Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 29 8 2005 45 Toros SEMANA GRANDE Padilla, definitivamente, nuevo ídolo de Bilbao Plaza de toros de Vista Alegre. Domingo, 28 de agosto de 2005. Última corrida. Algo menos de tres cuartos de entrada. Toros de Cebada Gago, excesivamente desiguales de presentación, todos de astifinísimos pitones; pero los tres primeros, tres sardinas; destacó el noble y flojito 3 durísimo el 4 y correoso el 5 complicado el 1 José Ignacio Ramos, de rosa y plata. Estocada y descabello (saludos) En el cuarto, horrible bajonazo y descabello (división de opiniones) Pepín Liria, de azul añil y oro. Media tendida. Aviso (saludos) En el quinto, media atravesada y desprendida que escupe (división de opiniones) Juan José Padilla, de naranja butano y plata. Estocada (oreja) En el sexto, dos pinchazos y estocada (fuerte ovación de despedida) ZABALA DE LA SERNA BILBAO. Juan José Padilla se convirtió ayer, definitivamente, en el nuevo ídolo de Bilbao como triunfador absoluto de las Corridas Generales. Tres tardes, cuatro orejas. Podio de honor para Padilla, que comparte histórica e imaginaria fotografía con otros toreros que coparon el paladar de la afición bilbaína, como Antonio Ordóñez, Paco Camino o Enrique Ponce. Una fecha más el Ciclón de Jerez paseó la negra arena de Vista Alegre con el capote de paseo sin liar. Un día más se corearon sus muletazos azos con sumo agrado, interpretados con la figura corvada como quien descarga un camión de fardos de paja o pacas de heno, con el mismo sonido de esfuerzo que el de un levantador de piedra manando del interior de J. J. Padilla. Dos largas cambiadas para recibir al mejor toro de una muy desigual corrida de Cebada Gago, que se recuperó con sus enjutas carnes y sus astifinísimos pitones en el tercio de banderillas: los pitones tapaban sus flaconas hechuras. Hechuras tan estrechas no se le permiten más que a los cebadas. Traslada usted ese huesudo cuerpo a un domecq y se monta la mundial. O sus escasas fuerzas. Pero, como ya está dicho, se recuperó con Desplante de rodillas de Juan José Padilla con el tercer cebada, al que cortó una oreja nobleza y recorrido, gracias también a que Padilla no lo castigó nada en el caballo: dos picotacitos que no evitaron una costalada posterior. Y se puso a pegar pases. Ligados, eso sí. La estocada destacó sobre la faena que deleitó y conquistó los tendidos. No faltó un chal o mantón con el que envolverse en la vuelta al ruedo. Todo muy torero. Si el noblote sexto no se le agota, no duden que engrosa el marcador. El toro no se animó ni con los muchos zapatillazos que precedían al cite con el trasero en las galerías (andanadas) y la muleta picuda tocando por Jerez. Larguísimo se había hecho el show de las banderillas, con dos violinazos falli- TELEPRESS Los triunfadores El Club Cocherito de Bilbao ha premiado como mejor toro de las Corridas Generales a Harapiento número 39, de 597 kilos, de Torrealta, lidiado el pasado lunes por Matías Tejela como primero bis. La Junta Administrativa de Vista Alegre ha galardonado a Victorino Martín como la mejor corrida. El premio del Hotel Ercilla al triunfador de la Feria ha sido para Juan José Padilla; el premio Arte, Saber y Toros, para El Juli; el trofeo Memorial Manolo Chopera, para Alfonso Ybarra, veterano y destacado miembro de la Comisión Taurina. dos, uno por culpa de un resbalón del toro y otro porque no halló lomo. El fino y ligero de carnes, salpicado y berreón, toro que abrió plaza evolucionó constantemente a peor. José Ignacio Ramos apechó con los navajazos que merodearon la pañoleta una y otra vez. Oyó una ovación tras contundente sopapo con la espada. El aguerrido Ramos, desgraciadamente, se equivocó de principio a fin con el cuajado cuarto, el padre de los tres anteriores. No lo midió en el caballo- -le faltó un puyazo- y desde ahí todo fue consecuencia de la decisión tomada, desde el desastroso tercio de banderillas a la ingobernable faena, con el toro recrecido en su violenta y dura condición. Para colmo el estoque se le cayó casi en el brazuelo. O sin el casi. Deslucida novillada en Las Ventas Una deslucida novillada de Hato Blanco condicionó el festejo dominical celebrado ayer enLas Ventas. Sólo el primero de losutreros marcadoscon elsegundo hierro de Campos Peña siguió con bondad y fijezalastelasde sulidiador. Elrestoofrecióunjuego descastadoy conmuchogenio, según informa mundotoro. Con este material, tan sólo Javier de la Concha escuchó unas tibias palmas tras pasaportar con firmeza al novillo que abrió la tarde. Con un cuarto de entrada, el balance fue: Dela Concha, algunas palmasysilencio; Murillo Márquez, silencio tras aviso en ambos, y El Javi, volteado sin consecuencias (en la imagen) silencio en su lote. Se guardó un minuto de silencio por el aniversario de la muerte de Manolete. Óptima condición Pepín Liria se ha propuesto cuajar una temporada buena, y al tercero, que apenas podía con sus limitados cuartos traseros, aunque luego se vino arriba, le sometió sus embestidas en largos derechazos. Si no le baja así la mano, la tendencia natural del toro era embestir con la cara alta. Exprimió su óptima condición en tandas de conexión y vibración. Su pecado residió en prolongar más de la cuenta el minutaje de la faena e insistir con más cabezonería que resultados por el lado izquierdo, por donde el toro medía de reojo sin emplearse. El quinto formó parte de los cebadas con el debido cuajo. Incomprensiblemente, el matador de Cehegín lo brindó al personal, como Ramos sus dos toros, para luego tragarse la ofrenda y las correosas arrancadas de medio viaje. Para el año que viene Juan José Padilla se ha ganado, al menos, dos contratos: la afición de Bilbao se lo merece. BOTÁN