Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Cultura JUEVES 1 9 2005 ABC CLÁSICA Quincena Donostiarra Britten: War Requiem Int. N. Gustafson, A. Prunell Friend, T. Mohr. Soc. Coral de Bilbao. Coro del Conservatorio de la Soc. Coral de Bilbao. Orq. Sinf. de Bilbao. Dir. J. Mena. Kursaal, San Sebastián. 30- Soler Leal y Balaguer protagonizan una obra sobre conflictos y afectos familiares Firmada por Carles Alberola, se estrenará mañana en el teatro Bellas Artes que la aleja del melodrama, Al menos no es Navidad aborda la soledad de dos mujeres que se sienten abandonadas en una residencia ISABEL REPISO MADRID. Esta obra nace de una profunda rabia que sentí al comprobar cómo mucha gente queda alejada de su relación con la familia y de cómo los hijos podemos llegar a eludir el compromiso que nos une a nuestros padres Así de reivindicativo se mostró el autor y director de escena Carles Alberola sobre las aspiraciones de Al menos no es Navidad obra en clave de humor que se estrena mañana en el teatro Bellas Artes. Con ella, vuelven a las tablas Amparo Soler Leal y Asunción Balaguer, quienes confiesan que, a pesar de que sus respectivos personajes son muy diferentes, ambos comparten un gran sentido de la amistad Tanto Sofía como Encarna son dos mujeres que se sienten abandonadas en una residencia para mayores. Mi personaje- -cuenta Soler Leal- -reacciona de una manera más cínica ante el dolor, poniéndole buena cara a las dificultades de la vida. Puede con todo e incluso intenta solucionar los problemas ajenos Por su parte, Balaguer reconoció que el personaje de su compañera es enormemente generoso y aclaró que el suyo no está tan lleno de dolor A la hora de hablar de la obra, Balaguer quiso destacar la sensibilidad de su creador: Es sorprendente que un hombre de cuarenta años conozca tan bien el espíritu de un viejo declaró la actriz. El reparto lo completan Alberto Delgado, para quien el texto de Alberola es una obra de conflictos y amores familiares y Silvia Marty. La única presencia masculina del elenco- -que inb Con un toque humorístico POR EL BIEN COMÚN ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE cordes de paz y guerra es uno de los ciclos que atraviesan transversalmente la programación de la actual Quincena Musical. Con él se conmemoran los 60 años transcurridos desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. De ahí la presencia de algunas obras como el monumental War Requiem de Benjamin Britten, que acaba de escucharse en el festival donostiarra, una composición que más allá de su compromiso ideológico y pacifista, que nunca está de más recordar, se admira por su naturaleza musical. De ahí emanó la emoción de esta interpretación que llegó, por ejemplo, por la pureza y candidez del canto de los niños del Coro del Conservatorio de la Coral de Bilbao dirigidos por José Luis Ormazábal y colocados en una tribuna alta del auditorio Kursaal. Incluso por esa mágica yuxtaposición creada entre el grupo instrumental, dirigido aquí por Sergio Alapont, y la gran orquesta y coro, colocados ambos en el escenario a partir de la disposición original pensada por el propio Britten. A Amparo Soler Leal y Asunción Balaguer comparten protagonismo terpreta al hijo de Encarna- -destacó la experiencia, la humanidad y la humildad de Soler Leal y Balaguer, y la ilusión, valentía y limpieza de Marty. La joven actriz catalana da vida a una enfermera del centro, que representa el contrapunto a la vejez y las ganas de vivir aclaró. ABC Una sola voz Es relevante que ante todos haya estado una cabeza rectora como la del maestro Juanjo Mena con el gesto claro para la medida y la expresión ancha como prolongación de un concepto bien digerido y madurado. Se recreó en lo íntimo con pianísimos notables a cargo del coro, como el del final del Réquiem aeternam huyó del efectismo aun creciéndose en la grandeza del Libera me que la Orquesta Sinfónica de Bilbao venció con cuerpo y nobleza, dejó fluir la música permitiendo el lucimiento de los muy bien engrasados instrumentos de metal e imbricó el todo en una continuidad siempre convincente. Colocada al fondo de la orquesta estuvo la soprano Nancy Gustafson conservando garra y dramatismo. Al lado del pequeño grupo instrumental el barítono Tomas Mohr y el tenor Agustín Prunell Friend, quienes dejaron algún dúo, como el del Offertorium de muy alta calidad y empaste. El primero, cantando con cuidada expresividad, calidad en el color e intención; el segundo, yendo a más, con alguna mínima inestabilidad en el agudo, pero siempre con gusto y lirismo. El War Requiem es una obra concebida en distintos niveles, ésa es una de sus dificultades. Convertirlos en una sola voz, homogénea y equilibrada, el gran mérito de esta singular interpretación. Cargar las tintas Con respecto al montaje homónimo estrenado previamente en Cataluña, Alberola ha introducido dos modificaciones; por un lado, la escenografía (el lugar donde transcurre la acción es un trastero) y por otro, el punto de vista: No quería cargar las tintas y lograr un melodrama, sino mantener una cierta distancia con el dolor sin regodearme en él Todo ello, sin olvidar que tocar al espectador es muy difícil confesó el director valenciano. Respecto al público, la obra tiene un abanico amplio de espectadores, aunque según su mentor, es evidente que cuando tienes ciertas vivencias entiendes mucho más a los personajes. Lo que yo pretendo es que el espectador ponga de su parte y complete la obra Consciente de que la pretensión de remover conciencias y cambiar la sociedad, aunque deseable, es muy ambiciosa, Alberola se limitó a añadir: A pesar de que la aspiración es ésa, una obra de teatro no es más que una obra de teatro La fiscalía turca acusa al novelista Orham Pamuk de denigrar la identidad nacional ABC ANKARA. El más internacional de los escritores turcos, Orham Pamuk El castillo blanco Mi nombre es Rojo Nieve quien recibirá en octubre el premio de la Paz que conceden los libreros alemanes durante la Feria de Fráncfort) podría ser condenado a tres años de cárcel si prospera una demanda de la fiscalía del distrito de Sisli (Estambul) El escritor denunció públicamente que un millón de armenios fueron asesinados a principios del siglo XX por los otomanos y que otros 30.000 kurdos habían corrido la misma suerte a manos de los turcos en los años 80, sin que nadie, excepto yo, se atreva a hablar de ello Estas declaraciones fueron publicadas en Das Magazin semanario del periódico suizo Tages Anzeiger en febrero de este año, cuando ya había entrado en vigor la nueva legislación que persigue cualquier denigración de la identidad turca La vista preliminar de este proceso tendrá lugar el 16 de diciembre. Esa entrevista provocó la respuesta airada de los nacionalistas turcos, de la clase política de Ankara, y el novelista recibió numerosas amenazas de muerte anónimas. Y es que la historia oficial niega que se produjera ningún genocidio armenio, ni persecución sistemática de ese pueblo, durante o después de la Primera Guerra Mundial, sino que sucumbieron en luchas partisanas como muchos turcos musulmanes. Las autoridades turcas también son muy sensibles ante el problema kurdo y la represión de la guerrilla que actúa en el sureste del país desde 1984, región que ha vivido en relativa calma durante los últimos años. Este proceso sin duda creará dificultades a Turquía que, a partir del 3 de octubre, vuelve a negociar su entrada en la UE pues, para que sea posible su integración, debe asegurar la libertad de expresión en las mismas condiciones que las naciones comunitarias.