Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 2 9 2005 Espectáculos 55 entrevista ISABEL COIXET directora de cine El encuentro con Robbins fue mágico ¿Por qué una plataforma petrolífera? -Pues porque a mí me sugiere una isla, un lugar donde los códigos surgen deprisa porque el espacio y la convivencia lo exigen. Para mí esta película era una especie de cuento, como si Hanna (Sarah Polley) fuera Blancanieves y los chicos de la plataforma fueran los siete enanitos esperando su llegada... ¿Tiene la sensación de que a veces debe jugar el papel de equilibrista, siempre en el filo? -No, pienso que hago lo que me gusta y que si creo en mis personajes no tengo en absoluto la sensación de estar arriesgando en nada. Dicho de otra manera: no tengo miedo, a veces siento cierta angustia, como todo el mundo, pero no miedo. ¿Ni siquiera por tener que dirigir a Tim Robbins? -Bueno, con Tim fue una historia curiosa, porque él llego de Estados Unidos justo el día en que Mis Bush acababa de gapersonajes nar las elecciones y no parecía demasiason fiel do contento. Así que reflejo de nada más llegar me muchas dijo que quería ensapersonas que yar inmediatamente he conocido sus escenas. Llamé a Sarah (Polley) y los tres nos fuimos a una habitación. (Se señala el brazo) Aún se me pone la piel de gallina cuando me acuerdo de la primera lectura del guión, fue maravilloso. ¿Química? -O magia, llámalo como quieras. No Con La vida secreta de las palabras presentada ayer en Venecia, la directora envía a sus personajes a alta mar y los deja en manos del destino. Tim Robbins y Sarah Polley encabezan el reparto de este drama sobre el pasado, la soledad y el dolor TEXTO TONI GARCÍA Isabel Coixet, en un rodaje sé qué fue, porque creo que la química es algo misterioso, y desde luego esta película dependía totalmente de ella, así que cuando vimos el resultado fue maravilloso. Uno de los mejores días F. HERAS de mi vida como directora de cine, no soy una persona dada al éxtasis, pero aquello lo fue. ¿De dónde vienen sus personajes? -Mis personajes son fiel reflejo de mu- chas personas que he conocido, y en concreto Hanna es el resultado de conversaciones que he tenido a lo largo de mi vida, con mujeres que habían sufrido todo tipo de dolor, en ocasiones dolor tan intenso que era imposible verbalizarlo. Quería hablar también de ellas y de cómo se vive con eso. Como dice el personaje de Tim Robbins en la película ¿Cómo se vive con los muertos? -Pero su película también habla de la soledad... -Sí, pero de esa soledad que tan bien definía Buñuel: Adoro la soledad siempre que venga algún amigo a hablarme de ella -Parece usted una persona con sentido del humor, ¿para cuándo una comedia? (Risas) Bueno, supongo que es una manera de decirme que hago películas tristes, pero esta misma pregunta me la ha hecho esta tarde el director de Cahiers du Cinema Yo creo que mis películas surgen de ciertas inquietudes, de experiencias, que tienen mucho que ver conmigo, y además el final de La vida secreta de las palabras es muy optimista... o eso creo yo. ¿Alguna vez trata de adivinar los gustos del público? -No, si supiera lo que quieren te aseguro que lo haría... (sonríe) Bueno, igual no, igual seguiría haciendo lo que me gusta, que me permite, por ejemplo, hablar con Tom Waits por teléfono desde las calles de Belfast y pedirle que me deje una canción para la película. Y que encima me diga que sí. ¿No es increible?