Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 VIERNES 26 8 2005 ABC Internacional MAHMUD ABBAS Presidente de la Autoridad Nacional Palestina No habrá paz mientras Israel no se retire de Cisjordania Está eufórico. La evacuación israelí de Gaza se ha completado huérfana de violencia palestina. Su presencia en la Franja mediterránea en las últimas semanas y su diálogo constante con Hamás ha atado en corto a los islamistas. Se siente orgulloso de su pueblo. Ahora quiere más. TEXTO: JUAN CIERCO CORRESPONSAL FOTOS: WESSAM NASSAR GAZA. Mucho han cambiado las cosas en la Autoridad Nacional Palestina tras la muerte de Yaser Arafat y la llegada al poder de su sucesor, Mahmud Abbas, conocido por los suyos como Abu Mazen. Entrevistar al viejo rais era una lotería. Uno sabía a qué hora le citaban pero nunca cuándo sería recibido, cuánto tiempo tendría que esperar, cuántas veces sería interrumpido durante la charla. Ahora todo es distinto. La puntualidad es británica. La atención, exquisita. El trato, cordial. Abu Mazen, recién llegado de El Cairo y acompañado de su jefe de Gabinete, Rafic al- Husseini, y de la responsable de Prensa, Diana Buttu, saluda con una sonrisa que inunda su veterano rostro. Horas después frunciría el ceño al conocer la muerte de cinco palestinos en Tulkarem y acusaría a Israel de provocar de manera deliberada una reacción violenta de las facciones palestinas. Pero eso no sería hasta varias horas después. Horas antes, el optimismo reina en la coqueta antesala de su despacho, donde una bandera palestina copa el centro de un escenario dispuesto para recibir una visita tras otra en el corazón de la Franja mediterránea. Son muchos los emisarios occidentales y árabes que pasan por aquí. Muchos otros lo harán en breve. Entre ellos, Javier Solana y Miguel Ángel Moratinos. Gaza está de moda. La evacuación ha sido un éxito. Mahmud Abbas está de enhorabuena. Tanto como Ariel Sharón. Todos quieren hacerse la foto con el rais palestino, tras posar en Jerusalén con el primer ministro israelí. Casi todos se olvidan, sin embargo, a las primeras de cambio, huérfanos de esa memoria histórica que el conflicto requiere para no ser víctimas de excesos precipitados, de los muchos kilómetros que faltan por recorrer para llegar siquiera al punto de partida de una Hoja de Ruta sin destino, con curvas peligrosas, piso deslizante, barrancos profundos. Él no. -Israel acaba de completar su retirada de Gaza. ¿Estamos ante una victoria de los palestinos o una decisión estratégica de Ariel Sharón? -Es una victoria para la paz, una vic- toria de Israel y de los palestinos pero sobre todo de la paz. Hemos conseguido situar de nuevo el tren del proceso de paz en los raíles y hacerlo arrancar. Es sólo el primer paso pero hacía tiempo que no se caminaba hacia delante sino hacia atrás. Por eso es una victoria para ambos. -Hace sólo dos días, Ariel Sharón insistió en que Israel expandirá sus asentamientos en Cisjordania. ¿Le cree capaz de hacer en Cisjordania algo parecido a lo de Gaza? -Hablaremos de Cisjordania cuando toque hablar de Cisjordania pero nuestra posición, respaldada por la comunidad internacional, por la Hoja de Ruta, por las resoluciones de la ONU, incluso por las posiciones manifestadas por George W. Bush, es que todos los asentamientos de Cisjordania y de Jerusalén Este son ilegales. Cuando hablamos de un Estado palestino nos referimos a un Estado que cuente con el territorio de Gaza, pero por supuesto también con el de Cisjordania, con Jerusalén Este como capital. No habrá paz mientras Israel no se retire de Cisjordania y ponga fin a la ocupación. ¿Cuáles deben ser los primeros pasos concretos para reactivar la Hoja de Ruta y el proceso de paz? -Hay que esperar primero que las tro- No basta con evacuar la Franja para ser un hombre de paz. No sería justo que ahora digan que es nuestro turno Si Israel controla nuestro espacio aéreo y marítimo, Gaza será una gran cárcel sin asentamientos Nuestra meta es que Hamás se convierta en un partido político, que sólo exista una fuerza armada, la de la ANP pas israelíes abandonen Gaza, algo que sucederá de aquí a un mes. Una vez tomemos el control de Gaza será el momento de regresar a la Hoja de Ruta y a los acuerdos de Sharm el Sheij. ¿De qué tenemos que hablar? ¡De todo! De la retirada del Ejército israelí en Cisjordania a las posiciones anteriores al estallido de la Segunda Intifada en septiembre de 2000; del regreso de los refugiados; de la liberación de nuestros prisioneros; del futuro Estado palestino y sus fronteras... ¿Están preparados para hacerse con el control del territorio evacuado de Gaza? -Claro que lo estamos. Los planes están sobre la mesa, existen muchos proyectos económicos (agrícolas, construcción de viviendas, etc. para los que necesitamos la ayuda de la comunidad internacional. Lo prioritario es mejorar la calidad de vida de los palestinos de Gaza, que comprendan que la evacuación ha sido para bien y que su día a día es distinto y mejor, que tienen más posibilidades de encontrar trabajo. -Acaba de regresar de entrevistarse en El Cairo con Hosni Mubarak. ¿Ha recibido garantías suficientes para el control de la frontera con Egipto; para la construcción del puerto; para la reconstrucción del aeropuerto. -Con el puerto no hay ningún problema. Todos los cabos están atados con Israel. No así en lo que se refiere al aeropuerto, donde no aceptan que comencemos la reconstrucción. Tenemos que seguir negociando sobre este asunto como también sobre la terminal de Rafah. Los egipcios y los norteamericanos quieren ayudarnos. -Pero se trata de una cuestión muy importante... -No es importante (Interrumpe con una sonrisa) Es crucial. Si los israelíes siguen controlando nuestros espacios aéreo y marítimo y el paso fronterizo de Rafah, significará que Gaza habrá pasado de ser varias pequeñas cárceles con los asentamientos en pie a una gran cárcel sin ellos. Les hemos sugerido que nosotros controlemos el lado de la frontera palestino; que los egipcios controlen el suyo y estamos dispuestos a que una tercera parte internacional supervise todo el mecanismo. -Usted y Sharón, con quien habló hace tres días por teléfono, coincidirán en Nueva York en septiembre durante la Asamblea General de Naciones Unidas. ¿Se entrevistarán allí? ¿Cree usted que Sharón aprovechará la oportunidad para presentarse ante la ONU como un hombre de paz tras haber ordenado la evacuación de Gaza? -Es muy posible que nos encontremos allí pero nosotros pensamos que sería incluso mejor hacerlo antes aquí ya que tendríamos más tiempo para hablar. No basta con evacuar Gaza para considerarse un hombre de paz. Se trata sólo de un primer paso. Le queda mucho por hacer para regresar a la Hoja de Ruta. No basta con desmantelar 21 colonias en Gaza y 4 en Cisjordania. No sería justo que ahora dijeran que es el turno de los palestinos. -Pero la Hoja de Ruta también dice que las milicias palestinas deben ser desarmadas, que Hamás y otros grupos radicales deben entregar sus armas. ¿Piensa usted hacerlo ahora? -El tema de Hamás y las armas lo lle-