Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión VIERNES 2 9 2005 ABC AD LIBITUM TRIBUNA ABIERTA CARLOS MALAMUD INVESTIGADOR PRINCIPAL PARA AMÉRICA LATINA DEL REAL INSTITUTO ELCANO DESPROPÓSITOS Y SINRAZONES L mal ejemplo de TVE, la televisión nacional que se desvanece, ha marcado el estilo y el despropósito de las televisiones públicas que operan, o se disponen a hacerlo, en la mayoría de las Autonomías en las que, literalmente, se fragmenta el Estado. A la TVE de sus primeros tiempos le salió una segunda cadena por razones tecnológicas, casi bizantinas, de los años sesenta- -VHF frente a UHF- -y, ya puestos, en las autonómicas que vinieron después, empezando por la catalana, brotaron segundos y terceros canales con la irresponsabilidad propia de quien está acostumbrado al despilfarro del dinero de todos y, además, lo emplea al servicio de su propio esplendor. M. MARTÍN Esa patología, que curFERRAND sa sin grandes diferencias entre los distintos partidos políticos, ha tomado carta de naturaleza y, en consecuencia, la mayoría de los españoles entiende como normal que el rosario de las televisiones públicas que aquí operan- -TVE, las autonómicas y las municipales que van fraguando- además del escándalo liberal de su propia existencia, alcancen un déficit conjunto anual superior a los dos mil millones de euros. ¿Para qué? Eso hay que contemplarlo en los telediarios al servicio del poder turnante y, peor aún, cuando se utilizan como herramienta de diferenciación contra los intereses generales del Estado y a favor de la fiebre nacionalista propia de cada lugar. Ahora, en Madrid, se ha producido un caso singular que marca el límite de la sinrazón televisual española. El canal autonómico, Telemadrid, aspiraba a una segunda frecuencia analógica con la que cubrir su territorio y, con diligencia propia de las malas acciones, el ministro del ramo, José Montilla, le ha denegado la autorización pertinente. Sería muy aburrido recorrer las peripecias administrativas de la, por el momento, frustrada iniciativa de Esperanza Aguirre a la que, en lo que se lleva, no le faltan razones de superior rango a las que esgrime el nacionalsocialista, o socialnacionalista, ministro Montilla; pero, ¿por ahí van las líneas del futuro que, para España, pretende el PP? Aguirre, que tanto ha predicado por estos pagos la teoría liberal, no se conforma con una televisión pública madrileña y quiere dos. ¿Por qué no tres? ¿Es una función atribuible al Estado, especialmente en sus administraciones autonómicas, emitir seriales, concursos y cuantas piezas integran eso que dicen una parrilla programática El ejemplo que aquí necesitamos, es el cierre a cal y canto, sin que se escape un solo euro más, de todas las televisiones públicas regionales y, sólo por razones de concordancia europea, mantener una TVE muy distinta de la que se perpetra. Es tan descarado el uso propagandístico que, unos y otros, hacen de las máquinas audiovisuales que les han tocado en la tómbola del presupuesto que cerrarlas todas sería, además de un ahorro conveniente, una medida de higiene mental. E COLOMBIA EN SU LABERINTO El autor asegura que si queremos ver entre rejas a todos los terroristas de derechos humanos ¡cuántos crímenes han cometido las AUC, el ELN y las FARC! hay que respaldar la salida policial y militar que lo permita... ¿Estamos dispuestos a ello? E suele afirmar que Colombia es uno de los lugares donde mejor español se habla. No quisiera profundizar ahora en cuestiones filológicas, sino sólo constatar que pese a su amor por la tradición, los colombianos también innovan en materia lingüística. En estos días, prediálogo se ha convertido en una palabra de moda en Bogotá. Muchos lectores, desconocedores de los recovecos de la política colombiana, se preguntarán por el significado de esta palabreja, no incluida en ningún diccionario de uso del español. La cuestión es la siguiente: como el diálogo entre el gobierno y las organizaciones terroristas (o guerrilleras si no se quiere herir su susceptibilidad) está estancado, y las gestiones facilitadoras de una negociación con el ELN (Ejército de Liberación Nacional) han fracasado sistemáticamente- -algunos dicen que por presiones del gobierno de Álvaro Uribe- la Conferencia Episcopal Colombiana ha propuesto, con la conformidad del gobierno, lanzar un prediálogo, que permita crear las condiciones para un diálogo posterior (o para adelantar conversaciones, que dirían los colombianos) La duda ante esta oferta es la de su viabilidad. ¿Aceptarán el ELN o las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) negociar con un gobierno al que odian por su postura en imponer el legítimo monopolio estatal de las armas en todo el territorio nacional? La situación es muy compleja, especialmente en un S año preelectoral y cuando todavía está pendiente el fallo de la Corte Suprema sobre la constitucionalidad, o no, de la reelección, lo que permitiría a Uribe, en caso de ganar las elecciones, gobernar otros cuatro años. Uno de los principales objetivos de los dirigentes de las FARC, Manuel Marulanda (conocido como Tirofijo) Raúl Reyes o el Mono Jojoy, entre otros, es impedir con los numerosos medios a su alcance la reelección de Uribe, su principal enemigo. Y sentarse a negociar en estos momentos con el gobierno sería darle un balón de oxígeno, salvo que éste reconozca todas sus exigencias, la mayor parte de las cuales son incumplibles. La opción del canje humanitario (rechazada durante mucho tiempo por Uribe) también está en juego, pero de momento los obstáculos que impiden la liberación de los más de 60 rehenes de las FARC que se pudren en la selva son importantes. La situación del ELN es algo distinta. Pese a las constantes deserciones de cuadros y combatientes elenos que se pasan a las FARC o a los paramilitares, la posibilidad de que se sienten a negociar es todavía remota. Todo esto ocurre mientras continúa el proceso de desmilitarización de los paramilitares, las execrables Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) que cada vez tienen menos de unidas, como demuestran los ajustes de cuentas entre ellos y la lucha por un poder cada vez más mafioso. Hasta la fecha se han desmovilizado más de -Tú siempre haciéndonos quedar en ridículo entre nuestros amigos.