Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 29 8 2005 ABC Nacional La Policía halló en Leganés un manual de Al Qaida con consejos sobre explosivos y móviles El texto, extraído de un ordenador, recomienda no mencionar a Bin Laden en las conversaciones b Mercados, facultades, estadios deportivos o paradas de autobuses son lugares idóneos para abandonar los coches- trampa según se señala en el escrito N. COLLI MADRID. Entre los escombros del piso de Leganés, en el que siete de los presuntos autores materiales del 11- M se suicidaron el 3 de abril de 2004, la Policía encontró una memoria extraíble de ordenador que contenía, en lengua árabe, consejos prácticos para terroristas. Se trata de una especie de manual con instrucciones sobre cómo actuar en el momento de dejar los explosivos en el lugar elegido para realizar una operación o sobre medidas de seguridad para no ser localizado a través del rastreo de llamadas telefónicas. Estos textos, sacados de internet y atribuidos a Al Qaida, están fechados en abril de 2003- -es decir, un año antes de los atentados- -y, al final de cada uno de ellos, figuran ruegos o agradecimientos a Alá; sus traducciones al castellano se encuentran incorporadas al sumario de los atentados de Madrid que instruye el juez Juan del Olmo. Bajo el título Los métodos para ocultar y camuflar explosivos; la serie para la preparación de la lucha el texto distingue entre operaciones -es decir, atentados- -en mercados, en autobuses y estaciones de autobuses o en centros públicos y restaurantes. Según el lugar que escoja, así habrá de actuar el terrorista con el objeto de no llamar la atención de nadie Así, aconseja a los mujahidines que utilicen siempre un atuendo acorde con el lugar escogido: si es un supermercado, deben fingir ser clientes y comprar al tiempo que dejan el explosivo o bien ir vestidos como repartidores; deben cuidar el aspecto y utilizar maletín si es un restaurante o un banco; y emplear una maleta grande para que nadie dude si el objetivo es una estación de autobuses. Si el atentado dentro de la estación va a ser con coche- bomba, aconseja con total frialdad que los terroristas dejen el vehículo en zonas donde hay material inflamable para tener una eficacia mayor en la explosión Además de los locales citados, el manual explica a los futuros terroristas cuáles son los lugares idóneos para abandonar coches- trampa En este sentido, cita la entrada a mercados, campos deportivos, facultades, cines, paradas de autobuses o calles en las que se desarrollen manifestaciones. Rastreo de llamadas El segundo texto, hallado en la memoria extraíble de ese mismo ordenador, contiene consejos de seguridad para evitar que la Policía les localice a través del rastreo de sus llamadas telefónicas. Este método ha sido muy importante en las investigaciones del 11- M, pues ha permitido identificar a numerosos imputados a través de los móviles. El seguimiento de la llamadas dibujó también con absoluta precisión los viajes de los miembros de la célula de Jamal Ahmidan, El Chino a Asturias para negociar la compra de los explosivos. Los autores de los textos advierten que han perdido a muchos jóvenes héroes a través del teléfono móvil -terroristas que han caído presos -y ponen como ejemplo a los mujahidines que en el campo de batalla no utilizan el teléfono Las ruinas del piso de Leganés han aportado pruebas importantes a la investigación ÁNGEL DE ANTONIO