Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 Los Veranos MARTES 30 8 2005 ABC ESCENARIOS Cine Nuevo disco Un año en la luna de Gárate, sexo y amistad en estética dogma Begoña Maestre, Jorge Monje y Elena Ballesteros protagonizan Un año en la luna película dirigida por Antonio Gárate y que se estrena el viernes. El filme, rodado en una estética similar al dogma explora los límites entre la amistad y el sexo de una manera muy personal La cinta, bastante autobiográfica, según el director, retrata un mundo de lobos esteparios, de gente joven que se mueve por su cuenta Lo último de Sabina, Alivio de luto a la venta el 20 de septiembre El nuevo disco de Sabina, Alivio de luto ya tiene fecha de lanzamiento: será el 20 de septiembre, según su compañía discográfica, Sony- BMG. Han pasado tres años desde la publicación de Dímelo en la calle su último trabajo de temas inéditos. El single elegido como anticipo es Pájaros de Portugal un tema con letra de Joaquín Sabina y música de Pancho Varona y Antonio García de Diego. JAZZ Jerry González Vuelo raso LUIS MARTÍN Con un pianista que suele buscar el máximo en sus entregas, Javier Masso Caramelo y con uno de los mejores trompetistas del jazz afrolatino, Jerry González, este grupo cuya formación completan un bajista y un baterista de casta y talento desiguales, promete sobre el papel. González pone en juego todos los elementos rítmicos del jazz latino, trasladándolos de los discos y los catálogos de estándares, a la escena. El pasado día 25, en la madrileña sala Clamores, su Fort Apache Band fue una lección de vida dentro del interminable y absurdo culebrón escénico de Calle 54 y su acercamiento a la rumba ni siquiera encuentra antecedentes en Monk. Siempre le he contado entre los mejores, y ésta no es la primera vez que me decepciona en el club. El problema, pienso, es la rutina. Y también su comparecencia junto a unos músicos de escasa prestación y bajo rendimiento. Caramelo eclipsado por las tumbadoras en las que Jerry González dobla, intentaba anclar donde no había sujeción. Y el batería no supo en ningún momento por dónde se andaba, aunque en la monkiana Straight no chaser superó cualquier previsión de torpeza. La opción del bajo enchufado a la red, molesta hasta en los discos de Sonny Rollins, fue tan lamentable como los espacios en solitario que levantaba su dueño. Sólo González enfocaba correctamente cada vez que soplaba su trompeta con sordina. Especialmente, en la relectura de Someday my prince will come pero también en el desarrollo de temas propios, y, por supuesto, meciendo la apolínea corpulencia de la mencionada Straight no chaser Ante las percusiones, Jerry González, lástima, divaga sin rumbo. Y el turno de intervenciones instrumentales es tan previsible como la ordinariez de Melendi. El jazz tiene unas reglas, es cierto. Pero no lo es menos que una de sus finalidades es, también, romperlas. Sorprender al oyente y alimentar su apetito por lo que vendrá en adelante. Nada en este concierto levantó la altura en la QUE he visto planear otras veces a González. De hecho, lo suyo fue una concienzuda exhibición de vuelo raso. Ben Whishaw (protagonista) junto al veterano Alan Rickman, Julio Fernández, Bernd Eichinger, Tom Tykwer y Rachel Hurd- Wood La ciudad perfumada El director Tom Tykwer ha elegido Barcelona y Gerona para rodar su adaptación de El perfume la novela de Patrick Süskind que arrasó a mediados de los años ochenta TEXTO: MARÍA GÜELL FOTO: ELENA CARRERAS BARCELONA. En el siglo XXI todavía existen los olores de siglo XVIII. La versión cinematográfica de El Perfume confirma que los olores perduran y que el barro sigue siendo barro después de tantísimas revoluciones. Así lo atestiguan los vecinos del Carrer Ferran de Barcelona (la primera calle comercial de la Ciudad Condal) que ha vivido una semana enfangada para recrear algunas de las esce- nas de esta historia apasionante por la cual viajamos de la mano de Grenouille (papel al que da vida el joven Ben Whishaw) En esta ocasión primero fue el libro, una novela de de Patrick Süskind que se publicó por primera vez en Suiza en 1985, y que se convirtió en un best- seller a escala internacional. Y veinte años después ¡veinte! asistimos a su rodaje en tierras catalanas. ¿Por qué Barcelona y Gerona? Nos costó mucho tiempo encontrar el lugar adecuado. Todos conocemos París, pero el París del siglo XVIII ya no existe; si hubiéramos optado por la capital francesa, hubiéramos necesitado muchos efectos especiales- -explica el realizador Tom Tykwer- La verdad es que Barcelona tiene sin tocar escenarios de los siglos XVI, XVII y XVIII que se apropiaban mucho más a nuestra película. También hemos rodado en Gerona porque sus calles se parecen mucho a las de Grasse en el sur de Francia ¿Por qué cuatro lustros después? Fue muy complicado y me llevó mucho tiempo conseguir los derechos de autor, porque Süskind no quería venderlos- -desvela el productor Bernd Eichinger- Pero cuando el editor los puso a la venta, compré la novela