Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional VIERNES 2 9 2005 ABC Beslán rinde homenaje a las víctimas en el primer aniversario de la matanza Los familiares de los muertos en la escuela piden asilo político en cualquier país civilizado b El Comité de Madres de Beslán exige a Putin que detalle sus órdenes durante el secuestro y que declare en el juicio de Nurpashí Kuláyev, el único terrorista vivo RAFAEL M. MAÑUECO ENVIADO ESPECIAL BESLÁN (OSETIA DEL NORTE) La pequeña localidad de Beslán, escenario de la toma de rehenes más cruenta en la historia, rememoró ayer con intensa emoción y de forma multitudinaria aquella terrible tragedia. El primero de septiembre del año pasado, un comando checheno integrado por treinta hombres y dos mujeres irrumpió en la Escuela número Uno de la ciudad y secuestró a más de 1.200 personas, entre alumnos, padres y profesores, que celebraban la apertura del curso escolar. El rechazo del Kremlin a negociar, la crueldad de los terroristas y la dificultad para controlar a tantas criaturas exhaustas por la sed, el hambre y el asfixiante calor de aquel miércoles acabaron, dos días después, en un baño de sangre. Tras la explosión, al parecer fortuita, de una de las bombas colocadas por los secuestradores, se desencadenó un caótico asalto pese a que en el recinto estaban todavía la mayoría de los rehenes. Un tercio de ellos perecieron- -331, incluidos 186 menores- -y más de 700 resultaron heridos. Sólo doscientas personas salieron ilesas. Miles de beslaneses se congregaron ayer en torno a las ruinas de lo que fue el gimnasio de la escuela, el epicentro de la masacre. Lo hicieron pasadas las nueve, la misma hora en la que, hace un año, la apertura del curso fue bruscamente interrumpida por las ráfagas que los terroristas chechenos dispararon al aire para anunciar que todos los presentes estaban secuestrados. Tras un acto religioso y en medio de fuertes medidas de seguridad, se hicieron ofrendas de flores, velas encendidas, peluches y botellas de agua- -de haberlas tenido entonces, los niños no hubieran bebido su propia orina. Un minuto de silencio en toda Rusia Mientras tanto, en la vecina región de Krasnodar, el presidente Vladímir Putin asistía a la apertura del curso en la Universidad Agraria pidiendo un minuto de silencio en todos los colegios del país. Tal vez hubiese preferido estar en Beslán, pero sus habitantes advirtieron de que no desean ver a ningún alto dirigente en los tres días de luto que culminan mañana. Ha pasado un año y la investigación abierta sobre la matanza parece no acabar jamás. Susana Dudíyeva, presidenta del Comité de Madres de Beslán, está convencida de que tanta dilación se debe a que las autoridades no saben qué hacer para ocultar lo que pasó, intentando ofrecer una versión de los hechos que les exculpe. Es indispensable saber la verdad para evitar que se repi- Una niña besaba ayer en Beslán la foto de uno de sus familiares muertos tan tragedias similares, pero parece que al poder no le interesa dice Dudíyeva. Ella y otras tres madres serán recibidas hoy en el Kremlin por el primer mandatario ruso, por primera vez desde la tragedia. Al encuentro habían sido invitadas una veintena de mujeres, pero la mayoría no acudirán. La reunión se presenta difícil para Putin. Ayer, familiares de las víctimas, pertenecientes al Comité de Madres, dieron a conocer un comunicado pidiendo que se les conceda asilo políti- AP co en cualquier país civilizado en el que se respeten los derechos humanos. Exigen también a Putin que explique qué órdenes dio durante el secuestro y que acuda a declarar ante el tribunal que juzga a Nurpashí Kuláyev, el único terrorista atrapado vivo. La Fiscalía rusa reconoce que en la liberación de la escuela se emplearon blindados y lanzallamas aunque sostiene que, en ese momento, los rehenes habían sido ya liberados o estaban muertos. Nadie en Beslán se lo cree. AMARGAS LECCIONES ALEXANDER I. KUZNETSOV. Embajador de la Federación de Rusia en España H a transcurrido un año desde aquellos dramáticos días (del 1 al 3 de septiembre de 2004) cuando un comando terrorista checheno perpetró una masacre que costó la vida a más de 300 personas, en su mayoría niños. Las heridas- -físicas, emocionales y también políticas- -de la tragedia de Beslán están todavía muy lejos de cicatrizar. Continúa aún el juicio contra el único terrorista que fue apresado con vida durante el enfrentamiento de las fuerzas del orden público con los bandidos. Tampoco han finalizado las investigaciones parlamentaria y policial. El drama de Beslán nos ha deparado varias lecciones muy amargas, de las que tenemos que aprender todos. En primer lugar, han fracasado terminantemente los intentos de presentar a los terroristas como rebeldes o luchadores por la independencia de Cheche- nia Con el extremismo no debe haber ni equivocaciones, ni dobles criterios. No existen terroristas buenos y malos Un individuo que hace estallar bombas, dando muerte a niños, mujeres y ancianos no merece otro calificativo, sino terrorista a secas. Otra lección: el terrorismo no tiene fronteras. Su geografía viene ampliándose y el terror va dirigido contra la población civil más vulnerable e inofensiva. Lo hemos visto no sólo en Beslán, sino también en Nueva York, Bali, Casablanca, Madrid, Sharm elSheij y Londres. Tanto en Beslán como en Madrid los terroristas buscaban causar el mayor número posible de víctimas. Sin detenerse ante ningún precepto moral o religioso. De esta brutal manera querían sembrar pánico y odio, atizar recelos confesionales. Han demostrado su total desdén por los valores del Islam, tal como nosotros, los rusos, lo conocemos y respetamos desde hace siglos. De nuevo ha quedado patente que no se puede identificar a los terroristas con esta religión. También es verdad que el mundo islámico debe alzar su voz de condena contra aquellos que se escudan en el Islam para justificar sus atrocidades. Solo así juntos podremos hacer fracasar los intentos de los que buscan provocar el choque de civilizaciones Rusia se ha dado cuenta de que para evitar nuevos ataques terroristas se debe antes de nada conseguir la total normalización de la situación en la República de Chechenia. Últimamente, pe- El terrorismo no tiene fronteras. Su geografía viene ampliándose y el terror va dirigido contra la población civil más vulnerable e inofensiva se a todas las dificultades, aquí se han registrado notables progresos, especialmente en el ámbito político, institucional, económico y educativo. De acuerdo con el decreto promulgado por el presidente Putin, el 27 de noviembre se celebrarán en Chechenia las elecciones parlamentarias. Serán una etapa importante en el proceso político en la República, indespensable para el establecimiento de la paz y el imperio de la ley. Hay indicios de una recuperación económica sostenible de Chechenia: crece el número de empresas puestas en funcionamiento. Se han registrado notables avances en la esfera educativa: en la Universidad Estatal de Grozni, por ejemplo, estudian actualmente 13.000 alumnos. Hoy en día, rindiendo homenaje a las víctimas de Beslán, debemos ser conscientes de que el mejor tributo a ellas serán las muestras de solidaridad y firmeza en defenza de los valores del mundo civilizado. No permitamos a los terroristas encontrar brechas en la coalición mundial contra este mal del siglo XXI.