Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 28 8 2005 ABC AL LIBITUM PROVERBIOS MORALES LA SUCESIÓN DE FRAGA NGEL Acebes ha viajado hasta Almería, y se ha quedado corto, para decir, sin que le afloren colores en las mejillas, que la organización de su partido en Galicia está unida y cohesionada Habría que irse hasta Nueva York, donde en tiempos hubo una asociación de Hijos de Bergondo y sus Contornos, para poder decir lo que afirma el secretario general del PP sin que corran vientos de chufla por todas las corredoiras de Galicia. Y digo Bergondo porque allí, en el corazón de las Mariñas, es donde se produjo el último encuentro entre un Manuel Fraga que no quiere dejar de ser y un Mariano Rajoy que pretende llegar a ser, pero sin mucho entusiasM. MARTÍN mo y con la asfixia del FERRAND corsé de los acatamientos innecesarios. El pasado 19 de junio, con una victoria que se quedó cortita, el PP perdió el poder en Galicia por las mismas razones que hace año y medio, el 14- M, se quedó sin las llaves de La Moncloa. Es el partido más votado, pero su incapacidad para hacer amigos le condena a transitar del todo de la mayoría absoluta a la nada con diez millones de votos. Y no aprenden con la experiencia. Fraga, a quien no se le pueden negar méritos y servicios, remató sus expectativas con la llegada triunfal a Santiago de un nuevo presidente de la Xunta; pero ahí sigue, enredando, aplazando el proceso de una sustitución que, si siempre es algo urgente, en Galicia empieza a presentar el síndrome de la sede vacante. Fraga, con la aparente complacencia de Rajoy, tiene en su mano la fecha del Congreso que debe recomponer las fuerzas populares en un territorio que ha dejado de ser suyo por el mero desgaste, y no reposición, de los materiales. Así van pasando los días, aunque el sentido común y la contemplación de la fauna indiquen bien a las claras todo tipo de movimientos con los que unos, los bienquistos en Madrid, tratan de mover el suelo bajo los pies de los otros, los díscolos que, en el lugar, obtienen los votos de los paisanos. Y viceversa. La suerte futura del PP no es un asunto meramente partidista. Su condición fáctica de monopolista de la oposición en el plano de la política nacional, ante un tótum revolútum con aromas y mañas de Frente Popular, le convierte en la única alternativa posible de poder. De hecho, es una garantía democrática. De ahí que no tengan sitio los ternurismos familiares en los que quien fue y no puede seguir siendo marque conductas con razones de vida y corazón El aplazamiento de la sustitución de Fraga al frente del PP de Galicia conlleva una irresponsabilidad sólo permisible en quien maneja un predio particular, inexplicable para quien está en la cabeza de uno de los dos únicos grandes partidos nacionales de España. Más aún, vista la decoloración nacional del PSOE con sus últimos tintes nacionalistas, la cohesión que pregona Acebes debiera ser tangible lejos de Almería. ÁLAMOS Á H ABITADOS de pardos ruiseñores. He tardado más de medio siglo en saber a qué se refería exactamente don Antonio Machado en este verso. Quizá ni él mismo lo sabía, pues los poetas y yo somos así, señora. Un viejo amigo de Machado, el vate Jiménez, se detuvo un día ante una maceta y exclamó admirado: ¡Qué flores tan raras! ¿Cómo se llamarán? Y Valle- Inclán, que lo acompañaba, respondió: Eztoz zon loz rododendroz que zalen tanto en zuz verzoz de uzted, Don Juan Ramón. Los álamos habitados de pardos ruiseñores se alzan aquí, en Benaoján, al otro lado del Nacimiento, tramo inicial del río Guadiaro que movía antaño las turbinas del Molino del Santo. O sea que es verdad, que los ruiseñores son pardos, qué curioso. Yo me los imaginaba de colores vivos, pero no creía que existieran fuera de la poesía más o menos virgiliana. En esta cosa de los pájaros, los de Bilbao somos lo contrario de los ingleses: no distinguimos para nada los matices. A todos los llamamos igual, chimbos. Los JON clasificamos burdamente según el hábiJUARISTI tat (chimbo de higuera, chimbo de zarzal... y no los observamos, para qué. Nos los comemos. A todos (pájaro que vuela, a la cazuela) menos a los chimbos de tejao, que en otras partes se conocen como gorriones. Al parecer, los ruiseñores, estos chimbos de álamo, tampoco se comen. No es la costumbre, si no eres gato. Incluso en español, lo de comerse un ruiseñor suena muy mal. Y qué te voy a contar, en inglés. To eat a nightingale equivale a zamparse una enfermera, porque a las enfermeras les llaman así, nightingales, ruiseñores, qué fisnos, y todo por aquella Florence Nightingale, Florencia Ruiseñor, que organizó el primer cuerpo de enfermeras durante la guerra de Crimea, allá cuando, en Balaclava, por el Valle de la Muerte avanzaron los Seiscientos (lo de los Seiscientos avanzando, de Tennyson, también lo habríamos entendido en España de manera distinta, mira tú, y es que cada lengua es un mundo) Quede claro, pues, que el ruiseñor eurasiático, Erithacus megarhynchos de las tablas de Linneo, conocido y celebrado desde la antigüedad por la belleza de su canto, no debe comerse salvo en casos de extrema necesidad. Es un pájaro inútil, menos para los poetas y los monjes dispuestos a caer en éxtasis profundos. Y eso antes, que a ver quién pone hoy un ruiseñor en un poema, solo o en compañía de álamo. Es mucho menos comprometido meter una enfermera o un Seiscientos (y si se trata de una enfermera en un Seiscientos, tanto mejor) Pero, ¿por qué no los comemos? A los ruiseñores, quiero decir, aunque la pregunta vale también para los monjes y mucho más, supongo, para las enfermeras. Objetivamente, quitando huesos, plumas, pelos, picos, uñas y tendones, son todos ellos comestibles. Están compuestos, como el resto de las cosas que ingerimos, de proteínas, lípidos e hidratos de carbono. Más aún, ¿por qué aquí, en Benaoján y en el hotel del Molino del Santo, por ejemplo, no figuran en la carta las exquisitas lenguas de ruiseñor que en China, sin ir más lejos, salen a precio de caviar iraní? No será por falta de existencias, con tanto álamo habitado en los alrededores. ¿Por qué comemos ciertos bichos y no otros más sabrosos que tenemos al alcance del tirachinas? Muchos libros sesudos han tratado de explicarlo. No he encontrado ninguno tan ambicioso y convincente como mi última lectura de este verano, El alma hambrienta de León R. Kass, biólogo, profesor de Filosofía en la Universidad de Chicago y director del consejo que asesora al gobierno de Estados Unidos en cuestiones de bioética. Es, obviamente, un neocon. El capítulo de agradecimientos lo encabezan su amiga Gertrude Himmelfarb y el marido de ésta, Irving Kristol, ¿les suenan? El libro de Kass ha sido publicado en España por Ediciones Cristiandad, lo que no obsta para que el autor sea un judío ortodoxo que ha sabido rebatir el axioma más estúpido de la modernidad: si no hay Dios, todo está permitido. Pues bien, viene a decir Kass, como no todo está permitido, ni siquiera en la comida, resulta que hay Dios. De los álamos vengo, madre. PALABRAS CRUZADAS ¿Borrará el comunismo chino 5.000 años de historia? NO PODRÁ HINA conserva grandes mecanismos de su régimen comunista, con dos notas invariables, ausencia de información y crueldad. Eso hace del PCCh un partido antiguo. Su cúpula, no elegida, seleccionada a través de mil filtros, aspira a dirigir el desarrollo económico de la República Popular. Pero puede perder pronto el control. Nos atrevemos a mencionar en esta nota de 27 líneas un proceso difícil de desarraigar: la actividad clandestina de movimientos ciudadanos, que reclamarán su cuota de poder. El pluralismo chino es una imparable corriente subterránea. Qué procedimiento negocie la cúpula del PCCh para cambiar su naturaleza es imposible de DARÍO prever. La oposición crece: no hablaVALCÁRCEL mos sólo de Falun Gong, fenómeno del todo distinto de una secta: movimiento de defensa de valores históricos, es decir, de proyección futura de una historia de 5.000 años. Ésta y otras redes conforman la realidad. El régimen hace una oferta a corto plazo, enriquézcanse. Pero ese proyecto carece del mínimo equilibrio: favorece a menos de 250 millones de chinos mientras 1.050 observan atónitos. El régimen puede no resistir. La gran tecnología sigue en manos americanas, europeas y japonesas. China hace muchos millones de jerseis. NADA SERÁ IGUAL C N ADIE borra el rastro de una cultura milenaria. Mas creer que la brutalidad de Mao Zedong y sus sucesores no dejará huella es como suponer que un elefante puede pasar por el salón de tu casa sin dejar señal en lo que allí hay. Estos comunistas chinos de hogaño saben, como lo supo Gorbachov hace veinte años, que el sistema no funciona. Aspiran a reformarlo para poder mantener el control- -lo que intentó, sin éxito, el ruso- Ni creen en su propia cultura milenaria, ni en avanzar hacia un sistema democrático occidentalizado- -como fue capaz de hacer el milenario Japón sin siquiera derrocar al emperador Hiro Hito- -ni mucho menos en el RAMÓN mismo comunismo que proclaman y PÉREZ- MAURA ellos saben, mejor que nadie, hasta qué punto falla. Si China hubiera evolucionado de otra manera, la reforma hubiera sido más factible y la consolidación de los elementos históricos hubiera resultado evidente. Más de medio siglo de laminación cultural puede dar paso a un sistema diferente, en el que el mundo globalizado generará una sociedad con voluntad de ser mucho más parecida a lo que la sociedad de la información permite ver cada día en internet a millones de jóvenes chinos. China fabrica mucho textil. Pero compra a Zara. ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate