Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 MIÉRCOLES 31 8 2005 ABC Internacional Miles de refugiados serán evacuados de Nueva Orleáns tras el paso del Katrina Las autoridades esperan centenares de muertos por el huracán en la costa sur de Estados Unidos b La ciudad se inunda poco a poco por las grietas en dos de los diques que la protegen y puede permanecer sin suministro eléctrico durante varias semanas PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Han tenido que pasar dos días para que el gigante americano asuma que las zonas costeras de Luisiana, Misisipi y Alabama han sufrido con el paso del Katrina una especie de anunciado y brutal tsunami con una lista provisional de víctimas mortales que ya ronda el centenar, pero que podría multiplicarse si se confirman los temores de las autoridades, y unos destrozos todavía no contabilizados camino de convertir a este huracán en uno de los desastres naturales más caros en la historia de EE. UU. Solamente en un condado de Misisipi, las autoridades han contado casi 70 muertos, incluidos los habitantes de un destruido complejo de cien apartamentos en la localidad de Biloxi que no obedecieron las ordenes de evacuación, quizá por creerse amparados por el ahora irónico nombre de su urbanización: Playa del agua tranquila Según ha confirmado la gobernadora de Luisiana, la demócrata Kathleen Blanco, la devastación es mayor que en nuestros peores miedos Mientras el gobernador de Misisipi, el republicano Haley Barbour, ha avanzado que las pérdidas humanas alcanzarán varios centenares conforme avancen las operaciones de rescate. Escenario de guerra En Nueva Orleáns, la situación evoca un escenario de guerra con saqueos incluidos, tras fallar el sistema de diques que protege a la histórica ciudad rodeada casi por completo por el río Misisipi, el lago Pontchartrain y marismas. Se han detectado al menos dos grandes brechas responsables de la rápida subida del nivel del agua en al menos un 80 por ciento del municipio construido bajo el nivel del mar. En circunstancias normales la ciudad utiliza gigantescas bombas hidráulicas para evacuar el exceso de agua, pero la electricidad está cortada desde la llegada del Katrina al amanecer del lunes, y el suministro tardará varias semanas en normalizarse. Ayer, sólo se podía acceder a Nueva Orleáns en helicóptero o en barco. Precisamente helicópteros se están empleando para improvisar reparaciones en los diques dañados, depositando desde el aire montones de grandes sacos terreros. Al aumentar el ritmo de las inundaciones, que también afec- Un miembro de los servicios de emergencia rescata a un bebé de tres meses de un tejado de Nueva Orleans tras el huracán AP Más de 25.000 personas están atrapadas en el Superdome sin agua potable ni alimentos tan a los dos aeropuertos locales, las autoridades han decretado la evacuación de todos los centros para refugiados de la ciudad, y de los miles de vecinos que no fueron evacuados y han buscado acomodo en lugares como el esta- dio Superdome donde acampan 25.000 personas en condiciones cada vez más precarias y en un ambiente de gran tensión, sin electricidad, ni agua potable, ni apenas alimentos. En la desmantelada zona costera, los esfuerzos de rescate por tierra se han visto ralentizados por carreteras obstruidas por árboles, estructuras y cables eléctricos. Ante esta situación, las autoridades han vuelto a insistir en que los cientos de miles de desplazados no intenten volver de inmediato a sus casas con el fin de reservar el uso de las vías públicas transitables para tareas de auxilio. Mientras tanto, Katrina ha perdido definitivamente su fuerza de huracán para convertirse en una mucho más llevadera tormenta tropical, con aguas torrenciales y vientos de hasta 56 kilómetros por hora. No obstante, sus efectos residuales se dejarán notar en veinte Estados de la Unión, incluidos el valle de Ohio, la región baja de los Grandes Lagos y el norte de Nueva Inglaterra. Con riesgo mul-