Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional MARTES 30 8 2005 ABC ARREPIÉNTASE USTED MAÑANA I maginemos la siguiente escena: el presidente del Gobierno se dirige a los asesinos de mujeres y les anuncia, solemne, que su destino será dejar de perseguir y asesinar a sus parejas. Después dirige la mirada hacia las bandas de mafiosos y les vaticina que no tendrán más remedio que volverse honrados y abandonar armas y malas intenciones. También interpela a los ladrones y les augura un ineludible horizonte vital de trabajo honrado. José Blanco añade, bondadoso, ¡Ah, cómo me gustaría que condenarais el crimen y el robo! Y Patxi López se muestra impaciente, pero esperanzado; no acabáis de entender lo que os pide la sociedad EDURNE desde hace tanto tiemURIARTE po, pero lo comprenderéis, y ese día, yo, Blanco y el presidente nos sentaremos con todos vosotros en la mesa de la bondad para acordar un futuro de concordia y felicidad. ¿No se lo imaginan? Yo tampoco. No se me ocurre más posibilidad que la de hablarles de represión y de la cárcel que les espera mientras les envían a la policía Pero no porque me atenga a la lógica. Porque, según la lógica establecida por el PSOE, ese diálogo entre el Estado infinitamente flexible y los delincuentes es perfectamente posible. La escena anterior es real. Reproduce lo dicho por Zapatero, Blanco y López a un grupo de criminales este fin de semana. He cambiado tan sólo el tipo de criminal. No se trataba de los asesinos de mujeres, ni de bandas de mafiosos ni de ladrones. Hablaban a los etarras. En esos términos, y sin la más mínima mención a la policía y a los largos años de cárcel que deberán pasar antes de tener la posibilidad de participar en ninguna decisión sobre su sociedad. Los diálogos no son nuevos. Los nuevos en esto son los socialistas. Los nacionalistas han hablado siempre en esos términos a los etarras; podéis seguir matando, que, el día que decidáis dejar tan mala costumbre, allí estaremos nosotros, sentados en la mesa de la paz, ansiosos de negociar con vosotros la solución al conflicto. Josu Jon Imaz declaraba el domingo a ABC lo mismo que siempre ha sostenido el PNV, que el futuro de ETA es la conversión en un actor político más del País Vasco. En otros términos, que su destino no es la cárcel, sino la mesa de diálogo, una vez que haya cambiado de opinión sobre el crimen. Entretanto, el plazo para arrepentirse es amplísimo. Extiéndase hasta el infinito el mañana del epígrafe e inclúyanse en el ínterin todos los crímenes que a ETA le apetezcan. Son conocidas las razones de la flexibilidad infinita hacia los criminales de los nacionalistas; les otorgan cierta legitimidad y están de acuerdo con sus objetivos. Pero es incomprensible la actitud de un PSOE que disiente de una y otra cosa. En privado, alegan pragmatismo. Pero es un pragmatismo que erosiona las bases fundamentales del estado de derecho, y es posible que su propio poder. El proceso de paz y bondad se les va de las manos antes de empezar. Tres presidentes del PP, Camps, Matas y Aguirre, se presentan como los más combativos contra Zapatero EFE El PSOE teme que el PP estropee la cita autonómica para no darle tregua El Partido Popular dirá no a toda oferta que suponga subir impuestos b El Ejecutivo no cree que Rajoy Calendario hasta el día 10 Jordi Sevilla, ministro de Administraciones Públicas, se reincorpora hoy a su despacho para iniciar los contactos previos a la conferencia de presidentes. En los próximos días, tiene previsto trasladar de modo oficial la propuesta del Gobierno a las Comunidades del PP y abordar con sus consejeros- -de Hacienda o Sanidad- -cómo alcanzar acuerdos. Lo previsible es que no haya reuniones preparatorias institucionalizadas. Tan sólo contactos bilaterales para que sea el Consejo de Política Fiscal y Financiera- -el próximo martes o miércoles, posiblemente- -el órgano que aclare el panorama. La idea del Gobierno es llegar el día 10 con los deberes hechos y la discusión zanjada en ese Consejo. estrategia de oposición unificada y común que no permita visualizar desorden en sus Comunidades. Tras las elecciones gallegas, el PSOE dijo confiar en que Rajoy daría un viraje a su tono de oposición. Pero ahora, no las tiene todas consigo y sospecha que el PP mantendrá el radicalismo de sus mensajes contra el Gobierno. La reacción del PP a episodios de este verano como el incendio de Guadalajara, el caso Roquetas o la muerte de 17 militares no hace albergar a los socialistas muchas esperanzas de encontrarse a un Rajoy más conciliador. Para el supuesto de que la cita autonómica del día 10 no se salde con un acuerdo- -el PP cree que, como plantee a las Comunidades del PP faltar a la conferencia de presidentes, pero sí ve difícil un acuerdo total sobre la sanidad MANUEL MARÍN MADRID. En octubre de 2004 le salió gratis, pero a Zapatero no le va a salir barata esta vez su foto con todos los presidentes autonómicos Este comentario de fuentes del PP demuestra que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero tendrá que emplearse a fondo para lograr un acuerdo con las Comunidades gobernadas por el PP sobre un nuevo sistema de financiación para paliar el déficit de la sanidad, calculado entre 4.500 y 5.000 millones de euros. El PSOE no teme un plante institucional por parte de las Comunidades del PP, pero sí que sus presidentes autonómicos acudan a la Conferencia convocada por Zapatero el 10 de septiembre sin mucho ánimo negociador. Incluso, para decir no a todo con tal de no regalar éxitos al Gobierno. siempre todo acabará en la necesidad de crear más grupos de trabajo y nada más los socialistas ya tienen preparada su respuesta: la culpa del fracaso sería de las Comunidades del PP por anteponer los intereses de partido a los del ciudadano. El PSOE, dispuesto a soltar lastre Incluso, tal como anunció José Blanco, número dos del PSOE, el Gobierno está dispuesto a soltar lastre del PP en el caso de que sus Comunidades decidan no aceptar la oferta del Gobierno. Si se quedan fuera, tendrán que aceptar el coste que ello conlleva viene a decir el PSOE. Este partido entiende que un asunto como el déficit de la sanidad, que afecta en mayor o menor grado a todas las Comunidades, en especial a algunas gobernadas por el PP como Madrid o Valencia, debe situarse al margen de la pugna Ejecutivo- oposición porque tiene la gravedad suficiente como para llegar a acuerdos sin demora. Y el PP estaría de acuerdo siempre y cuando Zapatero no presente su oferta- -un misterio aún, según denuncian- -como un lo tomas o lo dejas que les obligue a subir sus impuestos. Además, en el PP se preguntan por el sospechoso silencio de las Comunidades del PSOE, que si bien parecen conformes con el fondo de la propuesta del Gobierno, habrá que ver si están de acuerdo en la forma: en el reparto y si no beneficiará más, como siempre, a Cataluña De cualquier modo, todo queda a expensas la cita Zapatero- Rajoy. Órdenes de Rajoy Para el PSOE, más allá de los deseos de las Comunidades para favorecer medidas que tiendan a reducir el déficit del gasto sanitario, pueden pesar más las directrices de Mariano Rajoy desde Génova y la necesidad que los socialistas atribuyen al líder del PP de reaparecer en el nuevo curso político como el líder de una