Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional DOMINGO 28 8 2005 ABC Batasuna no se atrevió a iniciar su marcha en Berriozar tras ser prohibida por los jueces b El Tribunal de Justicia de Navarra consideró acreditado que, pese a ser convocada por un edil a título particular, detrás de la manifestación estaban los batasunos S. N. PAMPLONA. Un día después de que Batasuna tomase las calles de Bilbao con la expresa autorización del Gobierno vasco y sin ninguna resistencia por parte del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, la formación ilegalizada no se atrevió a hacer lo mismo ayer en la localidad navarra de Berriozar. Entre otros motivos, la diferencia se debe a que en este caso tanto la Delegación del Gobierno en Navarra como el Tribunal Superior de Justicia de la comunidad foral prohibieron la marcha, convocada por el concejal de la localidad y ex parlamentario de Batasuna, Félix Puyo. En cualquier caso y pese a que finalmente la manifestación ni siquiera dio inicio- -fue prácticamente desconvocada sobre la marcha- la Delegación del Gobierno había desplegado en las calles de Berriozar a un importante número de miembros de las Fuerzas de Seguridad para impedir otra exhibición pública de Batasuna. A Félix Puyo, no le quedó más alternativa que quejarse ante la prensa de lo que denominó vulneración del derecho de manifestación Barrena, durante su mitin en la manifestación batasuna en Bilbao FERNANDO GOMEZ Los políticos más optimistas creen que ETA, sin una campaña de verano con atentados, ha decidido sustituir bombas por política en estos momentos para volver a ganar la calle. A otros, en cambio, no les cabe duda de que es un periodo de seguridad para reorganizarse ETA llena la piscina sin bombas POR CHARO ZARZALEJOS Carteles del Día de Batasuna Puyo alegó que había convocado la marcha a título personal con el objetivo de reclamar la apertura de un proceso de paz en Euskal Herria y exigir el derecho a poder decidir y a que se respete la voluntad de la ciudadanía libremente expresada Pero la Delegación del Gobierno, en primera instancia, y el Tribunal Superior de Justicia navarro después, consideraron acreditado que también Batasuna era uno de los convocantes y que, al estar ilegalizada desde marzo de 2003, era imposible autorizar la marcha. De hecho, y al igual que ocurrió en Bilbao- -manifestación que sí se celebró con la anuencia del Gobierno vasco y, según el PP, gracias a la desidia del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero- aparecieron en Berriozar y en otras localidades navarras carteles con el lema El Día de Batasuna Estos carteles llevaron al Tribunal a la convicción de que Batasuna estaba tras la organización de la marcha, cosa que el Tribunal Superior vasco no apreció en Bilbao. Además, el TSJ de Navarra argumentó que puede vaticinarse que se darán alteraciones del orden público con lo cual el motivo de la prohibición de la marcha fue doble. MADRID. Nada de lo que hace o dice ETA es inocente. No lo es, desde luego, cuando pone bombas ni tampoco cuando deja de ponerlas, como ha ocurrido a lo largo de este mes de agosto. En esta ocasión no ha habido campaña de verano ETA, en su vertiente operativa, ha optado por el repliegue. A cambio, eso sí, su representación política aglutinada en la ilegalizada Batasuna ha recuperado en gran medida las calles vascas. Se saben parte sustancial del escenario que el presidente del Gobierno comenzó a diseñar el 16 de mayo en el Congreso de los Diputados y, desde luego, imprescindibles para llevar a buen puerto las pretensiones soberanistas reiteradas una vez más por el lendakari Ibarretxe en su discurso de investidura, que en lo sucesivo habrá que tener bien presente. en este mes de agosto ETA ha sustituido las bombas por la política Por eso busca un hueco en la calle y por eso- -dicen- -Pernando Barreda le pide al presidente que no tenga miedo, que se quite de encima al PP, que pida contrapartidas- ¡Pídalas! dijo con énfasis el portavoz de Batasuna- -y adelante. Todo ello después de arremeter contra Josu Jon Imaz, la Ertzaintza y el PNV en general, en un puenteo que es tan ocurrente como absurdo. Otros, los menos optimistas, entre los que están muchos socialistas, los populares y más de un nacionalista, opinan que este repliegue de ETA tiene dos finalidades no contradictorias. Por un lado, efectivamente, recuperar la calle y protagonismo político a través de Batasuna y, por otro, autodotarse de un período de seguridad que les pudiera permitir una cierta reestructuración interna. y, sobre todo, emplazando pública y directamente al presidente del Gobierno al mismo tiempo que arremete contra Imaz y canta un tararí a Patxi López convocando la marcha en la puerta de la casa socialista en Bilbao. Y todo con 4.000 kilos de dinamita en su poder que en ningún caso va a inutilizar. Los utilizará cuando y como crea conveniente en el camino que se han trazado para sí mismos: no perder pie en el escenario de la política vasca con el objetivo más inmediato de estar presente en las elecciones municipales. El poder les resulta más sugerente que una eventual negociación. El guante lanzado desde la ilegalidad por Barrena lo tendrán que gestionar y administrar el presidente del Gobierno y sus más próximos en este asunto como son Rubalcaba, Blanco, Jáuregui o López Garrido, que antes de introducirse por el laberinto vasco tendrán que tener resuelta la papeleta catalana. No es serio pedir sensatez a ERC y a CiU y no poner coto a unas expectativas imposibles de cumplir y que, como ocurre siempre en política, se alimentan a sí mismas. En la agenda del presidente no está cerrada la fecha de su encuentro con Ibarretxe pero será pronto y será satisfactorio porque ambos necesitan ganar tiempo. Buscar un hueco en la calle ETA no ha puesto bombas y como si de vasos de compensación se tratara Batasuna ha recobrado hábitos que se creían olvidados y ha salido a la calle. ETA y sus más próximos están llenando la piscina. Los más optimistas, entre ellos algunos socialistas y más nacionalistas creen o quieren creer que lo ocurrido hasta este momento es que Orden de quietud absoluta Para ello, nada mejor que dar la orden de quietud absoluta sin que ello signifique que se haya adoptado la decisión estratégica de sustituir las bombas por la calle y la política. Todo lo contrario. En cualquiera de las dos hipótesis ETA está llenando la piscina de agua. Y la llena sacando a la gente a la calle