Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional DOMINGO 28 8 2005 ABC Varios heridos en enfrentamientos entre chavistas y opositores b Representantes de los presos El exilio y la sombra penitenciaria fueron los escenarios donde rehicieron su vida amorosa Alberto Fujimori y Abimael Guzmán, dos antagonistas de la vida política peruana tan distantes ideológicamente como próximos en sus estrategias de crimen y corrupción políticos y de la sociedad civil reclamaban el cambio de la dirección del Consejo Nacional Electoral por parcial y progubernamental LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL CARACAS. Al menos seis personas resultaron heridas ayer- -dos de ellas de gravedad- -cuando manifestantes de la oposición se enfrentaron a grupos de seguidores del presidente Hugo Chávez, que intentaron impedir que la marcha autorizada legalmente llegara hasta la sede del Parlamento. Representantes de los presos políticos, como Oscar Pérez, y de la sociedad civil, como la periodista Patricia Poleo, convocaron la manifestación para presentar ante el Legislativo un documento en el que solicitan el cambio de la dirección del Consejo Nacional Electoral porque la actual no es imparcial y favorece sólo los intereses del Gobierno La marcha recorrió ocho kilómetros desde el Centro Lido, pero al llegar a la esquina Corazón de Jesús, en la céntrica avenida Universidad, fue emboscada por chavistas que lanzaron piedras, botellas, cohetones denominados Bin Laden, y bombas lacrimógenas contra los manifestantes. Bodas de sangre en Perú TEXTO: CECILIA VALENZUELA CORRESPONSAL Fraude en el referéndum El político Pablo Medina señaló que es necesario destituir a las autoridades electorales porque el presidente del Consejo Nacional Electoral ha reconocido en un libro el fraude cometido hace un año en el referéndum revocatorio de Hugo Chávez. El diputado oficialista William Lara afirmó que fue un error de imprenta. Tras refugiarse en el portón de un edificio para protegerse de las agresiones chavistas, la periodista Poleo dijo que no tenemos miedo, seguiremos protestando. y denunciamos que la Policía hizo muy poco para garantizar nuestra seguridad en los enfrentamientos El presidente de la Asamblea Nacional, Nicolás Maduro, lamentó que hubiera heridos en la manifestación pero insinuó que podría ser una autoemboscada, en la que los mismos organizadores de la marcha pudieron haber provocado los disturbios El diputado chavista Maduro añadió que las repetidas protestas de la oposición, inevitablemente, terminan mal: Siempre vienen con una agenda oculta. Querían empañar la reunión con el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, para el foro de la Carta Social de las Américas y porque además nos visita el reverendo estadounidense Jesse Jackson LIMA. La historia podría llegar a considerar 2005 como el año nupcial en Perú. Los preparativos para los esponsales están en marcha. Antes de que culmine el año, pero en distintas latitudes del globo, se casarán el verdugo y el dictador: Alberto Fujimori contraerá nupcias en Japón con la empresaria y escritora de corte nacionalista Satomi Kataoka, y Abimael Guzmán, antiguo líder de Sendero Luminoso, le dará el sí a Elena Iparraguirre, alias camarada Miriam en la cárcel de mayor seguridad de la capital peruana. Perú aún no se recupera de los estragos que le causaron los más grandes estrategas de la violencia y la corrupción del siglo XX, pero ellos disponen de tiempo para rehacer su vida buscando nuevos amores. Fujimori conoció a Kataoka en marzo de 2002 en Tokio, en el templo de Yasukuni, donde ella acude frecuentemente a rezar por los soldados japoneses que en el resto del mundo son considerados criminales de guerra. Guzmán reclutó a Iparraguirre en 1977 en una conferencia dictada por él en la Universidad de San Marcos, en Lima. El flechazo de Eros fue certero. Fujimori escribió la frase very nice en el reverso de la tarjeta personal que Kataoka le entregó al conocerlo en su ritual en pro de las almas de los kamikazes. Elena Iparraguirre estaba casada y tenía dos hijos, pero en 1982 abandonó a su familia y pasó a la clandestinidad dejando de responder al dulce apelativo de Leny para convertirse, para siempre, en la temible camarada Miriam Abimael Guzmán y Alberto Fujimori, en imágenes recientes tes que levantar el puño contra el partido Las novias están radiantes y decididas a todo. En octubre de 2003, el Yomiuri Shimbum, el diario de mayor tirada en Japón y en el mundo, reveló que la empresa de Kataoka había evadido impuestos por un monto de 500 millones de yenes (3,7 millones de euros) y que parte de ese dinero fue utilizado para comprarle a Fujimori costosos trajes y pagar las facturas de las fiestas a las que el prófugo ex presidente de Perú asiste para relacionarse con influyentes políticos de filiación ultraderechista, así como con empresarios vinculados al PLD, el partido de Gobierno. Desde su celda, la camarada Miriam ha dejado trascender que a Guzmán le preocupa tremendamente el futuro del partido y que tiene una obsesión porque sus restos no sean sepultados en un olvidado panteón. La boda EFE AP con Iparraguirre dejará sentado ante sus huestes el deseo de Guzmán de nombrar a su nueva esposa heredera del liderazgo de su organización, así como la obligación de enterrarlo cuando acaben sus días como la cuarta espada del marxismo De presidente a prófugo Fujimori y Kataoka hablan en inglés. Guzmán e Iparraguirre no hablan, cumplen condenas en cárceles separadas. El ex presidente peruano es ingeniero, tiene 66 años, está divorciado, cuatro hijos, el pelo teñido de negro, un litro de botox en la cara y figura en la página web de la Interpol como culpable de asalto, fraude, secuestro, genocidio y crimen organizado; Saotoni tiene 40, es divorciada, un hijo de 12 años, una empresa inmobiliaria y ha escrito dos libros en los que destaca el nacionalismo japonés, uno sobre el infinito amor de los kamikazes y el otro sobre la importancia de hacer renacer el código de los antiguos guerreros samurái. Abimael es licenciado en filosofía, tiene 70, su esposa figura como desaparecida, padece soriasis crónica y cumple cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad. Elena fue maestra, bordea los 60, divorciada, dos hijos y pasará el resto de su vida en prisión por ocupar el puesto número dos en la organización criminal de Sendero Luminoso. Habrá boda. Se casarán un grupo de famosos fanáticos. Los novios jurarán compartir sus culpas o sus riquezas mal habidas hasta que la muerte los separe. Amén. Cárcel de oro Todo indica que para la otra pareja de amantes el pasado no fue mejor. Fujimori estuvo casado 20 años con la peruana de origen japonés Susana Higuchi, pero se divorció de ella a mitad de su gobierno. En agosto de 1994, El Chino mandó soldar las cerraduras de la puerta de la residencia de Palacio para que Higuchi no pudiera salir ni recibir a nadie. Ella había declarado en contra de su asesor, Vladimiro Montesinos, y a favor de los familiares de los desaparecidos en manos del Grupo Colina, el escuadrón de la muerte por el que Fujimori afronta ahora una acusación por genocidio. Por su parte, Abimael Guzmán todavía tiene que probar que es viudo. El líder terrorista peruano no ha revelado nunca la causa de la muerte ni el lugar donde está enterrada su primera esposa, Augusta la Torre, la camarada Nora Militantes de su organización han acusado a Miriam de haber asesinado a su rival, o por lo menos de haberla inducido al suicidio. Lo único que Guzmán ha dicho alguna vez es que Nora prefirió quitarse la vida an- El ex líder de Sendero Luminoso aún tiene que probar que es viudo: se ignora cómo se suicidó su primera mujer Kataoka, el nuevo amor de Fujimori, está vinculada a los círculos ultranacionalistas japoneses