Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 MARTES 30 8 2005 ABC Internacional Varios miles de turistas y residentes de Nueva Orleáns y alrededores acudieron al estadio Superdome habilitado como refugio de emergencia FOTOS: AP El huracán Katrina apenas roza la ciudad de Nueva Orleáns pero causa graves daños Su desplazamiento al este y la remisión de su intensidad hasta el grado uno minimizan sus efectos b La urbe se salva con estructu- ras derruidas, ventanas dañadas, tejados arrancados, incluso en edificios designados como refugios, y vecindarios anegados PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Como ha reconocido un especialista del Centro Nacional de Huracanes durante estas jornadas de alerta máxima en la costa sur del gigante americano, pese a la tradicional separación entre Iglesia y Estado, somos los únicos funcionarios a los que se les permite rezar fervorosamente en su trabajo Aunque es difícil hablar de milagros ante un monstruoso gigante acompañado por mareas de varios metros y vientos superiores a los doscientos kilómetros por hora, el huracán Katrina no golpeó ayer directamente a la expuesta y aterrorizada ciudad de Nueva Orleáns. Lo cual no quiere decir que esa histórica, amalgamada y emblemática urbe a orillas del imponente Mississippi no haya sufrido daños considerables, con estructuras derruidas, ventanas dañadas, tejados arrancados- -incluso en edificios públicos designados como refugio- -y algunos vecindarios anegados por más de dos metros de agua. Además de la interrupción del suministro eléctrico, problemas de agua potable, líneas telefónicas sobrecargadas y algunos desalmados dedicados al pillaje. En la escala Saffir- Simpson que mide la fortaleza de huracanes con una máxima categoría cinco, Katrina ha visto rebajado su potencia al nivel uno después de embestir las costas de Luisiana y Mississippi al amanecer. Privado de su alimento- -agua y altas temperaturas- -el huracán perdió gran parte de su potencial destructor, girando ligeramente en su caprichosa trayectoria hacia el este, lo que ha evitado un golpe directo contra Nueva Orleáns, cuya precaria situación bajo el nivel del mar auguraba la posibilidad de quedar casi completamente sumergida. Los miles de vecinos que no han podido cumplir con las órdenes de evacuación encontraron refugio temporal en una decena de edificios públicos de la ciudad, incluido el famoso polideportivo y centro de convenciones conocido como Superdome Durante lo peor de la tormenta, la cubierta del estadio sufrió daños, filtraciones y goteras aunque sin llegar a comprometer la integridad de su estructura, que ha acogido a más de 10.000 refugiados. Operación retorno La gobernadora de Luisiana, Kathleen Babineaux Blanco, ha recomendado tranquilidad en la operación de vuelta a casa del millón largo de personas desplazadas, sobre todo ante la existencia de carreteras bloqueadas y falta de servicios básicos. Cuando las condiciones climáticas lo permitan se realizarán observaciones aéreas, estimaciones de daños y recomendaciones definitivas. La demócrata también ha la- La semana pasada, el huracán afectó a más de un millón de hogares y empresas en el sur de la Florida mentado la gradual desaparición de la zona de marismas al sur de Nueva Orleáns, que en el pasado sirvieron como defensa natural ante este tipo de amenazas. El último gran desastre de esta naturaleza en Luisiana tuvo lugar en 1965, cuando Betsy se cobró la vida de 75 personas y causó 7.000 millones de dólares en daños materiales. Con origen en las Bahamas, la trayectoria de Katrina afectó la semana pasada el sur de la Florida, dejando a más de un millón de hogares y empresas sin electricidad. Al cierre de esta edición, tres personas fallecieron en el Estado de Mississipi y otras dos en el de Alabama en un accidente de tráfico motivado por el huracán, por lo que el número de víctimas se eleva a quince muertes. Tres ancianos murieron deshidratados el domingo en Nueva Orleáns, y otros siete perdieron la vida en Florida el jueves pasado. Entre las medidas adoptadas se ha paralizado temporalmente la central nuclear Waterford y todas las actividades petroquímicas. Además, existe un riesgo de multiplicación de tornados que podrían relevar al huracán.