Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
110 Los Veranos DOMINGO 28 8 2005 ABC TRATAMIENTOS DE CHOQUE ¿Angustia por la vuelta al trabajo? ¿Ansiedad ante la perspectiva de empezar un nuevo curso? ¿Pánico a subirse a un avión para regresar a casa? Unas gotas de estos elixires florales bastan para controlar las presiones de la vuelta al cole Hoy no me quiero levantar ento estropearles la mañana de este último domingo de agosto, pero se acabó lo bueno. Mañana (o pasado o al otro, qué más da) tendrá que poner el despertador para volver a acudir al trabajo. ¿Deprimido ante esta idea? No es el único. Después de un período tan largo de desconexión, la vuelta a la rutina produce ansiedad, temor, melancolía o angustia a uno de cada tres españoles... Pero este síndrome, que se ha dado en llamar depresión postvacacional no es más que un estado anímico temporal. Al no tratarse de una enfermedad puede curarse simplemente con la ayuda de las Flores de Bach (reconocidas por la OMS como medicamento energético) Eso sí, tienen que ir acompañadas de una alta dosis de fe... Si TEXTO. TERESA DE LA CIERVA dad de alcohol de uva. Con este sistema creó elixires de 38 variedades con poderes diversos. No existe una forma científica que evalúe los efectos de estos remedios porque no se puede seguir su rastro en el organismo explica Stefan Ball, director de la Fundación Flores de Bach en Mount Vernon. Es empírico: la úni- ca prueba es la experiencia de las miles de personas que las consumen en 70 paises del mundo, y las 80.000 botellitas de remedios florales que se vendían, a la semana, ya en los años ochenta puntualiza Ball. Y desde luego, el reconocimiento de la OMS como medicina energética con capacidad de influir en el estado físi- co, mental y sentimental de los individuos. Walnut para los cambios Según cuenta Neus Costabella, médico y terapeuta floral, la apatía, el cansancio, la tristeza y la melancolía que acompañan al estrés postvacacional -esta palabra es más correcta- -la acusan más las per- Modo de empleo Es tan fácil como diluir dos gotas de la flor escogida en un vaso de agua y beber su contenido a sorbos 4 veces al día, durante el tiempo que sea conveniente hasta la desaparición de la fobia (si los problemas son varios, se pueden mezclar hasta 6 flores) También sirve ponerse las gotas directamente bajo la lengua o aplicarselas en las muñecas o en las sienes. Todos estos remedios son absolutamente inofensivos (los pueden usar incluso bebés y mujeres embarazadas) no interactúan con otros medicamentos, y no suponen ningún peligro si se excede en la dosis o si ingiere un remedio que no es el indicado para su caso subraya la doctora Costabella. Si se necesita una mejora muy rápida, no sirve de nada aumentar el número de gotas de cada toma. Es más efectivo tomar el remedio más veces al día añade. El secreto está en los pétalos El propio Edward Bach, el padre de las flores que llevan su nombre, no tenía explicación científica de cómo o por qué actuaban sus remedios como los animales salvajes no necesitan explicaciones de por qué algunas plantas les alivian cuando están enfermos decía) Lo que ofrecía eran cientos de historias de casos de curación. Este doctor, que estudió y practimediciCada uno, al có la alopátina igual que los ca, la homeotres tenores, patía y la inofrece su reper- munología, torio por sepa- d e s c u b r i ó 1928 rado para aca- en floresque las debar actuando bían su potencial curajuntos tivo a la energía que recibían del sol y que, gracias al calor del sus rayos, el rocío absorbía las propiedades terapéuticas de la planta. E ideó un método para recoger ese poder: recolectaba los capullos al amanecer, los colocaba en un recipiente de cristal con agua pura de manantial y los dejaba macerar al sol durante 3 horas (las especies que florecen en invierno las cocía al fuego 30 minutos) De este modo, los beneficios de cada flor pasaban al agua, y, para que se mantuvieran efectivos, añadió a la infusión resultante una pequeña canti- sonas que tienen un trabajo en un medio hostil, agresivo o insatisfactorio, las mujeres entre 18 y 45 años, y los niños de edades comprendidas entre siete y nueve. Ese estado de ánimo pasajero puede durar hasta entre una y dos semanas, y sólo cuando persiste más de 15 días- -como le sucede a un 7 por cien de los trabajadores- -puede ser el anuncio de algo más grave, y hay que acudir a un médico. Para el resto, es simplemente una dificultad más de la vida a la que debemos adaptarnos. ¿Cómo lograr que afecten lo menos posible a nuestro estado emocional? Aquí es donde entran en juego las Flores de Bach. El walnut por ejemplo, evita el malestar y la confusión a aquellos que no saben adaptarse a nuevas situaciones; mimulus proporciona valor para enfrentarse a las La naturaleza ofrece miles de recursos para resolver los conflictos de la vida cotidiana