Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid VIERNES 2 9 2005 ABC SE DICE SE COMENTA LO QUE EL CAMPUS UNIÓ El próximo lunes se producirá una de esas imágenes que pueden dar que hablar en el arranque del curso político de Madrid. Será en el acto oficial que dará comienzo a las obras del Campus de la Justicia en Valdebebas. Un acto público organizado por la Comunidad en el que estarán juntos Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz- Gallardón. Ambos tendrán una intervención, y se sellará, ya de manera definitiva, una nueva etapa en las relaciones institucionales de la Comunidad y el Ayuntamiento de la capital. MADRID AL DÍA CADA QUINCE DÍAS Una inauguración cada 15 días. Esto es lo que se van a encontrar los madrileños a la vuelta de las vacaciones. Todo un consuelo que puede compensar a alguno el regreso a la realidad de los atascos y de las obras. Este mes llegará la primera de las inauguraciones, en el nudo de Avenida de América con la M- 30. Y a partir de ahí, ya sin parar durante más de un año. Qué pena que alguno de los resultados, como el stop de Arturo Soria para salir a la A- 2, parezca más un nuevo problema que una solución. WINDSOR IGNACIO RUIZ QUINTANO LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es El Canal y las averías En la calle Eugenia de Montijo, a la altura del número 110, en Carabanchel, se produjo una fuga de agua en la calzada. El día 30 de agosto, un vecino comunicó la avería a las 12 de la mañana a la Policía Municipal, quien dio aviso al Canal. A las 16 horas, otro vecino hizo lo mismo, y por la noche se volvió a comunicar el hecho. Pues bien, hasta las 10 horas del día siguiente- -22 horas después del primer aviso- -no aparecieron los operarios del Canal para reparar la avería. Sin comentarios. Javier González La artista del Pueblo Quiero agradecer la infinidad de testimonios de apoyo y cariño recibidos de todos los lugares del mundo a raíz del fallecimiento de mi madre. Dicen que a su entierro no acudieron los famosos, sé que algunos a los que ella apreciaba como María Luisa Merlo, Esperanza Roy, María José Alfonso, Concha Cuetos o María Luisa San José estaban fuera de Madrid. En cuanto a las autoridades madrileñas, contamos con la presencia de distintos políticos que vinieron en representación de la Comunidad y el Ayuntamiento y yo lo agradezco muchísimo. Pero lo importante fue la cantidad de personas anónimas que se presentaron de forma incesante desde el momento en que llevaron a mi madre al Tanatorio. Olga María Ramos JAVIER PRIETO Hoy he pasado mi quinta noche en el hall de casa para poder dormir unas horas. Vivo frente al Intercambiador de Moncloa, y bajo mi ventana hay miles de grúas y camiones, taladradoras gigantes y obreros desconsiderados que se sonríen cada vez que subo la persiana a las dos de la madrugada. Llevamos así 5 meses, los dos últimos padeciendo las obras 24 horas al día. Me voy a volver loco y mi límite está cerca. ¿Saben lo que es llorar de sueño? ¿Saben lo que es no poder rendir en el trabajo de lo cansado que uno está? No... ya me imagino que no lo saben... En cambio, miles de residentes en Madrid sí que lo sabemos... y muchos lo padecemos. María Cagigas Gandarillas que se había pagado coincidían. Parece que a veces se aburren y no saben qué hacer para matar el tiempo o simplemente complican las cosas sin emplear la lógica. Asunción Herreros Pésima organización La compañía Iberia vuelve a hacer de las suyas. Todo sucedió en el momento en que me disponía a coger un avión con destino a San Sebastián a las siete de la mañana, y cuál fue mi sorpresa cuando en el mostrador de facturación me negaron el billete de embarque, el cual había sido reservado y pagado por mi hermano a través de internet con su tarjeta de crédito. Parecía que todo se iba a solucionar, pero todo se fue al traste cuando la azafata me dijo que no podía confiar en los datos que confirmaban el parentesco familiar. Me hicieron pagar otro billete por no presentar la tarjeta con la que se produjo el pago después de comprobar el operario que los apellidos de mi carné de identidad y los de la tarjeta con la FE DE ERRORES En el titular de la información de ayer de la página 34, la red muy violenta que robaba en establecimientos y obligaba a mujeres a prostituirse era de rumanos, y no de polacos, como apareció por error. a frase más oída en la rentrée es esa que te sueltan todos los taxistas cuando quieren trabar conversación: Menudo alivio, lo del Windsor. ¡El Windsor! ¡Aquel gigante que se erguía sobre Madrid rodeado de extensas zonas ajardinadas! (Eso decían los anuncios en los cines de los Reyzábal. ¿Qué sería de los anuncios? ¿Qué sería de los cines? ¿Qué sería de los Reyzábal? Un funcional incendio en un febrerillo loco se lo llevó por delante como al olmo viejo en la colina que lamía el Duero, pero, al contrario que el del poeta, nuestro corazón nunca esperó otro milagro de la primavera. Menudo alivio, lo del Windsor repiten los taxistas. ¿Sabrán, al fin, estos señores, quiénes eran los fantasmas del Windsor? se pregunta el viajero, con el despiste del recién llegado. Al incendio del Windsor le haría falta una comisión de investigación como la del incendio de Guadalajara, donde los políticos responsables se han investigado a sí mismos con el resultado de encontrarse francamente irresponsables. ¡Ah, la vieja Españeta! Ya los ministros de julio de 1921, fecha del grande incendio de Annual, se reunieron en el domicilio de su presidente y acordaron que no existía motivo alguno para exigirles responsabilidad. Los cronistas de la época refieren que tan excelentes señores estaban, como es natural, preocupadísimos, y que durante la reunión no cesaron de dirigirse recíprocas excitaciones para ver si hallaban algún pretexto de queja contra sí mismos. Con franqueza, don Fulano- -decía uno- reúna sus recuerdos y explíquese en qué he podido yo faltar Don Fulano movía lentamente la cabeza: En nada, en nada... Y yo, ¿he faltado yo a alguien? No, no protestaban los otros. Pero, en fin, ¿les parece a ustedes que se nos debe residenciar políticamente? ¡Jamás! ¡Qué disparate! El presidente interrogó: ¿Estamos todos de acuerdo? Si hay alguno que crea ser desterrado a Fernando Poo, no vacile en proclamarlo Nadie lo proclamó. Entonces decidieron por unanimidad que todos eran intachables favorecedores del país y que, aunque ocurrieran veinte Annuales, continuarían sacrificándose en el noble ejercicio de la política. L