Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 2 9 2005 Sociedad 47 Ciencia Neandertales y sapiens coincidieron en el mismo lugar durante al menos mil años Por primera vez se demuestra la convivencia de las dos especies en un sitio concreto b Una nueva datación con radiocarbono de los conocidos restos de la cueva de Chatelperron ha permitido a los científicos establecer sus pautas de ocupación JOSÉ MANUEL NIEVES MADRID. Que los últimos representantes del hombre de Neandertal coincidieron en Europa con los primeros invasores de la especie Homo sapiens, la nuestra, es una realidad con la que los científicos, algunos muy a su pesar, ya han aprendido a convivir. En efecto, no ha sido fácil asimilar la idea de que, durante varios miles de años, el mundo conoció dos especies inteligentes, dos humanidades distintas, aunque parecidas, al mismo tiempo y en los mismos lugares. La confirmación de esa realidad durante los últimos años no ha hecho más que suscitar nuevas y apasionantes preguntas, además de una agria controversia científica. Los antropólogos piensan que si ambas especies coexistieron, es más que probable que se produjeran interacciones entre ambas poblaciones, contactos entre una especie que tocaba a su fin y otra que se convertía, inevitablemente, en la dueña del planeta. La cueva, famoso asentamiento neandertal, presenta herramientas propias de Homo sapiens Los científicos afirman que neandertales y sapiens vivieron probablemente cerca durante largos periodos los famosos restos de la Cueva de las Hadas de Chatelperron, en el centro de Francia. Casi todos los científicos están de acuerdo en que los vestigios de los últimos neandertales y los primeros humanos modernos están representados por las culturas chatelperroniense y auriñaciense, respectivamente. La primera, fuertemente arraigada en el oeste de Francia y el norte de España, se considera como la primera manifestación del Paleolítico Superior, aunque presenta fuertes lazos con la cultura anterior, la musteriense, propia de los neandertales. La Cueva de las Hadas famoso asentamiento neandertal, presenta, sin embargo, herramientas del tipo auriñaciense, propias de Homo sapiens. ¿Cómo se explica esta coincidencia? Paul Mellars y su equipo han conseguido establecer toda una secuencia temporal de la ocupación de la cueva. Y han demostrado que, en medio de una larga presencia de neandertales, existió un periodo de cerca de mil años, que coincide con una larga ola de frío, en que la gruta fue habitada por sapiens. Los neandertales vivieron en la cueva hace entre 40.000 y 38.000 años, cuando el clima era relativamente suave. Después, con el frío, llegó Homo sapiens, que volvió a irse hace 36.000 años. Vuelve a haber restos de neandertal hasta hace 35.000 años. Después se pierde el rastro. Mellars afirma que neandertales y sapiens vivieron probablemente cerca durante largos periodos, aunque las evidencias muestran que estos últimos, finalmente, desplazaron a los neandertales en la lucha por la vida. La extinción de los neandertales se debió en parte al frío- -dice Mellars- -pero, sobre todo, a la competición por el territorio, la leña y la caza en una época de frío extremo y de recursos escasos Neandertal y sapiens, dos especies humanas que coincidieron en el tiempo Contactos culturales Sin embargo, ninguna investigación hasta el momento ha conseguido demostrar, por ejemplo, que en la carga genética de Homo sapiens, la nuestra, haya aportación alguna de neandertal. Lo cual significa que si hubo contacto físico, o incluso mezcla sexual, no quedaron huellas que lo atestiguen. Otra cosa son los contactos culturales, que se pueden demostrar, por ejemplo, con la presencia del mismo tipo de herramientas o en el uso del mismo tipo de técnicas para fabricarlas. En realidad, nadie sabe exactamente cómo se produjeron esos contactos, ni se tienen datos precisos sobre los lugares donde éstos tuvieron lugar. Hasta ahora. Un equipo dirigido por Paul Mellars, profesor de prehistoria y evolución humana de la Universidad de Cambridge, acaba de publicar en Nature lo que él mismo ha calificado como la primera prueba categórica de que los neandertales y los humanos modernos coincidieron en Francia durante más de 1.000 años El hallazgo ha sido posible tras aplicar nuevas técnicas de datación por radiocarbono a Estos dientes perforados hallados en la Cueva de las Hadas en Francia, cuya entrada aparece junto a estas líneas, fueron fabricados con una técnica prácticamente igual a la auriñaciense, propia de Homo sapiens Ni antepasados de Homo sapiens, ni brutos sin inteligencia Desde el mismo momento de su aparición, a mediados del siglo pasado, en el valle alemán que dio nombre a la especie, el hombre de Neandertal ha desafiado a los científicos que estudian la evolución humana. Considerados en un primer momento como antepasados nuestros, la acumulación de evidencias de que no lo eran llevó a considerarlos como una suerte de experimento fallido de la evolución. Se extendió entonces la imagen de torpes brutos sin inteligencia, más cerca de los simios que de los humanos. Hoy, se sabe que eran inteligentes, que conocían el fuego, vivían en comunidades, usaban pieles para cubrirse e incluso enterraban a sus muertos. Su capacidad craneal, además, es incluso mayor que la de homo sapiens. Los neandertales dominaron el continente europeo durante casi doscientos mil años. Después, coincidiendo con la llegada de nuestra propia especie y de una época glaciar, desaparecieron después de varios miles de años de coexistencia.