Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 28 8 2005 Los Veranos 109 Los inmigrantes buscan la sombra de los árboles tras ser detenidos por la patrulla fronteriza en Nogales, Arizona do edificios oficiales, incluso electoralistas el presidente cuarteles de la misma migra. Bill Clinton decide reforzar la frontera en San Diego, lo La necesidad de migrar que envía a muchos emigranLa Southside Presbyterian tes al desierto y a la muerte. Church de Tucson, un santua Empieza una militarización rio desde los tiempos de las guede la línea que tras el 11 de rras en Centroamérica, tienen septiembre no ha hecho sino acogidos a varios salvados: del agravarse. Desde 1994, según desierto, de la migra. Como Docifras de la Universidad de ris Romero, de 42 años, honduHouston, son más de 3.000 los reña de Tocoa, un villorio de 59 muertos que se han podido dohabitantes donde se quedaron cumentar, aunque se teme su marido, camionero, y cinco que sean muchos más. A pehijos (de 11 a 19 años, uno de sar del refuerzo de la migra, ellos adoptado) Se pusieron de de los muros y de todo el dineacuerdo en que probaro gastado, no se puede parar: no es por de- Las personas ra suerte. Emprendió seo que vienen, es que vienen no viaje con dos compañeras, pero una enferpor necesidad. Desde buscan la mó en México y muque Estados Unidos muerte, sino rió. Aunque fue duro incorporó estos terriatravesar México, lo torios, la base de su el trabajo, peor llegó en el desierdesarrollo ha sido la que ya les to de Arizona, por el mano de obra mexiespera que se aventuró con cana. Pero eso ha acaotros siete y poca bado por extenderse agua: El cuerpo me temblaba, a todo el país. El Tratado de y no me escuchaba la voz, el peLibre Comercio ha sido un cho se me iba. Pensaba que iba fracaso para los pobres, pora morir. Si hubiera sabido que que no tomó en consideraera así no lo hubiera intentación a la mano de obra. Se do. Pero ahora no voy a dar quiere a trabajadores mal pamarcha atrás Al recibir el algados, pero no a los mexicata en el hospital, fue acogida en nos. La frontera, con la patrula iglesia. Tiene conocidos en lla, los muros, la tecnología el país, lo que significa trabajo. de vigilancia, las prisiones, Pronto se irá. Como Diego Sanlos jueces, se ha convertido tis, de 28 años y natural de Ocoen un gran negocio Un albasingo, en Chiapas, que en moñil hispano jubilado, con pamentos de desesperación llegó saporte gringo, cuenta miena gritar sólo para oírse. Mi estras pide que cancele su nomposa y cuatro chamacos- -de bre que en su cuadrilla eran uno, tres, cinco y siete años- -muchos los indocumentados se quedaron allí, donde trabaque trabajaban construyen- Los inmigrantes descansan en el centro de detenidos de la patrulla fronteriza tras ser apresados jaba la huerta, pero no daba para vivir. No fue un viaje deseado, sino de la necesidad Como Doris, también cruzó por Sásabe, tras negociar con un poyero al que le pagarían después, en cuanto encontraran labor. Pero a su grupo le cazó la migra. El echó a correr y se perdió. Aunque repite que estaba solito y que había llegado el fin, confió en Dios. Le recogieron unos samaritanos en el lugar de Arivaca y le llevaron a la iglesia. Nadie me dijo que había riesgo de morir. Cuando empecé a caminar desde la frontera me di cuenta de que no era cosa de risa Espera partir cuanto antes hacia Los Ángeles, donde un tío que remodela casas le ha prometido un puesto de trabajo. Las torres blancas y gemelas de la catedral de San Agustín destacan sobre las avenidas, los aparcamientos y los desolados solares de Tucson. Son las ocho de la mañana del domingo y el centro de la ciudad parece tan muerto como a las doce de la noche de la víspera. Pero basta franquear la puerta de la sobria catedral, que preside un Cristo con los brazos en cruz, pero sin cruz y sin clavos, un Cristo que habla más de resurrección que de muerte y de sufrimiento sobre un fondo naranja de amanecer en el Diego Santis, de México, en el centro de acogida desierto, para encontrarse con una iglesia en la que casi todos los bancos están llenos de hispanos que asisten a su misa mariachi en español. Una trompeta de timbre redondo y guitarrones guía al coro que canta por los hermanos perdidos en el desierto Para Lupe Chávez, Estados Unidos es directa responsable de cada muerte. Las personas que vienen no buscan la muerte, sino el trabajo, que ya les espera dice. En la lengua de los tohono o odhonan, Tucson significa agua al pie de la montaña. Es decir, esperanza. Es decir, morir no entra en los planes de la gente.