Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Madrid MIÉRCOLES 31 8 2005 ABC MADRID AL DÍA PLANETA CON HIELO RAMIRO BUENO ace unas semanas, ciertos astrónomos aseguraron haber descubierto un nuevo planeta en nuestro turbulento sistema solar. De momento quedó bautizado con una fila de números como si fuese una fórmula secreta con la cual hallar la combinación ganadora de la bonoloto. La cosa es provisional mientras buscan otro nombre. Además, en el futuro tampoco valdría para una pregunta a examen a los chiquillos de la Logse antigua (actual ESO y después Aquello) Si se lo preguntaran, en un pispás echarían mano de sus teléfonos móviles y poniéndose en contacto con el abogado de sus papás dejaban temblando a más de un maestro por obligarles a memorizar. Sostiene Miguel Delibes que madrugar una mañana de agosto y salir a pasear por el campo es como estrenar el mundo. Aunque este año con los incendios, ir de estreno requiere coger un cohete y girar a la derecha según se pasa Plutón, y encontrarse con el nuevo planeta. Cuentan que está repleto de hielo, así que ya sólo tenemos que llover el whisky sin cubitos para echar unos tragos. Un mal trago es viajar por el espacio con la nave cayéndose a pedazos. Pero es mucho más peligroso ir por la M- 40 o enfilar la carretera de Valencia. En cualquier caso si nos quedamos en tierra, sin coche ni cohete espacial, siempre queda la opción de consolarse chupando un rico helado. Bien sea un bombón de chocolate y vainilla o un polo de naranja de los de antaño. Sin ser la madalena de Proust, hincándole el diente nos reconduce a la infancia. Recuerdo que una vez a mi primo Toñín su abuela no le quiso dar dinero para un polo, porque según ella sus amigos iban a ir tras él con la lengua fuera por si caía alguna gota y saciaba así su sed. Antes de la invasión heladera en cualquier comercio chino, los puestos de helados eran oasis callejeros, promesas ofreciendo una cierta lujuria de frío goloso. Del humilde cucurucho al corte triple con galletas y tres sabores. Degustar un helado era una excepción en mitad del verano. Todo un arte. Y como definiría Miliki el (h) arte: morirse de frío. Chúpate esa. H El salón de sesiones plenarias de la Asamblea de Madrid necesitará ampliarse en muy poco tiempo JULIAN DE DOMINGO La Asamblea deberá ser reformada para acoger a 11 diputados más en 2007 El aumento de población en la región deja pequeño el hemiciclo del Parlamento b Otra posibilidad es reformar el Estatuto de Autonomía para poner un límite al número de diputados, pero haría falta un acuerdo político que hoy por hoy no existe MARIANO CALLEJA MADRID. El actual edificio de la Asamblea de Madrid, estrenado en septiembre de 1998 en Vallecas, se ha quedado pequeño por el aumento espectacular de población que ha registrado la región en los últimos años, debido sobre todo a la llegada de inmigrantes. Como el número de diputados en el Parlamento regional está relacionado con el total de habitantes, las previsiones son que en 2007 la Asamblea tendrá ya 122 escaños, 11 más que ahora y 19 más que en 1998. El problema es que físicamente no caben. Ahora mismo sólo hay sitio para tres o cuatro más. Una cuestión que requiere una solución rápida, porque las elecciones autonómicas están a la vuelta de la esquina. Si los diputados optan por la reforma del edificio, las obras tendrían que empezar cuanto antes. En el Grupo parlamentario Popular ven varias posibilidades: la primera, que se hunda un poco más el foso del salón de plenos para poner otra grada detrás de la última fila de diputados; la segunda consistiría en quitar todas las cabinas de la prensa, que rodean el hemiciclo, y subirlas a la tribuna de invitados, para colocar en su lugar otra fila de escaños, y la tercera solución sería colocar bancos en lugar de sillones para ganar más espacio, lo que sería sin duda más económico, pero también mucho más incómodo para sus señorías. Seguramente, lo más fácil y rápido sería modificar el artículo 10.2 del Estatuto de Autonomía, que dice: La Asamblea estará compuesta por un diputado por cada 50.000 habitantes o fracción superior a 25.000, de acuerdo con los datos actualizados del censo de población y poner un límite fijo al número de diputados. El Instituto Estadístico de la Comunidad de Madrid estima que en 2006 se alcanzará una población de 6.100.000 habitantes, lo que equivale a 122 diputados, frente a los 5.527.152 personas de 2002 (111 diputados en la Asamblea) Un ritmo imparable El PP está dispuesto a reformar el Estatuto de Autonomía para establecer un número invariable de diputados que no cambie cada legislatura, porque a este ritmo en 2019, por ejemplo, los es- caños rondarían los 150. Pero los populares temen que el PSOE e IU se opongan a esa medida, ya que, en teoría, cuantos más diputados hay, más favorece la ley electoral a los grupos minoritarios. Un caso ficticio, pero práctico: con los resultados obtenidos en mayo de 2003, el PP habría conseguido mayoría absoluta si en lugar de 111 diputados hubiera 71 en la Asamblea (36 del PP frente a 35 del PSOE e IU) con 100 diputados se habría producido un empate a 50; y con 111, los populares obtuvieron un escaño menos que la coalición del PSOE e IU: 55 frente a 56. El Grupo Popular incluirá una modificación del artículo 10.2 en su propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía, para evitar el baile continuo del número de parlamentarios, y esperará a conocer la postura de los partidos de la oposición. El Gobierno quiere celebrar el debate sobre el estado de la región los días 14 y 15 El debate político más importante del año, el del estado de la región, se celebrará los próximos 14 y 15 de septiembre, según tiene previsto aprobar el Consejo de Gobierno mañana, jueves, en su primera reunión tras las vacaciones de verano. El Senado también tendrá sesión plenaria los días 13 y 14, lo que puede ocasionar algún problema de asistencia en la Cámara Alta a los diputados regionales que son senadores, como es el caso de los portavoces del PP y del PSOE, Antonio Beteta y Rafael Simancas. En la política madrileña hay unanimidad al considerar este debate como punto de partida de una precampaña que durará más de un año y medio y que se presenta muy dura El debate sobre los presupuestos será este otoño el segundo asalto serio entre el PP y el PSOE. Otro de los momentos calientes del curso será la proclamación de candidatos.