Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid SÁBADO 27 8 2005 ABC SE DICE SE COMENTA MERCADOS (1) En la Comunidad, sobre todo los técnicos, se frotaban los ojos con el discurso de Alberto Ruiz- Gallardón en el remozado mercado de Guzmán El Bueno. Ese mensaje colaboracionista entre Plaza Mayor y Sol, ese espíritu de comprensión sonaba tan desconocido que las caras sorprendidas tenían razón de ser. Y es que va en serio, el alcalde tiene la mano tendida. MADRID AL DÍA MERCADOS (Y 2) Si Esperanza Aguirre llega a saber que el Ayuntamiento se lleva el protagonismo mediático en Guzmán El Bueno, después de haber puesto sobre la mesa la mayor parte del gasto, deja las vacaciones y viene corriendo a la inauguración. La capacidad de venta informativa del producto volvió a desnivelar la balanza hacia el lado municipal. Menos mal que era entre hermanos. LECCIONES DE HISTORIA MANUEL DE LA FUENTE LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Nacimiento El día 18 de agosto nació mi hija a las cinco y media de la tarde. El lunes 22 me acerqué al Registro Civil de Madrid para inscribirla. Este departamento está en la quinta planta y ya desde la planta baja se veía la cantidad de gente que acude hasta allí: había una cola tremenda para tomar el ascensor, así que subí por las escaleras. Al llegar a la quinta planta la situación me parecía tercermundista: eran las 10 de la mañana y la máquina del número me dice que delante de mí hay 78 personas. Muchas de ellas, además, van con el hijo, con el carrito, con el padre, la madre, la abuela y los padrinos. Los niños lloraban porque tenían hambre, pero la sala de lactancia que estaba llena y las madres en medio del pasillo tenían que dar de comer a su hijo. Cuando me toca y digo que mi hija se va a llamar María, la funcionaria me dice, de forma casi automática, cómo se deletrea Al darse cuenta, me dice que es que últimamente está escribiendo JAIME GARCÍA se pasan todo el día bebiendo. Litros y litros de cerveza a diario, que convierten la entrada de los portales en auténticos bares. Como es lógico, tal cantidad de líquido debe ser necesariamente eliminada del cuerpo, y no se necesita mucha imaginación para averiguar que, para ellos, el mejor sitio es en la calle. Creo que existe una ley que prohíbe beber en la vía pública. Si esto es cierto, ¿por qué no se hace cumplir? Gonzalo Arizcun García La sequía. Estamos hartos de oír hablar de sequía, pero no encuentro explicación a que se siga realizando la limpieza viaria con agua de las bocas de riego y no con cepillo. Yo de momento, seguiré llenando el lavavajillas, poniendo una botella en la cisterna, y duchándome en lugar de bañarme. Rubén López Fernández unos nombres que no sabía ni que existían, así que ya está acostumbrada. Al volver a bajar las escaleras me sentí retroceder en el tiempo. Visto lo visto, salí corriendo, porque no sabía si me daría tiempo de llegar al INSS para solicitar la baja de maternidad de mi mujer... José Luis García Bandas latinas Vivo en Vallecas, y allí como en otros muchos sitios, siguen ocupando plazas y calles. Durante los últimos tiempos, las bandas latinas campan a sus anchas haciendo imponer su particular ley de la selva Algo así también está ocurriendo en Villaverde, una zona castigada. Me da la sensación de que no se está tomando el asunto lo suficientemente en serio, creyendo que sólo se trata de gamberreo Ángela Sánchez La Ley Antibotellón Soy un vecino de la calle Ilustración, en el distrito de Moncloa que, día a día, se está degradando de una manera alarmante. Esta calle y el Paseo del Rey se han convertido en la residencia habitual de un conjunto de personas que DIMES Y DIRETES BUENOS PROPÓSITOS INVERNALES igo sumida en el letargo de van desde el día que se te acaban las vacaciones hasta el día en las vacaciones estivales leque te las vuelven a dar- -todo jos del foro, pero por tan poco tiempo que para cuando ussu jugo. Para empezar, he decidido hatedes lean estas líneas ya estaré de vuelta con la misma sensacer un último intento con lo del gimnasio: tengo la intención de ción de todos los años de que alELY contratar a un tío que va vestido guien ha adelantado el calendaDEL VALLE rio. de torero acosando a los morosos En esta ocasión he decidido no espepara que me persiga infatigablemente rar a nochevieja para apuntarme la liscada vez que falte a mi cita con el aeróbic. Es una decisión drástica que espero ta de cosas que quiero hacer y que siemque me reporte para el próximo verano pre se me quedan pendientes por culpa de esa manía de dejar los buenos propóla estructura corporal de Ellen McPhersitos para diciembre, que es un mes tonson en vez de la del picador de Caganto instalado en mitad del curso. No secho, que es a la que tiendo en cuanto me descuido. ñor. Esta vez, ya tengo la lista preparaEn segundo lugar, me voy a apuntar a da para sacarle al invierno- -estación que, por mucho que se empeñen los mela UNED para aprovechar el tiempo de los atascos. Estoy segura de que entre teorólogos, dura once meses: los que S parón y parón, conseguiré sacar el primer curso de ciencias políticas sin dificultad e incluso con nota. Y por último, voy a utilizar todo mi tiempo libre- -aunque entre el gimnasio, el torero y los atascos será escaso- -en aprender lenguas oficiales no vaya a ser que la propuesta de Carod prospere y a partir de ahora tenga que escribir el cincuenta por ciento de este artículo en gallego o en euskera que tampoco es moco de pavo. Como ven, mi cuaderno de bitácora esta hasta arriba de buenas intenciones, y pienso cumplirlas aunque mi marido esté convencido de que a base de perseguirme infatigablemente- -no tiene ninguna fe en lo mío con la bicicleta estática- -será el torero el que acabará con el cuerpo de la McPherson y jurando en arameo, idioma que le será de gran utilidad para cuando ERC reclame la antigua Mesopotamia como parte de los Països catalans que todo llegará. Ely del Valle es periodista odavía quedan en este martirizado Madrid comercios donde aún resiste el saber hacer y el saber estar. Como La Librería, en el 80 de la calle Mayor, a un paso de Palacio, en pleno corazón del viejo Madrid (el que ha perdido otro jirón del alma al marcharse Olga Ramos, qué señora) La librería se ha convertido en un reducto de la memoria madrileña donde no sólo se venden libros, sino que también se editan. Cronistas de la villa, especialistas, estudiosos, amantes de la milenaria Magerit se cuentan entre sus autores. También publican obras de ficción, alguna de ellas tan bonita (sí, ésa es justamente la palabra, bonita) como un pequeño volumen cuya autora es María José Martínez Sánchez y cuto título es El gran cardenal. Los Comuneros de Madrid Es una novela corta ambientada en los últimos meses de la vida del Cardenal Cisneros y su relación con los madrileños (él lo era, de Torrelaguna) hasta su muerte en la villa burgalesa de Roa cuando iba al encuentro de Carlos V, un tipo muy flamenco. La segunda narración, aún más hermosa, continúa la anterior y sus principales protagonistas son Antonillo recadero, aprendiz de cantero y esportillero y María, su santa, en los que asoman flecos de aquellos entrañables Baltasar y Blimunda de Memorial del convento del Nobel Saramago. A través de estos personajes y de sus paisanos (aconsejable tener un plano del Madrid de los Austrias a mano, pues la autora nos sitúa en las callejuelas a la perfección) se recrea el levantamiento de nuestros tatarabuelos bajo la bandera de los Comuneros de Castilla, pasaje que hoy, tiempos de tripartitos y nacionalidades históricas pocos quieren recordar. Nuestra ciudad jugó un notable papel en aquella utopía, e incluso el viejo Alcázar fue tomado al asalto por el pueblo de la Villa, pero aún no corte, que eso no sería hasta el reinado de Felipe II, en 1561. Aquel sueño morado (o carmesí) murió en Villalar hace quinientos años. De morado en Madrid, ya sólo queda el escudo del Real. Cosas de la vida, el equipo de los sueños de Carod y Cía. lo fundó un suizo. La Historia tiene estas cosas. T