Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 Deportes JUEVES 1 9 2005 ABC Reacciones Daniel Alves Jugador del Sevilla Aunque escucho que alguna gente le llama pesetero, no estoy nada de acuerdo. Puede jugar en cualquier equipo del mundo por calidad y experiencia, aunque sea joven Edmilson Jugador del Barcelona Si está en la selección española es porque se trata de un futbolista que tiene mucha calidad Albert Luque Jugador del Newcastle Sergio Ramos es un jugador de talla que le vendrá muy bien al Real Madrid para reforzar su defensa. Está muy ilusionado y no defraudará ni al cuerpo técnico ni a los aficionados Sergio Ramos y Míchel Salgado, ayer, durante el entrenamiento con la selección VÍCTOR INCHAUSTI Sergio Ramos, que se encuentra concentrado en Las Rozas con la selección española preparando los partidos contra Canadá y Serbia, vivió una ajetreada jornada pendiente del teléfono móvil. La confirmación de su fichaje por el Real Madrid no llegó hasta bien entrada la noche Woodgate jugó ochenta minutos sin molestias J. A. MADRID. Prosigue el plan gradual de acondicionamiento para Jonathan Woodgate. Primero fueron cuarenta y cinco minutos contra el Juvenil C; luego cincuenta, frente al Juvenil A; cinco minutos en el Trofeo Santiago Bernabéu; convocado para viajar a Cádiz (se quedó en la grada) Ayer subió el nivel de exigencia. El inglés disputó ochenta minutos frente al Leganés, un equipo que ahora milita en Segunda B, con absoluta normalidad y sin resentirse de la lesión en la pierna izquierda. El Real Madrid jugó con un equipo sin internacionales y reforzado por jugadores del filial ante la imposibilidad de Luxemburgo para completar un once titular. Un día en blanco TEXTO: JULIÁN ÁVILA FOTO: VICTOR INCHAUSTI MADRID. Sergio Ramos se levantó algo inquieto en la concentración de la selección española. Se acostó con la promesa del Madrid para vestir su camiseta esta temporada, pero el presidente del Sevilla, José María del Nido, utilizaba un lenguaje ambiguo y no daba su brazo a torcer para facilitar la salida del canterano por menos de 30 millones de euros, el importe de la cláusula de rescisión. El desasosiego era lógico porque Sergio y su familia se jugaban un buen puñado de millones de euros. Lejos de casa, encerrado en la habitación de un hotel y bajo la mirada de Luis Aragonés. Un escenario poco apropiado para sobrellevar sin sobresaltos una tensa negociación. A veinte kilómetros de allí, en el centro de la capital, su hermano René Ramos y el asesor de la familia, Pedro Bravo, ultimaban los detalles del contrato con el club blanco. El entrenamiento matutino engulló momentáneamente sus azarosos pensamientos. Trabajó a buen ritmo a los toques de silbato del seleccionador y tuvo como compañero de fatigas a Míchel Salgado porque el ejercicio se hacía por parejas y por posición natural en el campo, aunque en el Madrid es probable que juegue de central. Casualidades del destino. No sé nada todavía. Hay que esperar comentó a ABC después de finalizar el entrenamiento, a eso de las doce y media de la mañana. Amablemente se despidió para seguir el partido amistoso que estaban disputando en un campo anexo el Real Madrid, con Woodgate, y el Leganés. Después, camino del vestuario se detuvo para firmar un puñado de autógrafos a los seguidores que se acercaron hasta Las Rozas. ¡Sergio, vente al Madrid! le susurraron varios aficionados madridistas, solicitud correspondida con una sonrisa de oreja a oreja. Su traspaso fue el monotema durante la comida en la residencia. Los internacionales le gastaron alguna broma hasta que se retiró a la habitación para descansar. No pudo. Enganchado al teléfono móvil seguía el desarrollo de los acontecimientos al minuto. Cerrado el acuerdo con el Madrid, René y Pedro Bravo se desplazaron hasta Sevilla para firmar el finiquito con Del Nido. El presidente dijo a sus colaboradores que no le molestasen durante dos horas. La orden se quedó corta porque el conjunto sevillista no encontraba los recambios. La idea del Del Nido era justificar la marcha de Ramos porque la oferta era irrechazable y en contrapartida reforzar al Sevilla con varios jugadores. Fue difícil cuadrar la ecuación y el desenlace no llegó hasta bien entrada la noche y rozando el plazo de cierre del mercado, pero Ramos se acostó siendo jugador del Madrid. Portillo, cedido al Brujas Con cuatro centrales y Alvaro Mejía e Iván Helguera obligados a adelantar su posición al centro del campo, el Real Madrid formó con Diego López en portería, línea defensiva de cuatro con Diogo y Raúl Bravo en los laterales y Pavón con Woodgate en el centro. Doble pivote con Mejía y Helguera y los canteranos Palencia, Jotha, Óscar y Barral en labores ofensivas. El resultado fue el esperado y a medida que pasan los días se siente muy cómodo y con más confianza. Por otra parte, Javier Portillo ha sido cedido al Brujas, un equipo que disputa la Liga de Campeones, por lo que resta de temporada y cobrará más de un millón de euros. El delantero no podrá jugar contra el Madrid en el hipotético caso de que el conjunto belga se cruce con el madridista. Luis Aragonés ensayó con el once suplente para jugar ante Canadá MADRID. El seleccionador nacional afrontará el partido del sábado ante Canadá como un ensayo para aquellos jugadores que no cuentan con minutos cada vez que son convocados. De este modo, el once titular estaría más descansado para jugar el miércoles el decisivo encuentro frente a Serbia Montenegro en el Vicente Calderón. Si tomamos como referencia el entrenamiento vespertino de ayer, la selección que saltará al césped de El Sardinero estará plagada de teóricos suplentes. Aragonés dedicó la sesión a trabajar con Reina, en la portería; Sergio Ramos, Pablo, Juanito, Antonio López, en la defensa; Luis García, Orbaiz, De la Peña y Luque, en el centro del campo; y Tamudo y Fernando Torres, en la delantera. Después hubo partidillo y ganaron los teóricos suplentes a los titulares del miércoles con un espectacular gol de Iván de la Peña a Iker Casillas desde unos cincuenta metros.