Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 28 8 2005 Nacional 15 Estamos tratando de establecer redes de confianza personal y política con el PSOE ¿Trazaron ustedes y los socialistas una hoja de ruta sobre paz y normalización en su cita de julio? -Me suele gustar ser discreto. Cuando uno está contando al día siguiente lo que ha dicho, la primera consecuencia es la pérdida de confianza. Por otra parte, no hay nada que ocultar. Con el PSOE estamos tratando de establecer redes de confianza, personal y política, al igual que con otros partidos. Eso es un valor para la sociedad vasca. Si tenemos que abordar un proceso de paz y de normalización, es importante que nos podamos mirar a los ojos y ser capaces de entender cuáles son los límites de uno y de otro. ¿Con un reparto de papeles: Zapatero liderando la pacificación y el PNV una reforma estatutaria? -No es que haya un reparto de papeles. En la pacificación nosotros no queremos ser protagonistas, no por vocación o no, sino porque hay una organización terrorista que debe dejar las armas y un Gobierno que tiene los instrumentos para abordar un final dialogado. El PNV ha transmitido, en público y en privado, que vamos a dar cobertura, a partir de las condiciones de la resolución del Congreso, a los posibles finales dialogados. Es evidente que en los acuerdos de normalización, la sociedad nos ha dado una capacidad de liderazgo y es nuestra responsabilidad asumirlo. Ahí tenemos que estar todos. La Casa del pueblo del PSE en Abadiño amaneció con pintadas insultantes EFE MANIFESTACIÓN EN BILBAO No ha habido componendas con Batasuna. Es una lógica jurídica la que se aplica y ni la Fiscalía ha recurrido. Con la ley en la mano, Balza dífícilmente hubiera podido tomar otra decisión PROCESO DE PAZ Es irreversible a largo plazo aunque las cosas se tuerzan y volvamos a un escenario oscuro. En el corto y medio plazo no me atrevo a decir que sea irreversible, no me gusta inflar ningún globo artificial tiren un cóctel molotov a éste le quemen la casa del pueblo, al otro le apedreen el alkartetxe y al empresario le pongan bombas. ¿Qué pronunciamiento certificaría esa desaparición de la violencia? -Eso es complejo. Hablamos de un cese indefinido y absoluto, sin fisuras. Y como ha dicho el lendakari, los partidos tenemos que alcanzar una valoración compartida de qué es cese de la violencia, no unilateral por parte del PNV. -Si la situación se estanca, ¿empezarían a negociar sin Batasuna? -Más que hablar de esas hipótesis, prefiero insistir en que vamos a trabajar para que esas condiciones mínimas y básicas sean posibles. ¿En qué punto está el proceso de paz? Batasuna parece haber cogido aire sin que el mitin de Anoeta haya desembocado en una tregua. -Yo creo que, a día de hoy, no hay un proceso de paz en marcha; lo que sí hay son pasos previos que no cabe desdeñar. ¿Que esto tiene muchos nubarrones? Sí, como el recrudecimiento de la kale borroka Pero nuestra obligación es explorar ese camino y la declaración del Congreso va por ahí. Las condiciones están establecidas y sectores importantes de la izquierda abert- zale tienen voluntad de cerrar definitivamente esta herida. Creo que Anoeta responde a eso y Batasuna debería discurrir por el camino que ella se marcó. Si lo hace, el PNV se compromete firmemente a implicarse hasta donde sea posible para dar cobertura política a esa situación con un acuerdo de normalización amplio. Todos debemos contribuir, pero la decisión fundamental le corresponde a ETA. Entretanto, sí tengo la sensación de que los partidos vamos avanzando en recobrar la confianza. ¿Siguen pensando que esto es irreversible, pese a los nubarrones? -Creo que lo es a largo plazo, aunque las cosas se tuerzan y volvamos a un escenario oscuro. En el corto y medio plazo no me atrevo a decir que sea irreversible, no me gustaría inflar ningún globo artificial. -Plantea una condición nítida... -Y no yo, el PNV. -Joseba Egibar discrepa. -Bueno, creo que hablaba de que en el diálogo no tiene que haber condiciones, y en eso estoy de acuerdo, porque de hecho estamos hablando. Pero una mesa sí tiene que tener una condición muy clara, la ausencia total de violencia. ¿Y todo el partido está comprometido con ese planteamiento? -El PNV está comprometido firmemente con eso. ¿Todo? -Evidentemente, soy el presidente. -Pero Egibar le disputó el liderazgo y éste no es su primer desmarque. -Me congratulo de no presidir un partido a la búlgara. Las organizaciones modernas no funcionan como las orquestas sinfónicas, en las que uno lleva la batuta, sino, como dice Josune Ariztondo, como una de jazz, donde puede haber sonidos en una u otra dirección, pero el conjunto forma una armonía. ¿El lehendakari está amortizado? -En absoluto, es nuestro principal valor electoral. Su discurso de investidura tiene los ingredientes de esta reflexión. No es ni pasado ni me atrevo a decir casi ni presente, es fundamentalmente futuro. El PP lamenta que Zapatero conteste a Batasuna y la sitúe otra vez en primer orden La kale borroka retorna a Amorebieta y Abadiño con sendos ataques a sedes del PSE en la marcha de Bilbao el fracaso de la ilegalización de Batasuna y ensalza el diálogo público entre Zapatero y Barrena S. N. BILBAO. La controvertida pero finalmente autorizada manifestación de Batasuna anteayer en Bilbao ha puesto de manifiesto tres conclusiones muy distintas, en función de quien las extraiga. Primero, la ya conocida del PSOE, quien por boca del propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, considera que ETA y su entorno no tienen otra salida que renunciar a las armas y condenar el terrorismo. En segundo lugar, la del PP, que no sólo insiste en que el Gobierno de Zapatero debió mover las piezas que legalmente tiene a su disposición para prohibir esa marcha y no regalar altavoces a Batasuna, sino que además le acusa de incurrir en un doble error: rebajarse a contestar en público al ofrecimiento hecho por Pernando Barrena de que el Gobierno ponga sus contrapartidas para negociar la paz y permitir a los batasunos retomar la calle y convertirse en un agente político de primer orden Y, en tercer lugar, la del mundo próximo a ETA. Ayer, el diario Gab El periódico Gara ve ra se hizo eco de la manifestación de Bilbao poniéndola como el ejemplo de un éxito político; como la demostración de que, justo el día en que se cumplían tres años desde que el juez Baltasar Garzón pusiera la primera piedra para la suspensión de actividades de Batasuna, la ilegalización de derecho se ha convertido en un fracaso de hecho; y de que hay diálogo con el Gobierno a la vista de que Zapatero respondió a Barrena. Pintura roja y amarilla contra el PSE Muestra del envalentonamiento con el que actúan los proetarras fue lo ocurrido anteanoche- -sólo unas horas después de la manifestación de Bilbao- -en las localidades vizcaínas de Amorebieta y Abadiño. Sendos ataques de terroristas callejeros causaron desperfectos en las fachadas de las respectivas sedes del Partido Socialista de Euskadi. Varios desconocidos lanzaron de madrugada botes de pintura roja y amarilla a las fachadas, en las que dejaron también pintadas con frases como PSOE fascista, vosotros tenéis la culpa o terroristas El portavoz de la Ejecutiva de los socialistas vascos, Rodolfo Ares, condenó los ataques y emplazó a Batasuna a sumarse a esa condena para demostrar que quiere contribuir de verdad a un proceso de paz Con los ataques como excusa, Ares consideró que Batasuna tiene hoy mismo una ocasión inmejorable para demostrarlo porque de lo contrario el PSOE entenderá que pese a los emplazamientos como los hechos por Barrena lo único que busca Batasuna es seguir manteniendo el conflicto en las calles utilizando todo tipo de subterfugios El PSE lamenta que Batasuna pierda otra ocasión de condenar la violencia tras los ataques a sus sedes