Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3 9 2005 Madrid 35 El escudero de hojalata Estuve durante varios meses recopilando utensilios de cocina para confeccionar mi traje de hojalata. Es innovador y suele gustar mucho a las personas que pasan a mi lado. Estoy orgulloso El hombre del viento Durante cinco años he hecho este personaje hasta alcanzar la perfección. Lo que peor llevo es concentrarme y mantenerme quieto, pues esta ciudad está llena de mujeres bellísimas. Dentro de poco presentaré un nuevo espectáculo callejero Julián, un mimo de origen chileno, acude todas las mañanas desde hace tres años a la calle de Postas dispuesto a intentar atraer la atención del público. Es una manera de ganarme la vida mientras encuentro trabajo, además de ser una vía de escape para abstraerme del mundo real Cómicos a ritmo de música Para este chileno, los mejores momentos del día se suceden cuando un grupo de músicos se aposta a la entrada de la Plaza Mayor, junto a la mujer impregnada en barro. A ritmo de música clásica- -a veces las Cuatro Estaciones- interactúa con la mejor de sus sonrisas ofreciendo juegos e imitaciones. Otra de las atracciones es el hombre de hojalata, provisto con una cuchara y una espátula como armas de defensa. A diferencia de los mimos, las estatuas vivientes adoptan posturas imposibles y están inmovilizados hasta que a alguien se le ocurre reconocer el esfuerzo y la originalidad lanzando una moneda a la cesta que se encuentra a los pies del artista. Es entonces cuando durante unos pocos segundos, la estatua humana, en este caso el hombre de hojalata, escenifica sus mejores movimientos hasta que adopta una postura distinta a la anterior. Una representación que requiere una concentración absoluta y sacrificio para poder mantener la postura hasta que vuel- van a obsequiar a la efigie con unas monedas. La antigua Plaza de la Constitución es lugar donde dibujantes procedentes de todas partes del mundo ofrecen sus mejores pinturas y retratan y hacen caricaturas a todo aquel que se quiera llevar un recuerdo por su paso por el centro. Mohamed, un pintor procedente de Marruecos, se trasladó a Madrid hace unos años para terminar su formación en Bellas Artes. Mientras tanto acude a la Plaza Mayor, que la califica como lugar idóneo para expresar los sentimientos del artista en el lienzo La pintura es una manera de escenificar el arte en las personas y por supuesto una manera de ahorrar un poco de dinero para cumplir mis metas Según este marroquí afincado en Madrid, la pintura callejera es una manera para facilitarme los estudios 20 años trabajando en la calle En la Puerta del Sol, los madrileños se encuentran diariamente con Enmanuelle, otro argentino que lleva 20 años trabajando en la calle y ofreciendo a los ciudadanos sus mejores interpretaciones, como las de banderillero o la del mismísimo Calderón de la Barca. Algunos, cuando se cruzan con él, le gritan y vitorean. Otros le saludan cuando pasan a su lado, buenos días maestro. Un banderillero en la Puerta del Sol Durante 20 años he ejercido la profesión de estatua viviente y varios han sido los personajes que he tomado como referencia, uno de ellos fue el conocido Calderón de la Barca. En ocasiones acudo a fiestas vestido de payaso