Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 29 8 2005 11 La presidenta del PP vasco, María San Gil, acusa a Zapatero de dar oxígeno a Batasuna Aconsejamos comprar tarjetas prepago y cambiar continuamente el terminal telefónico señala el texto Si alguien de los que están en contacto contigo es detenido, conviene que cambies de teléfono Sobre el uso de móviles recomiendan comprar el teléfono a nombre de otra persona; cambiar la tarjeta que llevaba en origen; marcar el terminal con una señal para reconocerlo; no almacenar números en la memoria; no prestarlo; cambiar el teléfono dos veces al mes; utilizarlo sólo para las necesidades y apagarlo inmediatamente después dejándolo sin tarjeta y sin batería; utilizar dos móviles y dos tarjetas diferentes, uno para recibir llamadas y otro para efectuarlas; modificar la voz al hablar; no mantener comunicaciones superiores a tres minutos; y cambiar de lugar para cada llamada. El manual también aconseja a los terroristas que no acepten teléfonos regalados ni que los compren a alguien sospechoso Es recomendable- -continúa el texto- -apagar tu teléfono antes de ir a ver a alguien con un tiempo suficiente La baraja de Leganés SUICIDADOS Serhane el Tunecino Jamal Ahmidan El chino Ashri Rifaat Anouar Mohamed Oulad Akcha Líder espiritual de los atentados del 11- M. Se suicidó en Leganés. Jefe operativo de los atentados. Se suicidó en Leganés Se suicidó en Leganés. Pudo ser la persona que el 2 de abril de 2004 colocó una bomba en la vía del AVE Identificado como el séptimo suicida de Leganés. Se le atribuye un papel relevante en la planificación de los atentados Se suicidó en Leganés. Intervino en la obtención del explosivo y en la confección de los artefactos Uno de los siete suicidas del piso de Leganés. Utilizando identidad falsa, alquiló una vivienda en Granada donde los terroristas pretendían crear una infraestructura Rachid Oulad Akcha Allekema Lamari Abdennabi Kounjaa Minutos antes de la explosión, habló con su familia en Marruecos, de la que se despidió El Chino se fugó de un centro de extranjeros para no ser expulsado MADRID. Jamal Ahmidan, El Chino jefe operativo de los atentados del 11- M y uno de los suicidas de Leganés, fue detenido el 23 de marzo de 2000 en Madrid e ingresado dos días después en un centro de internamiento de extranjeros, desde donde sería expulsado de España. Su estancia allí fue de apenas un mes, pues él y otros cuatro internos se fugaron el 16 de abril tras agredir e inmovilizar a un funcionario. Ya en aquellas fechas, según informes que han sido incorporados al sumario del 11- M, Jamal Ahmidan mostraba un carácter agresivo y fanático. Era él quien ejercía una notable influencia en sus compañeros y quien dirigía los rezos diarios sentándolos a todos en círculo. Llegó a decir a los funcionarios que tenía muchos millones procedentes de la droga, pero que había sido elegido por Alá para beneficiar a su pueblo y dirigirle que no tenía miedo a morir y que su gran ilusión era la de marchar a Israel para matar judíos Durante los pocos días que permaneció en el centro, protagonizó varios altercados con otros extranjeros y se enfrentó a los funcionarios, alentando a los demás internos a hacer lo mismo. En una ocasión, el 8 de abril de 2000, la emprendió a insultos contra los policías que trataban de separarle en una pelea y textualmente les gritó hijos de puta, aunque me expulséis voy a volver y os voy a matar a todos en una hora Ocho días después, se escapó con otros cuatro internos musulmanes del centro. El Chino roció con spray la cara y los ojos de un funcionario, que había acudido a la cocina avisado de una fuga de agua. Sin poder ver, tal y como se desprende de su declaración, el policía fue inmovilizado por los brazos y trasladado hasta un mostrador. Eliminar palabras sospechosas Entre otras advertencias, se recuerda a los terroristas que eliminen de sus conversaciones telefónicas palabras como jihad operación suicida o Bin Laden ya que llaman mucho la atención de los investigadores. Asimismo, a aquéllos que suelen tratar a menudo con personas importantes -en referencia a responsables de la célula criminal- -les recuerda que escojan a quién pueden facilitar su número de teléfono. Ante cualquier duda deben vender el móvil o destruirlo ya que perder un teléfono de un valor de 300 dólares es mejor que perder a una persona de mucha importancia