Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 27 8 2005 11 Un hombre estrangula a su mujer con un cinturón en Palma de Mallorca porque chateaba con otros Las banderas de Batasuna ondearon en la manifestación FERNANDO GOMEZ El Gobierno olvida la Ley de Partidos para justificar su pasividad ante la marcha Se escuda en una resolución del TSJ vasco anterior a la ilegalización de Batasuna EFE mación ilegalizada y que, como denunció el PSE y el PP, el Departamento de Interior la debía haber prohibido. La marcha, que partió protegida por un fuerte dispositivo policial, estuvo presidida por dos grandes banderas de Batasuna, y contó con la presencia de dirigentes de la formación ilegalizada como Pernando Barrena, Jone Goiricelaia y Joseba Permach que, tras ser recibidos con aplausos, se situaron detrás de la pancarta con el lema Ahora el pueblo, ahora la paz b El PP recuerda a Rodríguez Zapatero que los jueces ya no permiten que Batasuna convoque manifestaciones recurriendo a personas individuales S. N. MADRID. La pasividad de la Administración central ante la manifestación de Bilbao ha provocado un nuevo enfrentamiento entre el Gobierno y el PP. Mientras el principal partido de la oposición acusaba al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero de haber incurrido en una clarísima dejación de funciones al dejar que ETA- Batasuna se manifieste con total impunidad desde Moncloa se aseguraba que el Gobierno no era competente para prohibir el desarrollo de la marcha, y que sólo el Ejecutivo autonómico podría haberla impedido. De esta forma, la justificación sobre las competencias de las distintas administraciones para impedir la manifestación del entorno etarra reabría ayer la brecha entre el Gobierno y el PP en la lucha antiterrorista. El secretario general del PP, Ángel Acebes, aseguró que la pasividad de los ministerios de Justicia e Interior y de la Fiscalía General del Estado suponen una afrenta al Estado de Derecho pues recordó que se ha consentido la celebración de una manifestación respaldada por una organización que, según recordó, está ilegali- Silenciosa y poco numerosa La manifestación, aunque autorizada, reunió a pocos miles de personas. Entre los manifestantes también se pudo ver a históricos dirigentes de ETA, como Eugenio Etxebeste, y de HB como Txomin Ziluaga y Tasio Erkizia, así como al secretario general del sindicato abertzale LAB, Rafa Díez. Por delante de ellos, abría la marcha, casi silenciosa en contra de lo habitual, una veintena de personas con una ikurriña de grandes dimensiones. Las consignas más coreadas fueron las que reivindicaban el acercamiento de los presos etarras, la petición de amnistía, en contra de la bandera española y a favor de la independentzia así como Jotake, irabazi arte -Dale hasta el final- igual que en la marcha del pasado día 14 en San Sebastián. El acto transcurrió sin incidentes y bajo una fuerte presencia policial, aunque los antidisturbios de la Ertzaintza sólo fueron visibles alrededor de los edificios institucionales. El seguimiento directo de la manifestación se delegó a la Policía municipal y, desde el aire, al helicóptero de la Ertzaintza. La formación ilegal logró hacerse en junio con la llave del Parlamento vasco gracias a EHAK rios habituales como en San Sebastián hace 15 días, con una marcha que fue prohibida por la Consejería vasca de Interior, o la de Bilbao, que, por el contrario, fue permitida ayer con motivo del día grande de las fiestas. Fue en agosto de 2002, hace ahora tres años, cuando la Audiencia Nacional, en un auto del 26 de agosto de 2002 del juez Baltasar Garzón, ordenó la suspensión cautelar de todas las actividades de Batasuna y el precinto de sus sedes, locales y establecimientos, cumpliéndose en unos casos y en otros no. zada por el Tribunal Supremo y por el Tribunal Constitucional. En este sentido, el Gobierno tiene que garantizar el cumplimiento de la ley en todo el territorio nacional. Sin embargo, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, recordó al PP que con ocasión de una manifestación similar- -celebrada en septiembre de 2002- -el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco censuró a la Delegación del Gobierno por solicitar la prohibición de la marcha. Los jueces concluyeron entonces que el Ejecutivo central no estaba legitimado para recurrir. Lo que omitió ayer el titular de Justicia durante su comparecencia en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros es que aquella resolución del TSJ del País Vasco se produjo con anterioridad a que la Sala del 61 del Tribunal Supremo ilegalizara Batasuna, lo que supuso la exclusión de esta organización de la Ley de Partidos, vigente a nivel nacional y cuyo cumplimiento tiene que estar garantizado por el Gobierno de la Nación. Con este hilo argumental, la presencia de Batasuna en la manifestación de Bilbao estaría quebrantando las resoluciones del Supremo y del Constitucional. El secretario de Libertades Públicas del PP, Ignacio Astarloa, recordó a López Aguilar que desde 2002 los jueces ya no aceptan el fraude de que Batasuna convoque manifestaciones recurriendo a personas individuales