Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Especial Liga 2005- 2006 VIERNES 26 8 2005 ABC Mercado más barato TEXTOS: JOSÉ MANUEL CUELLAR or encima de los movimientos de unos y otros, de fichajes y refuerzos, los precios más baratos han sido la tónica común de este verano. No se ha comprado tan caro como otras temporadas y eso ha hecho que el mercado se moviera más. Tardíamente, pero con fruición. El Real Madrid, dadas sus malas dos últimas temporadas, ha sido de los que más ha fichado y lo ha hecho alternando su política: primero, dos obreros de lujo, Pablo García y Diogo; luego, los dos platos fuertes, Baptista y Robinho. Le ha secundado con fuerza el Atlético de Madrid que, de la mano de un Toni Muñoz reforzado en su puesto, ha fichado bueno, bonito y hasta barato, conformando un equipo que, esta vez sí, alimenta las esperanzas de que el club, al menos, esté en plazas europeas. La repesca de Gabi y la compra de valores como Maxi, Galletti, Kezman y, sobre todo, Martin Petrov, ofrece garantías de buen juego a los rojiblancos. El que menos se ha movido es el campeón, y con razón porque lo que va bien para qué moverlo. El Barcelona ha comprado poco porque ya lo hizo la pasada campaña y para los azulgrana los mayores refuerzos vienen de recuperar a la gente de profundidad de banquillo que la temporada pasada estuvo lesionado buena parte de la campaña. El Valencia es otro de los que ha gastado para renovar y se espera mucho del equipo, si bien Quique ha reconocido que va a tardar en confeccionar el puzzle en que se ha convertido la renovación de un equipo venido a menos. P Los fichajes más preciados 1. Robinho. 21 años. Delantero del Santos. El Real Madrid ha pagado 25,5 millones. 2. Baptista. 23 años. Centrocampista. El Madrid ha abonado al Sevilla 20, ampliables a 24 dependiendo de los resultados. 3. Villa. 23 años. Delantero procedente del Zaragoza. El Valencia pagó su cláusula de rescisión, 12 millones. 4. Petrov. 26 años. Centrocampista izquierdo procedente del Wolfsburgo. El Atlético ha pagado 10 millones. 5. Miguel. 25 años. Del Benfica al Valencia por 8 millones. 6. Kezman. 26 años. Delantero que el Atlético ha comprado al Chelsea por 8. 7. Riquelme. 27 años. Del Barcelona al Villarreal después de la cesión del año pasado. Ha costado 7 millones más una cantidad adicional según los resultados. 8. Kanouté. 27 años. Del Tottenham al Sevilla por 6,5 millones. 9. Diogo. 22 años. Lateral que el Madrid ha comprado al River Plate: 6 millones. 10. Kromkamp. 25 años. lateral derecho del AZ Alkmaar que llega al Villarreal: 5,5. Puño de acero para la media azulgrana La historia de amor entre Rijkaard y Van Bommel viene de largo. Casi desde que el centrocampista holandés llegó al Fortuna Sittard desde el RKVV Maasbracht, donde dio sus primeros pasos. En el Fortuna, a las órdenes de su cuñado, Bert Van Marwijk, uno de los técnicos de prestigio de Holanda, comenzó a demostrar lo que es ahora: un jugador completo, polivalente, capaz de actuar en todas las posiciones y con capacidad para todo: rompe, rasga, roba balones si le pones por delante de los defensas (donde jugaba antes) centrocampista potente y con llegada si le pones en la medular y goleador si se le sitúa unos metros más arriba. Con sólo 22 años se convirtió en el alma del PSV Eindhoven, haciéndole campeón durante tres años. Debutó en la selección en 2000, pero empezó a tener problemas en los abductores y eso frenó su proyección internacional. Además, sin su concurso el PSV perdió el título holandés y fue eliminado en la Champions En los últimos años ha jugado más arriba y sus registros goleadores aumentaron de inmediato: 14 goles en 30 partidos. Rijkaard se adelantó a una multitud de equipos que pugnaban por los servi- cios del jugador (Real Madrid, Schalke, Werder Bremen, Everton, Tottenham, Borussia Dortmund... Sus primeros pasos como azulgrana no han dejado lugar a dudas sobre su valía: puño de acero para el medio campo azulgrana pues tiene potencia, visión de juego y un físico descomunal. Con 28 años aún tiene mucho que decir. Y, como declaró Johan Neeskens: Además de ser un gran jugador tiene la mala leche que un equipo necesita