Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional DOMINGO 28 8 2005 ABC Katrina amenaza de nuevo Florida y las plataformas petrolíferas del sur b El huracán, ahora de nivel cua- tro, se cobró el pasado viernes la vida de siete personas y volverá a golpear mañana el territorio de Estados Unidos AFP MIAMI. Katrina se convirtió ayer en un huracán de categoría tres sobre las cálidas aguas del Golfo de México, con vientos de 185 kilómetros por hora, y amenaza a Nueva Orleans y a las plataformas petroleras de esa región. El Centro Nacional de Huracanes de Miami (NHC) advirtió que el meteoro podría alcanzar la categoría cuatro sobre cinco en la escala de Saffir- Simpson antes de volver a tocar tierra. Katrina provocó siete muertos, inundaciones, arrancó árboles, derribó un paso elevado de una autopista y dejó a más de un millón cuatrocientos mil hogares sin energía eléctrica tras azotar al sur de Florida en la noche del jueves, alcanzando categoría uno. En la mañana de ayer (hora peninsular) el ojo de Katrina se ubicaba 700 kilómetros al sureste de la desembocadura del río Mississippi y 265 kilómetros al oeste de Cayo Hueso, Florida, desplazándose en dirección oeste- suroeste. Pero se espera que dé un viraje, amenazando a la costa desde el oeste de Florida hasta el oeste de Lousiana, según apuntan los expertos. Lech Walesa, llevado a hombros por trabajadores huelguistas el 30 de agosto de 1980 en Gdansk AFP Polonia celebra el 25 aniversario del legendario Sindicato Solidaridad Numerosos actos conmemoran la rúbrica de los Acuerdos de Agosto b El movimiento liderado por Walesa y respaldado por Juan Pablo II puso las bases para derrocar la dictadura comunista instaurada tras la Segunda Guerra Mundial JOSÉ LUIS GONZÁLEZ ENVIADO ESPECIAL WROCLAW (POLONIA) El denominado Sindicato Autogestionario Independiente (NSZZ) Solidarmosc (Solidaridad) fue registrado por el Tribunal Supremo de Polonia el 10 de noviembre de 1980. Pero la historia y lucha de Solidaridad contra la dictadura comunista se inició unos meses antes, el 8 de julio de 1980, y se culminó con los históricos Acuerdos de Agosto. Ahora, miles de polacos que fueron parte activa de aquel movimiento social sin precedentes sienten nostalgia y orgullo de lo que hicieron durante aquel verano del 80. Y lo que hicieron no fue poco, porque sentaron las bases del derrocamiento de la dictadura comunista y, como un castillo de naipes, lo que ocurrió en Polonia por aquel entonces se expandió al resto de países de la órbita soviética, desencadenando la descomposición de la URSS y la reunificación de Alemania que tuvo lugar en 1989. Por eso, Polonia entera se vuelca en las conmemoraciones del 25 aniversario de aquel movimiento de masas, hoy convertido en leyenda, y que fue liderado por Lech Walesa y apoyado decisivamente por Juan Pablo II. Aquel sindicato fue mucho más que una mera agrupación de trabajadores; Solidaridad fue un movimiento social que luchó por las libertades y contra el régimen comunista, un movimiento que puso a todos de acuerdo, a la derecha, Otra posible subida del crudo Un total de 21 instalaciones petroleras cerca de las costas de Nueva Orleans fueron evacuadas ante la perspectiva del azote del huracán, alimentando temores de un incremento de la cotización del crudo. La gobernadora de Lousiana, Kathleen Babineaux, declaró el estado de emergencia, alegando la inminente amenaza de severas tormentas, fuertes vientos y lluvias torrenciales. Katrina era menos potente cuando el jueves azotó al populoso sureste de Florida, siendo el sexto huracán en golpear esta región estadounidense en poco más de un año. Miles de trabajadores de empresas de servicios se pusieron a trabajar apenas pasó lo peor de la tormenta, pero las autoridades sostienen que llevará varios días reconectar la energía eléctrica a los hogares afectados. El presidente George W. Bush fue mantenido al tanto del impacto del huracán, dijo el portavoz Trent Duffy, quien indicó que se asignaría ayuda federal al estado gobernado por Jeb Bush, hermano del mandatario. Los recursos federales están en camino, e incluyen agua, alimentos, hielo y personal, así como expertos en búsqueda y rescate dijo Duffy. la izquierda y, por supuesto, a la Iglesia católica, que tuvo un papel decisivo en todo el proceso. Los astilleros de Gdansk vuelven a ser estos días el punto donde se centran las miradas de toda Polonia. Hace 25 años Lech Walesa, con el paso de los años Premio Nobel de la Paz y presidente de la República de Polonia, se dirigía a los polacos- -hecho insólito porque ese privilegio estaba reservado exclusivamente a los dirigentes del Partido Comunista- -en una histórica declaración de Gdansk: Ya tenemos lo importante, ésta es nuestra garantía para el futuro. Hemos luchado no sólo por nosotros, sino por los intereses de todo el país y todos sabemos cuan grande ha sido la solidaridad de los trabajadores polacos en esta lucha Lublin, ciudad que se erigió en centro del movimiento, participaron en las protestas más de 150 empresas y más de 50.000 personas. Aquello se extendió como la pólvora y el 14 de agosto de 1980 empezó la huelga de los astilleros de Gdansk. La onda expansiva de Solidaridad El 26 de agosto de 1980 las huelgas ya se habían extendido por todo el país, destacando importantes movilizaciones en Cracovia, Katowice o en Wroclaw. Lo que se estaba moviendo dentro de empresas como Dolmel, una de las fábricas más importantes de Polonia en los años ochenta, dejaba bien a las claras la magnitud de los cambios que se empezaban a gestar en la sociedad polaca. Dos días después, el 28 de agosto, empezó otra de las grandes huelgas, la de los mineros de Jastrzebie, que hizo insostenible la situación para los gestores comunistas. Solidaridad logró todas sus demandas, incluida la liberación de los presos políticos, demandas que quedaron rubricadas en los Acuerdos de Agosto que hoy se conmemoran. Además de hacer tambalearse a la dictadura comunista y de levantar conciencias, Solidaridad consiguió la aceptación de sindicatos libres, la garantía del derecho de huelga, el respeto de la libertad de expresión, la readmisión de despedidos por cuestiones ideológicas, la puesta en libertad de presos políticos, el aumento del sueldo base y otros derechos fundamentales relacionados con las jubilaciones, pensiones de invalidez, sanidad pública, vivienda, etc. Aunque hoy es innegable cierto escepticismo y pérdida del romanticismo de la antigua Solidaridad, Polonia se ha volcado en el 25 aniversario de los Acuerdos de Agosto. Espejismo de libertad Aquel periodo de libertades duró dieciséis meses, justo hasta que el Gobierno comunista estableció el estado de guerra, ilegalizando Solidaridad y aplicando una represión, a través del ZOMO (Destacamentos Motorizados de la Milicia Activa) que dejó en el camino miles de torturados y cientos de desaparecidos y asesinados. De todos modos, gracias a las sólidas bases que se habían sentado en agosto de 1980, el enfermo sistema comunista se fue agrietando hasta no poder aguantar más en el poder de Polonia. Fue en abril de 1989 cuando el Tribunal Regional de Varsovia inscribió de nuevo a Solidaridad en el registro de sindicatos Hoy son conocidos como los héroes de agosto quienes encabezaron las duras negociaciones, manifestaciones y protestas pacíficas que se produjeron en toda Polonia durante el verano de 1980 y que eran el núcleo duro y visible del movimiento Solidaridad. Sólo en