Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Madrid SÁBADO 27 8 2005 ABC Suciedad, falta de información y sobre todo largas esperas de más de quince horas en las calles. Una situación que miles de extranjeros viven a diario en Madrid para tramitar su residencia. El Gobierno se ha visto obligado esta semana a duplicar los horarios de regularización Colas inhumanas para ser legal TEXTO: MIGUEL DOMINGO GARCÍA FOTOS: JAVIER PRIETO Alfonso Hurtado Ruiz Mexicano No hay ni un lugar decente donde esperar Los primeros papeles los presenté a finales de marzo- -un mes después de presentar la solicitud- Luego te tienes que dar de alta en la Seguridad Social, registrarte, Y después de esto esperar otros 40 días a que te den la tarjeta, ha sido un proceso difícil Alfonso es otro madrugador- -desde las siete de la mañana- porque la primera vez llegué con dos horas de antelación, creyendo que venía pronto Esa vez me tuve que ir, y hace dos semanas me faltaba un papel, ya he veni- do tres veces y aún no he conseguido ningún resultado Se encuentra a mitad de la cola, así que confía en entrar y acabar pronto. Pasan de veinte en veinte aunque en un principio se anunció que el edificio tenía capacidad para atender a 60 personas a la vez; deben de estar de vacaciones sospecha. Aquí se pueden reunir más de mil personas, seguro que hay gente que se queda fuera Sin embargo, según él, lo peor no es sólo el tiempo de espera, sino también las instalaciones: No hay siquiera un lugar decente donde esperar, estamos como perros, en la calle, sin poder sentarnos; y por supuesto unos baños, aunque sean prefabricados También hace falta algo más de control y orden MADRID. Largas esperas de más de quince horas, bajo el sol y rodeados de basuras. Esta es la penosa rutina que soportan a diario miles de extranjeros en las dependencias policiales de Carabanchel y Ventas, desde hace un mes y medio, cuando acuden a tramitar sus papeles de residencia, dentro del proceso de regularización iniciado por el Gobierno el pasado mes de marzo. Algunos llegan antes de amanecer para reservar un sitio. La oficina no abre hasta las cuatro de la tarde y, además, el personal contratado con motivo del periodo de vacaciones no es suficiente y no tiene formación según ha denunciado CC. OO. La situación no es humanitaria ni propia de una administración moderna ha llegado a reconocer la propia Delegación del Gobierno en Madrid. Lo hacía en una disposición realizada el miércoles tras una reunión con la Policía Nacional, con la que se intentará poner solución, después de un mes y medio, a las continuas críticas de los afectados. Según adelantó ayer ABC y anunció posteriormente la Delegación del Gobierno, se duplicará hasta las 10 horas el horario de atención a los extranjeros, a partir del lunes 29 de agosto, con un nuevo turno de mañana desde las 9.00 hasta las 14.00 horas. Además, se simplificará el proceso y los trámites burocráticos para formalizar la residencia. Sin embargo, durante este tiempo, no todas las críticas de los inmigrantes se han referido a las largas colas, que en ocasiones daba la vuelta a la manzana en el edificio de Ventas, o se alargaban por la antigua penitenciaría. Si durante la inauguración de la Brigada provincial de Extranjería, su arquitecto destacaba su diseño lim- pio, claro y luminoso que debía simbolizar la transparencia de la Policía Nacional; la mayoría de quienes esperaban, han criticado, precisamente, la gran cantidad de basura amontonada durante semanas frente al edificio, y según critican, una insuficiente información por el personal de la Policía. Hace una semana esto era un auténtico vertedero. Lo han limpiado recientemente, pero sigue sin haber contenedores explica una joven rumana. Tampoco hay servicios públicos; el olor es insoportable, las chicas tenemos que ir a bares cercanos, a diez minutos andando Un ecuatoriano afirma: Nadie nos dice en qué cola debemos colocarnos, esto es un caos Elvis Presley Chamba Ecuatoriano He llegado a las seis de la mañana para tener sitio He llegado a las seis de la mañana, porque si vengo más tarde no llego a conseguir turno; ya tengo experiencia Elvis Presley- -enseña su pasaporte ante sus compañeros- -se toma la espera con resignación, a pesar de estar sentado en el suelo desde hace seis horas, y saber que aún le quedan otras seis hasta entrar en las oficinas. Sin embargo, no se muerde la lengua. He venido tres veces, y siempre me ha faltado algo Reside y trabaja desde hace cinco años en España de manera irregular. Ahora vengo a poner la huella. Pero tendré que venir otras tantas veces y esperar de nuevo, porque seguro que hay problemas en el nombre Según él, el trato tampoco es adecuado cuando se acaba la fila. Hace falta más de amabilidad. Depende de quien te atienda, algunos ni te miran los documentos y te dicen que te tienes que ir. Hay que ser insistente. He visto a algunos irse con las manos vacías con todos los papeles en regla Por supuesto, como todos sus compañeros, pide unos baños, por lo menos