Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 30 8 2005 21 Ariel Sharón asegura que el mapa de las colonias judías en Cisjordania podría ser modificado Jacques Chirac se aproxima a la línea dura de Washington contra el programa nuclear de Irán Otro coloso con pies de barro Ohio Vir. Occ. Nueva York Pennsylvania Océan Atlántic Indiana Kentucky Tennessee Mississippi Martes Recorrido del Huracán Katrina Previsión EE. UU. Alabama 1 2 Luisiana 3 4 Georgia Grado de fuerza en la escala de Saffir Simpso Nueva Orleans Lunes 5 5 Domingo Florida MÉXICO 5 Sábado Viernes Miami mi 1 2 3 4 5 Hasta 153 Km h. Hasta 177 Km h. Hasta 209 Km h. Hasta 249 Km h. Más de 209 Km h. BAHAMAS Golfo de México La Habana 300 km CUBA Ángel Miranda, restaurador español afincado en Nueva Orleáns, atendió ayer la llamada de ABC mientras el temido Katrina azotaba la cuna del jazz Después llegarán las inundaciones Edificio destruido en el centro de Nueva Orleáns Las aseguradoras preparan la chequera P. RODRÍGUEZ WASHINGTON. Katrina ha desencadenado una frenética carrera para estimar la factura final que supondrá para las compañías de seguros. Los últimos cálculos de la firma californiana Eqecat aventuran cifras que oscilan entre los 12.000 y los 25.000 millones de dólares. Eso sin contar con posibles daños a las plataformas petroleras que operan en el Golfo de México, como los 2.000 millones de dólares que el año pasado costó el huracán Iván Con estas perspectivas, y el hecho de que en Nueva Orleáns existen propiedades aseguradas por valor de 150.000 millones de dólares, Katrina tiene el potencial de superar los 15.500 TEXTO AMADOR GARCÍAS Uno de los afectados camina contra el viento millones de dólares en compensaciones pagados por la industria aseguradora a raíz del huracán Andrew en 1992. Para facilitar la ayuda, Bush firmó declaraciones de emergencia preventivas, con el fin de agilizar las subvenciones. Esta vez, la lista de previsibles daños aparece encabezada por los varios desperfectos causados por los vientos huracanados, con un riesgo significativo de inundaciones sobre todo en propiedades de uso comercial. MADRID. Ángel Miranda, natural de Sevilla, de 52 años, regenta desde hace quince el restaurante Lola s un lugar de referencia en Nueva Orleáns para la bohemia local interesada por la gastronomía de nuestro país, o para españoles con paladar nostálgico. En la mañana de ayer, hora local, mientras el huracán azotaba con fuerza su vivienda, Miranda atendía la llamada de ABC desde la parroquia de Orleáns (la distribución de la ciudad se organiza por parroquias) situada al oeste de la capital de Luisiana, donde vive y trabaja. El domingo, su ex mujer decidió hacer caso omiso a las autoridades y optó por quedarse en Nueva Orleáns con sus tres hijos comunes, y sin pensarlo dos veces, como buen padre español Ángel se plantó también ante el desafío de Katrina Su casa, colonial, de buena calidad y de madera, como es la norma en esta zona aguanta bien los latigazos de Katrina asegura Miranda, y sólo los vaivenes de los robles centenarios que pueblan su calle le hacen temer por la integridad de su vivienda. Afortunadamente, el huracán se desvió del recorrido previsto y su intensidad remitió: Ahora está pegando muy fuerte, el viento es de 120 kiló- metros por hora, aunque habían anunciado velocidades superiores a los 250 relata. Este veterano emigrante- -lleva 23 años en la capital del jazz -se muestra tranquilo. Nada que temer, por ahora- -asegura- aunque después llegarán las inundaciones ya que el río y el lago se van a desbordar Calculo que aquí puede acumularse cerca de un metro de agua comenta con aparente serenidad. En las proximidades del legendario puerto de Nueva Orleáns, donde se encuentra su residencia, los daños no son muy graves, al menos hasta donde alcanza a ver desde su ventana, y sólo unos árboles arrancados y algunos destrozos puntuales le recuerdan que muy cerca de allí se halla el temible ojo del Katrina Si el caos no se ha apoderado de la ciudad es, en su opinión, mérito de las autoridades y de los servicios públicos, que han respondido con eficacia y responsabilidad ante la amenaza meteorológica, pues en todo momento han estado bien informados y ha habido una excelente coordinación Por suerte, mi casa está pegada al restaurante; al menos comida no nos va a faltar concluye con buen humor.