Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 29 8 2005 Nacional 15 El embajador para los emigrantes reconoce afinidad de pensamiento y criterio con Touriño El PP acusó a Miguel Cortizo de usar su cargo en las elecciones gallegas b El diplomático socialista prome- te una relación próxima con Pérez Touriño y pide que se abandone el populismo barato de los populares con los emigrantes ABC MADRID. Miguel Cortizo, el diplomático elegido por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para asumir el cargo institucional de embajador en misión especial para la Coordinación de las Relaciones con las comunidades españolas en Latinoamérica- -ciudadanos gallegos en su mayoría- olvidó el carácter diplomático y representativo propio de las funciones que se le atribuyen y admitió ayer que, por afinidad de pensamientos y criterios supone que podrá mantener una relación más próxima con el actual Ejecutivo autonómico gallego presidido por Emilio Pérez Touriño. El embajador señaló además que espera que la nueva Xunta abandone el paternalismo y el populismo barato hacia los emigrantes que realizaban los gobiernos de Manuel Fraga. Las valoraciones de Cortizo reabren ahora la herida abierta durante la campaña electoral previa a los apretados comicios del pasado 19- J en Galicia, y abonan las tesis de la oposición popular, que acusaba reiteradamente a Cortizo de haber hecho un uso partidista de su cargo El embajador para la emigración dijo en su momento que su trabajo era en nombre del Gobierno y que su tarea no se circunscribía exclusivamente al censo de españoles no residentes, sino que también tenía, entre otros, un fuerte componente empresarial Sin embargo, ayer, en la cadena Ser, Cortizo reconoció que su labor iba a ser más fácil ahora, si bien, y a pesar de la marea de críticas a Fraga, señaló que en el pasado discurrió dentro del ámbito institucional habitual. recuento de los votos en la noche del 19- J, ya que Fraga se había quedado a un escaño de la mayoría absoluta que necesitaba para reeditar gobierno y, curiosamente, su suerte estaba en manos del voto emigrante. Finalmente, el PP no pudo formar gobierno tras el acuerdo alcanzado entre PSOE y BNG y Cortizo pasó a un segundo plano. Ahora, a las puertas del nuevo curso político, el embajador del Ejecutivo ha redefinido sus objetivos. No critica la supresión de la consejería de Emigración aprobada por el bipartito y opina que lo importante no es la estructura organizativa, sino los criterios y los presupuestos Cortizo confía finalmente en que la nueva Xunta afronte un cambio radical en las políticas dirigidas a los emigrantes. Miguel Cortizo Un cargo a la medida La creación de esta embajada en misión especial en noviembre del pasado año y la designación del dirigente socialista Miguel Cortizo para ocuparla fue interpretada por el líder del PP, Mariano Rajoy, como una decisión política a la medida que perseguía única y exclusivamente la manipulación del voto de los españoles emigrantes de cara a las elecciones gallegas. De hecho, el portavoz de los populares, Eduardo Zaplana, llegó a solicitar la comparecencia de Cortizo en el Congreso. Zaplana acusaba al embajador de haber participado en actos organizados por el PSOE con españoles residentes en Latinoamérica y aseguraba que se comportaba como un político y no como un embajador durante la campaña. La situación, ya de por sí complicada, dio una vuelta de tuerca más con el