Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional LUNES 29 8 2005 ABC Irán rechaza negociar con la UE y EE. UU. su programa nuclear b El Gobierno de Teherán, en con- tra de la opinión de Washington, insiste en que no persigue la construcción de bombas atómicas, sino tan sólo energía nuclear AP TEHERAN. Irán rechazó ayer lo que calificó como negociaciones condicionadas por Europa sobre el polémico programa nuclear que Teherán desea desarrollar, al tiempo que pidió el diálogo directo con la Agencia Internacional de Energía Atómica. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Reza Asefi, expresó que cualquier negociación futura no incluirá a Estados Unidos, que sostiene que Irán quiere fabricar armas atómicas, aunque su Gobierno insiste en que su programa sólo tiene el fin de producir electricidad. Como Europa ha demandado negociaciones condicionales, Irán no lo aceptará y no se realizarán dijo Asefi a la prensa. Estamos interesados en negociaciones y en trabajar con la Agencia Internacional de Energía Atómica, como nuestro socio añadió. Esta semana el Ministerio de Asuntos Exteriores británico manifestó que no hay base para negociar con Irán hasta que ellos respondan... a una resolución de la AIEA adoptada este mes, que insta a Teherán a que suspenda sus actividades de reprocesamiento de uranio en su planta de Isfahán. George Bush conduce su todoterreno junto al primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, en una imagen de archivo AP Los disparados precios del petróleo se convierten en una pesadilla política para los republicanos, incluidas incómodas estimaciones sobre la insaciable sed de combustible de la propia Casa Blanca Dame más gasolina TEXTO; PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL Nunca se detendrán Los países de la UE suspendieron una ronda de negociaciones prevista para el 31 de agosto debido a la reanudación de las actividades en las instalaciones de Isfahán. Asefi aseguró además que Irán avalaba las negociaciones con todos los países, pero que las actividades de esa planta no se detendrán nunca. El miércoles Irán señaló que preparaba una nueva propuesta nuclear para presentar en las negociaciones con Europa. Asefi añadió que saldría en unos 45 días y que había sido diseñada para fortalecer el derecho iraní a desarrollar el ciclo completo de combustible nuclear. Los tres países que negocian con Irán en nombre de la UE, Alemania, Francia y Gran Bretaña, buscaban persuadir a Teherán con incentivos económicos para que renuncie a su programa de enriquecimiento de uranio. Pero Irán ha rechazado la propuesta. Las actividades de conversión de uranio realizadas en Isfahán son un paso previo al enriquecimiento de uranio. El proceso de enriquecimiento puede producir tanto el combustible necesario para un reactor de energía nuclear como el material usado para fabricar una bomba atómica. WASHINGTON. A ritmo de Reggaetón -esa veraniega mezcla de hiphop salsa, y ritmos jamaicanos con letras en Spanglish -el tema Gasolina del artista puertorriqueño Daddy Yankee podría servir como banda sonora al recalentamiento que experimenta la política doméstica en Estados Unidos por los disparados precios del petróleo. Materia prima de la que el gigante americano consume 21 millones de barriles al día, con un 58 por ciento importado del extranjero a un coste sin precedentes. La multiplicación de los precios de la gasolina, que empieza a ser percibida como una especie de impuesto adicional al consumo, especialmente oneroso para las rentas más bajas, puede tener incluso mayor trascendencia que la guerra de Irak para explicar la dramática caída en popularidad del presidente Bush en su segundo mandato. Sin que sirva de mucho consuelo comparativo para la opinión publica de Estados Unidos que en países como España cueste muchísimo más pasar por el surtidor. aviones como un costoso Boeing 747- 200 B, helicópteros o mastodónticos vehículos blindados organizados en nutridas comitivas. Durante el receso parlamentario de verano, los miembros del Congreso han tenido amplia oportunidad de escuchar en primera persona las quejas energéticas de sus votantes en un país organizado en torno al motor de combustión interna y donde tradicionalmente se multiplica el consumo de gasolina durante los meses estivales. disparados del crudo, insistiendo en presentar al presidente Bush en plena sintonía con los grandes intereses petroleros. Según las cuentas interesadas de los demócratas, los precios de la gasolina se han incrementado un 75 por ciento desde que Bush tomase posesión en enero del 2001. Pulso trascendental En este trascendental pulso político, la Administración Bush- -como ya lo hizo la Administración Clinton- -argumenta la imposibilidad de rebajar el coste de gasolina de la noche a la mañana. Recordando que las regulaciones de energía aprobadas al comienzo del verano tardarán varios años en ofrecer resultados tangibles. Para el Partido Demócrata, esa legislación ofrece multimillonarias subvenciones a las mismas empresas petroleras que acumulan ahora más beneficios que nunca. Pero sin mencionar que esta reforma contó con el voto de 75 demócratas en la Cámara Baja y 25 en el Senado. A modo de solución transitoria, y como inspirados por el pegadizo estribillo de Daddy Yankee, algunos congresistas plantean de nuevo la populista opción de recurrir a la Reserva Estratégica de Petróleo, con un volumen de 700 millones de barriles de crudo o el equivalente a unos 70 días de importaciones. Opción que ya se intentó durante la campaña presidencial de 2000 con un mínimo impacto en los precios de la gasolina y que sirvió para ilustrar el limitado margen de maniobra de los políticos de Estados Unidos ante las penurias energéticas de sus electores. Voto de castigo Quejas que en invierno se multiplicarán con los costes adicionales asociados al combustible para calefacción. Ante este continuado calendario de malestar y sacrificios, los republicanos empiezan a temer un voto de castigo en las próximas elecciones legislativas del 2006 sobre todo si los costes del crudo se transforman en inflación. Los demócratas no se han demorado en intentar capitalizar todo este malestar y dirigirlo contra la supremacía conservadora en el gobierno federal. El Comité Nacional del Partido Demócrata ha pasado a la ofensiva denunciando que la Casa Blanca no tiene un plan viable para combatir los precios Malestar y altercados Como indicador de este explosivo malestar- -además de frecuentes altercados en gasolineras y evasiones sin pagar- -la agencia de noticias Associated Press publicaba esta semana incómodas estimaciones que sitúan al propio presidente de Estados Unidos como un insaciable consumidor de combustible. En virtud de frecuentes desplazamientos subvencionados por los contribuyentes y donde se emplean La multiplicación de los precios del combustible puede tener incluso mayor trascendencia que la guerra de Irak