar. Ely del Valle, periodista esde este lado del Atlántico, en pleno páramo, resecos como pasas, a un paso de las restricciones de agua por mor de la sequía (más pertinaz que de costumbre) hemos observado cómo la furia de la Naturaleza (tampoco es de extrañar que ande tan furiosa) vestida y nombrada como mujer, Katrina, ataviada de vientos huracanados y de lluvia ¡ay, la lluvia! se ha llevado por delante dos estados, Misisipi y Luisiana, cuyas pantanosas tierras hollaron durante algunas décadas nuestros compatriotas, malagueños y canarios muchos de ellos. Esta Némesis climatológica llamada Katrina ha descalabrado también Nueva Orleans, en cuyas callejuelas y garitos tomó forma el jazz y en cuyos alrededores, todo el Delta del Misisipi, nació el blues de un lamento de algodón. Como todas las grandes ciudades, Nueva Orleans es una trampa mortal. En las metrópolis contemporáneas se vive en un equilibrio inestable en el que cualquier circunstancia puede originar la catástrofe. Los medios se han encargado (con más detenimiento que cuando las inundaciones son en la India, por ejemplo) de ponernos al día de la tragedia en esa zona de la Unión que no es, precisamente, de las más prósperas. Tal vez por ello, las autoridades no han actuado con la debida eficacia. Parece mentira que gente capaz de atizarle a una cucaracha entre las antenas a miles de kilómetros de distancia haya reaccionado tan mal. No me imagino a nuestras autoridades permitiendo que un huracán organice una limpieza étnica en las calles. Hablando en plata, no meteríamos a nuestros sin hogar, ni a nuestros inmigrantes, ni a nuestros pobres y ancianos en el Bernabéu a ver si hay suerte y la muerte pasa de largo. Los guetos de Nueva Orleans, de Nueva York y de Los Ángeles son islotes del Tercer Mundo en el océano de la prosperidad. Hace más de cuarenta años, lo dijo Kennedy a unos periodistas extranjeros. No se dejen impresionar. Más de veinte millones de americanos se van a la cama sin haber saciado su hambre Sólo falta que a esa gente, a esos negros y esos blancos pobres, le cobren por rescatarla.