Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional JUEVES 1 9 2005 ABC La exigencia de la deuda histórica abre la primera crisis entre PSOE y BNG Anxo Quintana amenaza con volver a vetar este año los Presupuestos Generales del Estado personales se suman ahora diferencias estratégicas en asuntos como el salario a las mujeres maltratadas o el control de la televisión A. AYCART SANTIAGO. Las exigencias del BNG en torno a los Presupuestos Generales del Estado amenazan con abrir la primera crisis en el gobierno bipartito de la Xunta de Galicia. El vicepresidente del Ejecutivo gallego, Anxo Quintana, insistió ayer ante las cámaras de la televisión autonómica gallega (TVG) en la necesidad de que el Gobierno incluya en los próximos presupuestos partidas que pongan de manifiesto que desde la Administración central se empieza a enjugar la deuda histórica de Galicia. De lo contrario, advirtió, el BNG estudiaría vetar en el Congreso la propuesta presupuestaria de los socialistas. En este sentido, el líder nacionalista advirtió desde la cadena autonómica que espera que su coalición no tenga que presentar de nuevo un veto a los Presupuestos Generales, como ya hiciera el pasado año, porque demostraría que se ha tenido en cuenta a Galicia A juicio de Quintana, esta deuda no es sólo en infraestructuras, sino también en sanidad, educación, empleo y bienestar No obstante, el vicepresidente gallego admitió que compensar la deuda histórica es un proceso que llevará varios años. b A los constantes conflictos Represalia del BNG en Lugo El portavoz nacionalista en el Ayuntamiento de Lugo, Xosé Anxo Lage, acusó ayer al alcalde, el socialista Xosé Clemente López Orozco, de burlar sistemáticamente la ley en materia de contratación, en lo que desde medios socialistas se ha interpretado como una clara represalia por la situación en Mugardos. Lage concretó su acusación en la contratación como personal laboral de dos arquitectos, un técnicos medio, un arquitecto superior, dos delineantes y varios auxiliares, que ocuparon plazas de funcionarios en una actuación que, a su juicio, ya ha sido rechazada por varias sentencias judiciales que reconocieron el fraude en la contratación, porque se incumple la ley que obliga a llevar a concurso esas plazas y no cubrirlas con contratos laborales. Con todo, en Lugo no está en peligro la estabilidad municipal, ya que el PSOE cuenta con la mayoría absoluta. Anxo Quintana, durante su toma de posesión como vicepresidente EFE Quintana anunció como propia una propuesta de sueldo para mujeres maltratadas que ya estaba en el programa de la Xunta apresuró a enviar un mensaje oficial de condolencia del Gobierno gallego por el accidente de Afganistán horas después de que lo hubiera hecho el propio presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño. Entonces, algún dirigente socialista criticó el afán de protagonis- La pugna por TVG Por otra parte, aunque el líder nacionalista puso especial empeño en resaltar el carácter modélico del proceso de negociación que culminó en la formación del Gobierno bipartito, los socios gallegos parecen tener serias dificultades para cubrir un ente que ambas formaciones consideran clave para conseguir que la opinión pública visualice el cambio, la CRTVG. El relevo se ha visto emponzoñado por los intentos nacionalistas de llegar a un reparto equitativo de cargos en la televisión y la radio públicas gallegas que garantice una amplia cobertura de los actos organizados por un BNG, necesitado de proyección pública tras su retroceso en las pasadas elecciones municipales. Pero estos no son los únicos conflictos en un matrimonio que, tras apenas un mes de convivencia en la casa de la Xunta, parecen afrontar sus primeras peleas conyugales. En realidad los problemas de coordinación ya quedaron patentes a mediados del mes de agosto, cuando el vicepresidente Quintana se mo del BNG. Eso sí, en privado, porque ninguno de los dos socios estaba dispuesto entonces- -pocos días después de la toma de posesión del nuevo gabinete- -a admitir sus discrepancias en público. Ayer, sin embargo, la propuesta de Anxo Quintana para dotar de un sueldo a las mujeres maltratadas sí fue descalificada, con cierta condescendencia, por el PSOE, que calificó la oferta de bienintencionada pero recordó al vicepresidente de la Xunta que esa es una cuestión ya decidida por el Gobierno y le animó a conocer la ley. La cuestión del sueldo, pagos de 600 euros Zapatero promete realizar un esfuerzo presupuestario especial con Galicia El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió ayer a realizar un esfuerzo presupuestario especial en 2006 con Galicia, según anunció el ministro Jordi Sevilla tras la reunión de Zapatero con el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño. El dirigente autonómico, por su parte, enmarcó esta promesa en un marco de discriminación positiva para una Comunidad de segunda velocidad Touriño, en conferencia de prensa tras su encuentro con Zapatero, también se refirió a la financiación sanitaria para pedir al Ejecutivo elementos de compensación y un esfuerzo significativo en su contribución al fondo adicional para paliar el déficit sanitario. En este tema, Touriño reconoció la necesidad de mejorar la capacidad normativa de las Comunidades para poder financiar el gasto sanitario, pero pidió también un reconocimiento a la situación de Galicia, donde la capacidad de recaudación y de esfuerzo fiscal es incomparablemente menor a otras partes del Estado En la reunión, primera que mantienen ambos dirigentes desde la toma de posesión de Touriño, se trató el tema de los incendios, donde Zapatero se comprometió a incorporar el caso de Galicia al Decreto Ley aprobado con motivo del incendio de Guadalajara. que Quintana llamó el salario de la libertad no debió ser consultada con sus socios del PSOE, por lo que la secretaria de Igualdad socialista, Laura Seara, le recomendó al vicepresidente informarse sobre las ayudas económicas que ya se recogen en los Presupuestos Generales del Estado y que, además, serían gestionadas por la Xunta. Lara Seara, que valoró las buenas intenciones del vicepresidente, precisó sin embargo que le hubiera gustado que la primera medida de la Vicepresidencia de la Igualdad y el Bienestar fuese una norma gallega contra los malos tratos incluida en el pacto de Gobierno suscrito por ambos partidos. Críticas de las asociaciones El anuncio de Quintana tampoco ha sido muy bien acogido entre las asociaciones que defienden a las mujeres maltratadas. La presidenta de la Federación Mujeres Progresistas, Enriqueta Chicano, aceptó su buena voluntad, pero matizó que confunde las causas profundas del problema y argumentó que la herramienta fundamental para combatir la violencia de género debe ser la articulación de un conjunto de medidas, de tipo penal, social, económicas, sanitarias y procesales, como las que aparecen en la ley integral de la violencia de género. Las críticas obligaron a la secretaria general de Igualdad de la Xunta, Carme Adán, a puntualizar que el salario de la libertad formaría parte de un conjunto de medidas más amplio, en el que se incluyen facilidades para el acceso a viviendas de alquiler, empleo y formación.