Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 SÁBADO 27 8 2005 ABC Economía El BBVA amenaza a Unipol con los tribunales si no iguala su oferta a todos los accionistas de la BNL El gobernador del Banco de Italia defiende su actuación en la opa lanzada por la entidad española b Fazio dice que la operación de Unipol sobre BNL está suspendida hasta que el Instituto para la Vigilancia de los Seguros Privados y de Empresas no emita su informe CRISTINA CABREJAS SERVICIO ESPECIAL ROMA. El BBVA advirtió ayer a la aseguradora italiana Unipol de que recurrirá a los medios judiciales oportunos si ésta no eleva el precio de la oferta que ha lanzado por el banco italiano BNL, del cual la entidad española posee casi un 15 del capital. Así lo señala el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria en un escrito remitido al regulador bursátil italiano (Consob) al que tuvo acceso ABC, en el que dice que la opa lanzada por Unipol es fruto de un diseño preconcebido e intencionado cuyo único objetivo es evitar la competencia con la oferta pública de adquisición formulada por BBVA A esto, indica el BBVA, habría que añadir que la oferta de Unipol se realiza a un precio inferior al de las adquisiciones acordadas en el mercado por la propia Unipol y por sujetos a ella vinculados Tales adquisiciones se habrían hecho a un precio máximo de 2,952 euros por acción, según reconoce la propia aseguradora. Por ese motivo, el BBVA reclama que se pague el mismo precio a todos los accionistas. Mientras, el gobernador del Banco de Italia, Antonio Fazio, se presentó ayer ante el Comité Interministerial para el Crédito y el Ahorro para defenderse de las acusaciones de haber beneficiado a entidades italianas en las operaciones para la adquisición del Banco Antonveneta y de la BNL, en detrimento de la holandesa ABN Amro y del BBVA, respectivamente. En juego estaba no sólo el prestigio de su persona sino el del organismo central, después de haber copado las páginas de la prensa internacional con las transcripciones de las escuchas telefónicas en las que muy amigablemente daba consejos y tranquilizaba al presidente del Banco Popolare de Italia (BPI) Giampiero Fiorani, sobre el éxito de su opa por Antonveneta. Fazio entró por la puerta de atrás del Ministerio del Tesoro, donde le esperaban cinco ministros del Gobierno Berlusconi dispuestos a escuchar su defensa, pero el documento que leyó durante las tres horas de reunión salió por la puerta principal, tras la recomendación del ministro de Economía, Domenico Siniscalco, de hacerlo público lo antes posible. Un documento de 24 páginas que no aporta nada nuevo, sino las ya reiteradas declaraciones de Fazio en las que afirma que el Banco de Fazio asegura que el Banco de Italia siempre ha informado a tiempo AP Al ministro de Economía de Italia no le convence Fazio, porque pone en cuestión la credibilidad del país Italia ha respetado escrupulosamente las normas comunitarias y las italianas, las normas de reglamento interno y las disposiciones de vigilancia y asegura que el Banco de Italia ha mantenido una constante colaboración con la autoridad de control de los mer- cados (Consob) y que en estos meses se han realizado las normales relaciones de colaboración institucional y de intercambio de informaciones y de documentación El informe de Fazio es una colección de fechas y lista de los numerosos golpes de escena que se han sucedido en las guerras por el control de Antonveneta y de la BNL y de los que, según Fazio, el Banco de Italia siempre ha informado a tiempo. Sobre el caso BNL, el gobernador explica que el banco central ha cumplido su misión, pidiendo el 19 de agosto a la aseguradora Unipol- -protagonista de una sorprendente escalada al capital de la BNL, que le llevaron al obligatorio lanzamiento de una opa- informaciones que completasen el proyecto industrial, con referencia a los perfiles estratégicos y económicos- patrimoniales, redes de distribución y de los sistemas informativos Asimismo, el gobernador explica que por ahora la operación de Unipol se encuentra suspendida, ya que ha pedido el parecer del Instituto para la Vigilancia de los Seguros Privados y de Empresas sobre los perfiles de la operación y la adecuación económica patrimonial del grupo Unipol Por ahora, el Gobierno no ha tomado ninguna decisión y se espera a que el ministro de Economía informe el próximo viernes al Consejo de Ministros pero Siniscalco no ha quedado convencido de las palabras de Fazio, añadiendo que el problema ahora es la credibilidad del país Pero el resto de ministros presentes dijeron que la comparecencia ha sido positiva China quiere renegociar al alza las cuotas textiles y se niega a usar las de 2006 como propone la UE PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Continúa el pulso textil entre China y la Unión Europea (UE) cuyos representantes mantuvieron ayer su segunda jornada de negociaciones para desbloquear la situación de los más de 60 millones de prendas que permanecen retenidas en las aduanas del Viejo Continente. Tal avalancha de ropa ha provocado que seis categorías de productos hayan rebasado ya los cupos previstos para todo el año, que fueron fijados en un acuerdo alcanzado hace sólo dos meses y que se ha revelado totalmente inútil. Y es que, entre la firma de dicho trato y su entrada en vi- gor en julio, los importadores europeos incrementaron sus pedidos textiles a China para no verse afectados por la imposición de nuevas cuotas. Como consecuencia, las exportaciones de ropa asiática a la UE se dispararon un 85 con respecto a julio de 2004, aumentando los ingresos en 1.704 millones de euros. Ante la crisis causada, que ha enfrentado a los países europeos productores de textil (España, Francia, Italia y Portugal) con los importadores (Alemania, Holanda, Suecia y Dinamarca) Bruselas busca una nueva solución para permitir la entrada de las prendas bloqueadas y evitar el desa- bastecimiento de las tiendas en las temporadas de otoño e invierno. Dicho conflicto le ha venido como anillo al dedo a Pekín, que pretende ahora renegociar al alza unos límites ya consensuados y que imponían a diez categorías de productos un incremento de las exportaciones de entre un 8 y un 12,5 con respecto a 2004. En este sentido, el régimen comunista ha pedido ya a la UE que flexibilice dichos cupos porque, tal y como explicó ayer a la agencia Efe Mei Xinyu, un experto vinculado al Ministerio de Comercio, las empresas chinas quieren establecer una nueva cuota para 2005 Como el gigante asiático desea que dichos márgenes se adopten dependiendo del ritmo de crecimiento de sus exportaciones, se ha negado a aceptar la medida propuesta por la delegación comunitaria, que apostaba por emplear este año los límites estipulados para el siguiente ejercicio.