Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 JUEVES 1 9 2005 ABC Economía El uso de las reservas estratégicas de EE. UU. apenas logra estabilizar el precio del petróleo El 91,4 de la producción del Golfo de México está detenida mientras han desaparecido 20 plataformas b Los mercados del crudo registraron gran volatilidad y el Brent cerró a 67,02 dólares, 55 centavos menos que el martes. El Texas bajó 87 centavos hasta 68,94 dólares PEDRO RODRÍGUEZ, CORRESPONSAL JOSÉ M. CAMARERO WASHINGTON MADRID. El presidente Bush- -con un índice de aprobación popular por los suelos en parte por las subidas acumuladas durante este verano en el precio de la gasolina- -autorizó ayer abrir las espitas de la reserva estratégica de petróleo para mitigar en lo posible la paralización de las refinerías y pozos situadas al paso del huracán Katrina por la costa sur de Estados Unidos, cuyo paso ha sido desvastador. Según indicó la Guardia Costera norteamericana, al menos 20 plataformas petroleras están desaparecidas en el Golfo de México y se ha localizado un gasoducto destruido que está ardiendo. De momento, el 91,4 de la producción de esta zona sigue detenida en las casi 500 plataformas y los 79 pozos del Golfo. Efectos que se han materializado de forma inmediata con apreciables subidas en los surtidores de todo el país y el temor a problemas temporales de suministro. Para contener estos movimientos especulativos y miedos, la Administración Bush ha insistido en su capacidad para colocar en el mercado interior cinco millones de barriles de crudo diarios, tres veces del suministro interrumpido por Katrina Mientras la costa del golfo de México representa un 30 de la producción nacional de petróleo de Estados Unidos, la reserva estratégica de petróleo mantiene un volumen de 700 millones de barriles de crudo, equivalente a unos dos meses de importaciones. En la costa de Alabama encalló una de las numerosas plataformas petroleras destrozadas por el huracán octubre empezó la sesión bajando hasta los 65,99 dólares. A mediodía, empezó a subir de nuevo y llegó a 67,22 dólares, para luego volver a caer a 65,70. Al final cerró en 67,02 dólares. Por su parte, el precio del West Texas, de referencia en EE. UU. cayó 87 centavos hasta situar el barril en 68,94 dólares. La diligencia demostrada esta vez por la Administración Bush ha sido recibida con cierto escepticismo por analistas del sector petrolero, quienes han predicho un limitado impacto de esta decisión frente al cuello de botella existente en la capacidad de refino. Ocho grandes refinerías en Luisiana y Mississippi llevan cerradas desde el fin de semana, con una significativa merma en la producción de múltiples tipos de combustible. El flujo de al menos cuatro conducciones de productos refinados entre Nueva Orleáns y Baton Rouge también se encuentran interrumpido, al igual que las actividades en el Offshore Oil Port de Luisiana, la terminal de crudo flotante por la que pasa un millón de barriles diarios. Esta situación- -complicada por la AFP falta de suministro eléctrico para poner en marcha todas estas instalaciones estratégicas y que en el mejor de los casos se puede prolongar durante un plazo de dos semanas- -se ha dejado notar ayer mismo en las gasolineras de Estados Unidos, con precios que se aproximan rápidamente a los 3 dólares por galón del tipo regular (unos 2,5 euros por 3,78 litros) Coste que aunque sea más bajo que en otros países europeos resulta especialmente doloroso para los consumidores del gigante americano. Impacto poco relevante en España Oculto en cavernas de sal Estos depósitos de emergencia, creados en gigantescas cavernas de sal en la costa de Luisiana y Texas durante los años 70 como respuesta al embargo árabe de petróleo, ya fueron utilizados por la Administración Bush en septiembre de 2004 para hacer frente a los efectos del huracán Iván que también logró bloquear gran parte de la producción petrolífera en el golfo de México. En aquella ocasión, la Casa Blanca tardó once días en recurrir a la reserva estratégica de petróleo, periodo durante el que el precio del crudo se disparó más de un 10 A pesar de la utilización de la reserva estratégica, los mercados del petróleo registraron ayer una gran volatilidad. El barril de Brent para entrega en La economía norteamericana se desacelera al crecer el PIB un 3,3 en el segundo trimestre ABC WASHINGTON. El Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos creció durante el segundo trimestre del año el 3,3 una décima menos que el cálculo preliminar, según informó ayer el Departamento de Comercio. Entre enero y marzo, la economía de EE. UU. se había incrementado a un ritmo del 3,8 El crecimiento del PIB estadounidense en el primer semestre del año ha sido del 3,6 según el Gobierno. La corrección del dato del segundo trimestre se debió, principalmente, a un aumento en las cifras de importaciones y a una disminución del gasto de los consumidores, sector que equivale a casi el 70 del PIB estadounidense. La inflación- -excluidos los precios de energía y alimentos, que son los más volátiles- -fue de un 1,6 durante el segundo trimestre, dos décimas menos que en el cálculo preliminar. Entre abril y junio, las ganancias de las corporaciones subieron un 6,1 y alcanzaron la cifra anual de 1,37 billones de dólares. En un año, las ganancias de las empresas antes de impuestos han subido un 17,7 Por su parte, el Ejecutivo español prefiere no darle mayor importancia al hecho de que el petróleo se haya situado en estas cotas. Para el secretario de Estado de Economía, David Vegara, estos precios no han tenido un impacto relevante en nuestra economía, ni lo tendrá en los próximos meses Además, Vegara confirmó que el Gobierno no prepara ninguna medida para compensar a los consumidores por esta subida del precio del petróleo. La UE no nos permitiría quitar la imposición sobre el gasóleo afirmó Vegara, a la vez que recordó que no se pueden aplicar medidas como la de Bélgica- -el Ejecutivo belga compensará con 75 euros a cada familia- porque no ha habido un aumento relevante de la recaudación presupuestaria por el aumento del precio del crudo. Más pérdidas para las aerolíneas Empujado por una robusta demanda en economías en desarrollo como la de