Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional VIERNES 2 9 2005 ABC La UE quiere prohibir la entrada a los inmigrantes expulsados b Bruselas asegura que de las 650.000 órdenes de repatriación de irregulares abiertas en 2004 en países comunitarios sólo se llevó a cabo un tercio ABC MADRID. La Comisión Europea presentó ayer una propuesta de directiva sobre inmigración que prevé, por primera vez, la prohibición de la readmisión en todo el territorio comunitario de los inmigrantes ilegales que hayan sido expulsados de cualquier país de la UE. Esta iniciativa, que fija reglas comunes para la repatriación de los sin papeles establece que la prohibición de volver a entrar una vez expulsados no podrá en principio superar los 5 años, salvo cuando la persona sea considerada una amenaza grave al orden público o la seguridad nacional por ejemplo en el caso de presuntos terroristas Las personas que se encuentran en forma ilegal en la UE deben regresar a sus países declaró el comisario a cargo del tema, Franco Frattini. Según Frattini el problema radica en que en las 650.000 órdenes de repatriación abiertas en 2004, sólo se ejecutaron un tercio 48.000 de manera colectiva y 164.000 por la fuerza. La propuesta de la Comisión establece además un procedimiento de repatriación en dos etapas: una decisión de retorno aplicable a todos los nacionales de terceros países que se encuentren en situación irregular, y una orden de expulsión, para quienes no regresen a su país de origen de forma voluntaria tras recibir la primera advertencia. El comisario enfatizó que las medidas previstas para la expulsión respetarán plenamente la legislación internacional sobre refugiados y en particular la Convención europea de Derechos Humanos, que garantiza que nadie será obligado a regresar a aquellos países donde exista riesgo de sufrir torturas, malos tratos o pena de muerte. Los accidentes de tráfico siguen siendo una de las mayores lacras en España EFE Los muertos en carretera descienden un 8 por ciento en julio y agosto respecto a 2004 657 personas han perdido la vida en los dos meses, frente a las 709 del año anterior b Un informe revela que 1.400 personas mueren cada verano en accidentes de circulación en España, principalmente por el cansancio, la distracción y la velocidad ISABEL G. ESLAVA MADRID. A falta del balance oficial de muertos en carretera de julio y agosto, que dará a conocer hoy la Dirección General de Tráfico, un total de 657 personas han perdido la vida en los 558 accidentes mortales de tráfico registrados en estos dos meses, alrededor de un ocho por ciento menos. Julio fue, un año más, el mes con más muertos en total, 343 en 294 accidentes mortales, lo que supone un leve descenso respecto a 2004, cuando murieron 355 personas en 299 siniestros. En agosto el descenso ha sido mayor, con 314 víctimas mortales en 264 accidentes frente a las 354 en 304 siniestros en el mismo mes del pasado año. Pese a la disminución de muertos registrado en los últimos años, estas cifras alertan, una vez más, de uno de los principales problemas de todos los veranos: la elevada mortalidad en las carreteras. Algunos datos llegan a ser escalofriantes. Cada verano las carreteras españolas arrojan una media de 1.400 muertos en accidentes de tráfico, según se desprende de un informe elaborado por Línea Directa Aseguradora en colaboración con INTRAS (Instituto de Tráfico y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia) En el estudio, ambos organismos han analizado en una primera parte todos los accidentes con víctimas, más de 500.000, ocurridos en España durante cinco años (1999- 2003) En la segunda fase se han centrado en los siniestros de la época estival de esos años. El 27 por ciento de los accidentes con Malestar en las ONG Sin embargo, este borrador ha generado preocupación entre las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) De hecho, una coalición formada por 13 ONG, incluidas Cáritas Europa, Amnistía Internacional y la Iglesia Evangélica española, mostraron ayer su desacuerdo con esta iniciativa en un comunicado conjunto. En el texto, los representantes de las ONG denuncian que la propuesta europea se basa en una lógica represiva en lugar de elaborar principios centrados en los derechos humanos de los que afrontan las detenciones o la expulsión víctimas del periodo analizado tuvo lugar en los meses de verano, más de 132.000, lo que representa el porcentaje más alto de todas las estaciones, en concreto 16.000 más que en invierno. Pero no sólo aumentan los siniestros, sino fundamentalmente la gravedad de los mismos. Mientras que julio es el mes que tradicionalmente más accidentes registra en todo el año, casi 9.000, agosto es el que sufre los más graves, puesto que, proporcionalmente, el porcentaje de víctimas mortales es el más elevado de los doce meses, un total de 423 siniestros con muertos. El estudio refleja que cada mes de verano se producen 461 víctimas de tráfico, lo que supone un 19 por ciento más que en la temporada invernal. La cifra de fallecidos se dispara entre el 21 de junio y el 21 de septiembre, con una media de 15 muertos por día (un 27 más que en invierno) Entre ellos, también aumenta significativamente el porcentaje de pasajeros que pierden la vida respecto al resto del año, ya que un 31 por ciento de las víctimas en verano son ocupantes, un total de 435 personas, mientras que el promedio anual se sitúa en un 27 por ciento. Los más de 500.000 siniestros analizados reflejan que el incremento en la época estival se debe, fundamental- mente, a la combinación de varios factores, como el cansancio, la distracción, el estado del vehículo o la avería mecánica, resultado todos ellos de varias horas de conducción continuada en trayectos de largo recorrido. El exceso de velocidad como causa de accidente destaca en el periodo estival. La relación entre la velocidad excesiva y la distracción hace que el tipo de siniestro más frecuente y de mayor gravedad en los meses de verano sea la salida de la vía. En general, los accidentes en verano suelen implicar a un único vehículo, por salida de la vía, mientras que en otoño se incrementan las colisiones múltiples. Además, durante estos meses disminuyen de forma significativa los atropellos, puesto que la mayor parte de los desplazamientos son en carretera. En los siniestros ocurridos en verano se ven implicados, por lo general, todo tipo de vehículos. Así, aumentan los sucesos con ciclistas, ciclomotores y motocicletas, en los que la gravedad también es mayor que en el resto del año. En especial, destaca la mortandad en los accidentes en autobús, que pasan de uno a tres fallecidos de cada cien vehículos siniestrados. Mortalidad infantil La temporada estival resulta especialmente peligrosa para dos grupos de riesgo, los niños y los jóvenes, que reciben la peor parte en los accidente automovilísticos. El 45 por ciento de las muertes en carretera de niños entre 0 y 13 años se produce en estos meses, además de un incremento significativo del porcentaje de niños heridos graves, y de víctimas de 14 a 17 años, debido a la mayor presencia como ocupantes del vehículo, su mayor vulnerabilidad, y a la no utilización de los sistemas de protección adecuados a cada edad. El 45 por ciento de las muertes de niños en accidente de tráfico se produce en esta época Cada mes de verano hay 461 víctimas de tráfico, un 19 por ciento más que en invierno