Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Internacional LUNES 29 8 2005 ABC El huracán Katrina fuerza la evacuación de los residentes de Nueva Orleáns Con vientos de hasta 280 km por hora, el ciclón volverá a golpear hoy el sur de EE. UU. de la ciudad del jazz ordena la evacuación de un área con más de un millón de residentes y organiza servicios de urgencia para los incapacitados PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Lo que empezó como una caribeña depresión tropical con el inocente nombre de Katrina ha terminado- -tras atravesar Florida- -por convertirse en un monstruoso huracán con vientos de más de 280 kilómetros por hora. Un devastador gigante de la naturaleza con pocos precedentes en la dramática historia meteorológica de Estados Unidos y que a partir de hoy, en torno al mediodía de España, está previsto que se estrelle contra las costas de Luisiana, Mississippi y Alabama. Una catastrófica amenaza, acompañada por olas de hasta diez metros de altura, que ha forzado la evacuación de millones de personas, convirtiendo las carreteras cercanas al golfo de México en un monumental y angustioso atasco. Estos miedos con tintes apocalípticos se centran principalmente en torno a la histórica ciudad de Nueva Orleáns, construida a unos dos metros bajo el nivel del mar y rodeada casi por completo por marismas, el río Mississippi y el lago Pontchartrain. Se trata de un sistema de aguas controladas por un complejo mecanismo de canalizaciones y diques vulnerables a la anticipada fuerza de Katrina El alcalde, Ray Nagin, ha ordenado la obligatoria salida de los habitantes de esta zona metropolitana con una población total de 1,3 millones de personas. Además, se han abierto las puertas de una decena de refugios temporales como el famoso complejo deportivo y centro de exposiciones Superdome para aquellos vecinos y turistas sin los medios necesarios para salir de la ciudad. b El alcalde Sólo nos queda rezar Mientras más de un millón de residentes de Nueva Orleáns, la capital del jazz estadounidense, evacuaban la ciudad ante la inminencia del impacto del huracán Katrina las misas celebradas ayer infundían ánimos espirituales a sus feligreses. Sólo nos queda rezar para que no ocurran desgracias mayores, y también en agradecimiento porque no nos afectó mucho a nosotros dijo el padre Fernando Stear en su homilía en la iglesia de Nuestra Señora de Lourdes, en Kendall. En un plano más pragmático, y también menos optimista, el alcalde de Nueva Orleáns, Ray Nagins, advirtió a los pocos residentes que aún quedaban en la ciudad que nuestros peores temores podrían hacerse realidad La pintoresca ciudad a orillas de la desembocadura del Mississippi está bajo el nivel del mar, y las marejadas podrían fácilmente alcanzar una altura de diez metros, según los pronósticos realizados por el Centro Nacional de Huracanes. Atascos desde primeras horas para evacuar la ciudad del jazz REUTERS gares- Katrina ha multiplicado su potencia hasta alcanzar ayer la categoría cinco, la más devastadora en la escala de Saffir- Simpson utilizada para medir huracanes. En los anales climáticos, Estados Unidos solamente ha sufrido tres tormentas con fuerza destructora comparable: el llamado huracán del Labor Day en 1935, Camilla en 1969 y Andrew en 1992. Este último, considerado como el huracán más costoso en la historia estadounidense, acumuló daños materiales superiores a los 30.000 millones de dólares y más de cuarenta muertos. Efectos sobre el precio del crudo El gran riesgo adicional de Katrina es que su trayectoria afecte a la producción petrolera del Golfo México, temores especulativos que ya han provocado que el barril de crudo llegase a alcanzar los 68 dólares en Nueva York. Los últimos cálculos de trayectoria amenazan a pozos de extracción de petróleo y gas en una zona responsable de un tercio de la producción estadounidense. Además de la evacuación de estas instalaciones flotantes se ha decidido interrumpir las actividades de la mayor terminal para recibir petróleo importado, situada a treinta kilómetros de la costa de Luisiana. Con capacidad para trasegar un millón de barriles de crudo diarios, por este puerto pasa un once por ciento de las necesidades petroleras de Estados Unidos. Ante este panorama de inactividad forzosa, se espera que el petróleo supere los 70 dólares por barril. Fuerza sin precedentes Según las declaraciones del alcalde Nagin, la ciudad de Nueva Orleáns nunca se ha visto en la trayectoria de un huracán de esta fuerza anticipando gravísimas inundaciones y la interrupción de suministros básicos como electricidad o agua potable. Más de treinta condados de Luisiana han declarado el estado de emergencia, y han ordenado evacuaciones obligatorias en al menos once jurisdicciones. Similares precauciones se han adoptado en la zona costera compartida por Mississippi, Alabama y la franja de Florida conocida popularmente como el mango de la sartén El presidente estadounidense, desde Residentes de Nueva Orleáns buscan refugio en el gran estadio Superdome AFP Tras alcanzar la categoría cinco, Katrina es el huracán más intenso que jamás ha afectado a la región El fenómeno podría afectar a la actividad petrolera, y ya ha elevado el precio del barril a 68 dólares su rancho en Texas donde apura sus cinco semanas de vacaciones de trabajo fuera de Washington, se ha sumado a las peticiones oficiales para que los ciudadanos tomen en serio la amenaza de Katrina George W. Bush ha recalcado la gravedad de esta amenaza meteorológica, comprometiéndose a emplear todos los recursos del Gobierno federal y las necesarias ayudas a la población. A partir de su entrada por la costa atlántica de Florida- -cobrándose la vida de nueve personas y dejando sin electricidad a más de un millón de ho-