Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 2 9 2005 11 El PSC asume que el informe del Consultivo puede influir mientras ERC mantiene su rechazo junto con CiU 657 muertos, 52 menos que el pasado año, balance provisional de los accidentes entre julio y agosto Zapatero llama a las autonomías a relegar los intereses partidistas Sevilla pide a Rajoy que sea consecuente con la oferta de pactos que está haciendo b El Ejecutivo destaca que las comunidades que rechacen su propuesta podrán beneficiarse también de los fondos adicionales y que no obliga a nadie G. LÓPEZ ALBA G. DÍAZ RUBÍN MADRID GIJÓN. El Gobierno hizo ayer un llamamiento a las comunidades autónomas para que no antepongan los intereses partidistas a los de los ciudadanos, ante la posibilidad de que haya una consigna de la dirección nacional del PP a los gobiernos autonómicos de su color para que rechacen la propuesta sobre financiación de la sanidad, que se someterá el día 7 al Consejo de Política Fiscal y Financiera y el día 10 a la Conferencia de Presidentes. Así lo pidieron el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, en la presentación de la propuesta del Ejecutivo, y el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la visita que ayer realizó a Asturias. Zapatero dijo que confía en que nadie tenga la tentación de incorporar elementos de índole partidaria en este debate, y Sevilla fue más concreto aún en la apelación. Espero que Rajoy sea consecuente con la oferta de pactos que está haciendo dijo el ministro, quien aseguró que tiene constancia de que las comunidades gobernadas por el PP también piden buscar soluciones a la financiación de la sanidad. El Gobierno no estaba obligado Zapatero señaló ayer que el Gobierno no estaba obligado a abordar este asunto porque la competencia sobre sanidad está transferida a las Comunidades autónomas, pero justificó su decisión de proponer un compromiso al respecto en que España tiene una buena sanidad, pero quiero que tenga la mejor Sevilla abundó en esta consideración, aunque reconoció que el Gobierno también tiene la obligación constitucional de garantizar la igualdad en la prestación de servicios públicos básicos como el sanitario. No es posible- -dijo- -buscar una solución sólo desde las Comunidades autónomas y no sería justo hacerlo sólo desde el Gobierno de España. Nosotros no vamos a abdicar de nuestra responsabilidad constitucional. Tenemos que hacerlo de forma conjunta EFE za, cuyo tipo pasará de 754,77 euros por cada cien litros de alcohol puro a 830,25 euros. Según los cálculos del sector, este incremento se traducirá en una subida de unos 20 céntimos por botella de whisky, ginebra, ron y, en general, bebidas espirituosas con un grado de alcohol del 40 El impuesto sobre alcoholes y cervezas es de titularidad estatal y por tanto sólo el Gobierno central tiene potestad para subirlo o bajarlo, pero el 40 de la recaudación está cedida a las comunidades. Por tanto, según los cálculos de Hacienda, la subida prevista aportará a las comunidades unos ingresos extra de 25,4 millones de euros. También subirán los impuestos al tabaco, cuyo tipo pasará de 3,99 euros por cada mil cigarrillos a 4,20 euros. Traducido al precio final de un paquete de tabaco, el incremento será del 5 El 40 de la recaudación prevista por esta subida será para las comunidades, unos 101,8 millones de euros. Hasta 4,8 céntimos Según explicó Solbes, los gobiernos regionales podrán cobrar hasta 4,8 céntimos de euro por litro de combustible. El sistema de financiación actual permite ya a las comunidades cobrar hasta 2,4 céntimos por litro, pero sólo cuatro autonomías (Madrid, Cataluña, Asturias y Galicia) han hecho uso de esta potestad. Esta es la medida que puede aportar mayores ingresos a las comunidades. Economía calcula que si todas las autonomías cobraran 2,4 céntimos por litro de combustible podrían obtener unos recursos adicionales a los actuales de 696,9 millones de euros. Sin embargo, Solbes reconoció que un momento como el actual de fuerte subida del precio de los combustibles no es el óptimo para subir los impuestos a gasolinas y gasóleos Las comunidades también podrán subir el impuesto sobre la electricidad, ahora fijado en un 4,864 hasta el 6,864 lo que se traduciría en un incremento del 2 en el recibo de la luz, que proporcionaría unos ingresos extra de 321,4 millones. Equilibrada y sostenible Ambos defendieron la mejora de financiación que, a su juicio, supondrá su propuesta, que Sevilla calificó de buena, justa, equilibrada y sostenible El presidente del Gobierno defendió que, con las medidas que se proponen, las comunidades autónomas dispondrán de más recursos de los que disponen hoy, que son los pactados en 2001 con el Gobierno del PP El ministro de Administraciones Públicas destacó que no se trata de una propuesta cerrada ni obligatoria. El Gobierno mejora los instrumentos a disposición de las comuni- En 2001, el PSOE, en la oposición, rechazó el céntimo sanitario por considerarlo un impuesto trampa Zapatero tachó la medida del Gobierno del PP de injusta Chaves la calificó de desvergüenza La propuesta permite, si se tiene voluntad política de hacerlo, resolver los problemas de financiación dades autónomas para que ellas tomen sus propias decisiones dijo Sevilla, quien subrayó que, a diferencia de lo que ocurrió cuando el Gobierno del PP condicionó el traspaso de la sanidad a la aceptación del modelo de financiación, las comunidades que se opongan podrán, no obstante, beneficiarse de los recursos adicionales que aportará directamente el Gobierno. Sevilla afirmó que su fórmula está muy trabajada, reparte bien los instrumentos y permite, si se tiene voluntad política de hacerlo, resolver los problemas de insuficiencia financiera para que el Sistema Nacional de Salud sea mejor de lo que es Podemos sentirnos orgullosos de esta propuesta proclamó. En cuanto al rechazo que el Partido Popular ha adelantado al mecanismo de subir impuestos, la ministra de Sanidad, Elena Salgado, apuntó que diversas encuestas coinciden en que es uno de los pocos casos en que los ciudadanos estarían dispuestos a aportar más recursos para mejorar el servicio que reciben, aunque la mayoría se declara satisfecha con el actual.