Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 26 8 2005 Sociedad 45 Ciencia El núcleo interior de la Tierra rota de forma más rápida que la corteza La diferencia de velocidad está en torno a los 0,0090 segundos al cabo de un año b El núcleo interior no arrastra en El núcleo es más rápido Las ondas sísmicas provocadas por terremotos similares ocurridos en las islas Sandwinch (Atlántico Sur) y que atravesaron el núcleo interior terrestre, mostraron gráficas diferentes al ser registradas en diferentes periodos de tiempo en las estaciones de observación sísmica de Alaska. La explicación es que el núcleo gira 0,0090 segundos más rápido al año que la corteza Giro de la corteza Las capas de la Tierra Corteza terrestre. Es la parte exterior y la más pequeña con unos 70 kilómetros de grosor. En su parte más profunda las temperaturas que allí se registran pueden alcanzar los 500 C. Manto externo. Se encuentra entre los 70 y los 700 kilómetros de profundidad. El calor en esta capa de material plástico puede llegar a alcanzar los 1.700 C. Manto. Es la capa más gruesa, con alrededor de 2.230 kilómetros, desde los 700 kilómetros hasta los casi 3.000 de profundidad. Las temperaturas de esta capa sólida oscilan entre los 2.000 y los 3.000 C. Núcleo externo. Está en estado líquido y cuenta con un grosor de unos 2.200 kilómetros. Se encuentra entre los 3.000 y los 5.000 kilómetros de profundidad, mientras que las temperaturas que se alcanzan en su interior rondarían los 4.000 C. Núcleo interno. Con un espesor aproximado de 1.250 kilómetros es la capa más profunda. Su centro, que es el del planeta, está a unos 6.300 kilómetros bajo la superficie. La explicación para que el movimiento del núcleo interior no se transmita al manto y a la corteza terrestre está en el núcleo exterior. Éste, con una longitud de unos 7.000 kilómetros de diámetro, está compuesto de un líquido que hace de aislante, puesto que al no ser muy viscoso, la fricción es pequeña El núcleo interior del plane- Origen de las ondas sísmicas su rotación al manto puesto que el núcleo exterior está compuesto de un líquido poco viscoso que hace que la fricción sea mínima VÍCTOR M. OSORIO MADRID. Un grupo de científicos de la Universidad de Illinois (EE. UU. ha descubierto que el núcleo de la Tierra rota entre 0,3 y 0,5 grados al año más que la corteza, lo que supondría que harían falta alrededor de 900 años para que el núcleo le ganara un giro completo al resto del planeta. Según los cálculos realizados por este grupo, la variación de rotación es de 0,0090 segundos cada año a favor del núcleo interno respecto a la corteza. Los investigadores analizaron 17 pares de ondas sísmicas similares- -a las que han denominado dobles ondas -de terremotos de baja intensidad que tuvieron lugar durante distintos periodos de tiempo en la región de las Islas Sandwich- -en la parte meridional de América del Sur- -y que atravesaron tanto el núcleo sólido como líquido del planeta. Esas dobles ondas que fueron recogidas en más de 58 estaciones sísmicas en Alaska con una diferencia temporal de más de 35 años, han mostrado cambios en sus recorridos, según publica hoy la revista Science Las ondas sísmicas similares, que pasan a través del núcleo interno de la Tierra, muestran cambios sistemáticos en cada uno de sus trayectos cuando están separadas en el tiempo por algunos años afirma Xiadong Song, profesor de Geología y jefe del grupo de investigadores. Los científicos apuntan que la única explicación posible a este fenómeno es que se haya producido un movimiento dentro del núcleo interno de la Tierra, que es sólido y está compuesto de hierro con alrededor de 2.400 kilómetros de diámetro. Si no se hubiera producido ese cambio de movimiento con respecto a la corteza, terremotos similares mandarían ondas sísmicas parecidas una vez atravesado el planeta. Todo lo contrario a lo que muestran los datos. Ondas sísmicas separadas en el tiempo Distorsión al atravesar el núcleo Estaciones de observación en Alaska Giro del núcleo interior INFOGRAFÍA: JAVIER AGUILERA El núcleo interno tardaría unos 900 años en ganarle un giro completo a la corteza terrestre ta juega un importante papel en la generación del campo electromagnético de la Tierra. La primera evidencia de una rotación diferenciada respecto a la corteza fue presentada en 1996 por Xiaodong Song y Paul Richards, un sismólogo de la Universidad de Columbia. Durante estos nueve años los expertos habían estado debatiendo en torno a esta hipótesis y sus posibles causas. Ahora ese debate ha finalizado. El análisis muestra cómo las ondas sísmicas que viajan a través de nuestro planeta no siempre tardan ni describen una gráfica idéntica. Los autores de la investigación afirman que la diferencia en la rotación es un proceso dinámico fundamental que se remonta a los orígenes de nuestro planeta y a cómo ha evolucionado No obstante, tratan de ser precavidos y consideran que todavía hay mucho que aprender sobre el interior de la Tierra Los investigadores confían en que la superrotación del núcleo ahora observada sirva para mejorar los modelos informáticos que se utilizan para entender mejor cómo se genera el campo magnético terrestre. Más años de vida gracias a la proteína Klotho Una proteína llamada Klotho, como la diosa griega que controla el destino y la vida, ha hecho honor a su nombre y se ha unido a la pequeña lista de moléculas biológicas que pueden extender la vida de los ratones. Mientras la edad media para la muerte de un ratón de laboratorio suele estar en torno a los dos años, los de la fotografía- -manipulados genéticamente para que tuvieran más proteína Klotho- -han cumplido ya su tercer cumpleaños. La investigación ha sido llevada a cabo por un equipo de la Universidad de Texas. Movimientos diferentes Song asegura que la explicación más factible para que el núcleo interno esté rotando a diferente velocidad que la corteza terrestre está en el acople electromagnético El campo magnético generado en el núcleo exterior de la Tierra afecta al núcleo interior, donde se genera una corriente eléctrica. La interacción de esa corriente con el campo magnético hace que el núcleo interior gire, como la armadura de un motor eléctrico afirma el geólogo. SCIENCE