Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 JUEVES 1 9 2005 ABC Internacional Un pariente de uno de los muertos lloraba ayer sobre el cuerpo del fallecido, llevado junto a otros cadáveres al hospital situado junto a la morgue de Bagdad AP Mueren más de un millar de iraquíes en una estampida por miedo a un atentado suicida Una muchedumbre de peregrinos chiíes quedó bloqueada en Bagdad en un puente sobre el Tigris b Poco antes de la tragedia, un ataque de Al Qaida con granadas de mortero contra la mezquita de Kadimiya, el santuario de la peregrinación, mató a siete personas ABC BAGDAD. Más de un millar de personas murieron ayer cuando, en medio de una multitud de cientos de miles de peregrinos chiíes, corrió el rumor de que un terrorista suicida con el cuerpo rodeado de explosivos se disponía a hacerse volar. La ola de pánico se convirtió entonces en una estampida en el puente Aima, sobre el río Tigris, que conduce a la mezquita de Kadimiya, en la que quedaron atrapadas varios cientos de personas que murieron aplastadas, pisoteadas, asfixiadas o ahogadas tras caer al río. La jornada de ayer se convertía en la más trágica desde la invasión del país, ya que el número de muertos, todavía provisional, era estimado anoche por el Ministerio de Interior en al menos 1.030 personas; otras 645 resultaron heridas de diversa gravedad. Alguien gritó que había suicidas Estampida mortal Río Tig r Zona ampliada i s 2 Mezquita de Kadimiya En el momento de cruzar el puente se produce una estampida Puente Aima BAGDAD Adamiya (Barrio suní) con cinturones de explosivos en medio de la muchedumbre, y todo el mundo comenzó a correr hacia todos lados afirmó un testigo. La gente corría y se aplastaba en mitad del pánico. Algunos cayeron al río, otros se tiraban ellos mismos Sentía que no podía respirar, que me estaba ahogando, la gente gritaba fuera de control. Así que me tiré al agua, nadé y alcancé la orilla. Vi que mujeres, niños y ancianos caían al río detrás de mí. Muchos no sabían nadar relataba un joven mecánico. Kadimiya (Barrio chií) Bloqueados por las fuerzas del orden La multitud empavorecida tuvo que correr en zigzag entre los bloques de hormigón dispuestos para evitar coches bomba, y debieron abrirse paso entre centenares de policías, soldados y hombres del Ejército del Mahdi, la milicia del clérigo rebelde chií Moqtada al- Sadr, que habían levantado numerosos puestos de control para registrar a los peregrinos y prevenir que se filtrasen terroristas. El ambiente era propicio al pánico, porque previamente ya se habían cometido sangrientos atentados cuyo objetivo era provocar una matanza de 3 Mueren cerca de mil personas, aplastadas o ahogadas al saltar al río 1 Una peregrinación de cientos de miles de personas se dirigía a la mezquita de Kadimiya Infografía ABC