Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Madrid MARTES 30 8 2005 ABC Con las medidas de seguridad de los encierros en entredicho, los corredores continúan apelando a la responsabilidad individual para evitar sucesos como el ocurrido el domingo Una fiesta con límites: se abre el debate TEXTO: HENAR DÍAZ FOTO: JAVIER PRIETO MADRID. Los incidentes ocurridos el domingo en el cuarto de los encierros de San Sebastián de los Reyes vuelven a poner de actualidad un tema que, pese a ser olvidado de año en año sigue estando latente, surgiendo de nuevo siempre que llegan las fechas veraniegas: la seguridad en los festejos populares taurinos. Que el pasado domingo estuviese señalado en rojo en el calendario para la organización de las fiestas de Sanse no pudo evitar los más de sesenta heridos- -dos de ellos muy graves- -que se produjeron en los encierros de la conocida como Pamplona chica ¿Hubo las suficientes medidas de seguridad? ¿Se controla lo suficiente a los corredores que participan? o ¿Se deberían limitar el número de personas que forman parte en las carreras? son algunas de las preguntas que surgen en los días posteriores. Pero pese a que las medidas de seguridad han sido puestas en entredicho, la mayoría de los corredores siguen apelando a la responsabilidad de cada uno para evitar estos trágicos sucesos. Los corredores defienden que se trata de una fiesta pública y que, como tal, participa quien quiere, sin embargo se cuestionan si se debería ejercer algún tipo de restricción para evitar concentraciones de corredores como la que se produjo el domingo o si el servicio de guardería debería estar más atento para sacar de la manga a todo aquel que tenga un vestuario inadecuado o quiera participar bajo los efectos del alcohol. Mientras, Protección Civil sigue calificando su dispositivo de excelente y asegurando que no se pudieron adoptar más medidas de control de las que se tomaron. Hubo demasiada irresponsabilidad Paolo Díaz Corredor turista El domingo hubo demasiada irresponsabilidad por parte de los corredores. No se puede hacer un control de alcoholemia ni de las personas que asisten porque no es una fiesta en la que se paga, sino que es pública y participa quien quiere. El del otro día fue un encierro malo, hubo mucha gente y las medidas para controlar a todos fueron imposibles Los corredores se cuestionan si deberían imponerse restricciones Protección Civil califica su dispositivo de excelente Jorge Garrandés Corredor turista Carlos Bernabé Joven corredor Antonio Escudero Joven corredor Francisco Javier Callejas Vecino de la localidad José María López Corredor veterano El personal de seguridad hace bien su trabajo Llevo tres años viniendo desde Miami y para mí la seguridad que hay aquí es buena. El personal de seguridad hace un buen trabajo, lo que ocurre es que no puede haber un agente por cada persona que corre. Yo el segundo día me caí y enseguida me recogieron y me llevaron a la enfermería. Fueron muy profesionales, pero habiendo tantas personas como hubo el domingo es muy difícil tener un control completo En Pamplona hay un mayor control El control de Pamplona es bastante mayor que el de aquí. Montan un cordón policial y paran a cada uno de los corredores que entran. Pero para acceder aquí yo, que he venido por primera vez hoy, no he tenido ningún tipo de restricción, viniese como viniese. Salvo que estés dando el cante demasiado en medio del recorrido, aquí puede entrar todo el que quiera. Yo llegué con el tiempo bastante apurado y entré Son encierros limpios y ordenados Creo que los encierros de Sanse son bastante limpios y ordenados. Lo que ocurrió el domingo fue que la gente venía cansada de las fiestas y así no se puede correr. Deben ser conscientes de que vienen a correr unos encierros. Además, la mitad de la gente que participó el domingo no entró a correr los toros, entró directamente a la plaza y se agolpó en el portón. El miedo pudo a los corredores y comenzaron a empujarse No se controla bien a la gente que va ebria Pienso que las medidas de seguridad adoptadas por la organización, en cuanto a la protección se refiere, son suficientes. Lo que creo que ocurre es que no se controla lo suficiente como para retirar del encierro a la gente que va con un nivel de alcohol más elevado de lo normal. Lo que debería hacerse es establecer mayores medidas para evitar que entren a correr con tacones como se ha dicho que pasó, o bebidos Lo ocurrido se debió un poco a la organización Creo que lo sucedido el domingo en Sanse se debe un poco a la organización, por no abrir la puerta un minuto antes. En cuanto a las medidas de restricción pienso que cada uno de los que salen a correr en el encierro sabe dónde está corriendo y qué es lo que está haciendo. Quizá la única solución que se podría adoptar en cuanto a las medidas sería ensanchar un poco la puerta de acceso, que parece una gatera