Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional VIERNES 26 8 2005 ABC SI LOS FRAILES Y LAS MONJAS SUPIERAN... as consignas laicistas de ZP han llegado a Comillas. Los condes de Sert, que son los adelantados del tripartito en Cantabria, han lanzado una OPA moral y cultural sobre el que ha sido durante un siglo el enclave emblemático de la teología española: proponen montar en los viejos edificios de la Universidad Pontificia un campus que le devuelva a Comillas la buena fama, que le limpie de la caspa católica y secular, del autoritarismo jesuítico, de la barbarie en suma. Para estos supervivientes del Bocaccio y de la gauche divine de los sesenta la era CÉSAR ALONSO ZP es una oportuniDE LOS RÍOS dad de oro ya que su proyecto de sociedad liberal servirá a su vez a la liberación de Comillas, foco de la reacción y la incultura. Obviamente la región se ha conmovido. El pueblo se ha sentido humillado. Pero, afortunadamente la reacción ha sido inmediata: un texto lúcido y brillante de Jorge Trías en El Diario Montañés ha provocado una polémica negativa para los condes. Y ¿por qué los Sert se han sentido legitimados para intervenir en la vida pública de Cantabria de un modo tan ominoso? Por un lado, se consideran depositarios culturales de los López y los Güell y concretamente del primer marqués que pudo costear el seminario gracias a la inmensa fortuna que hizo el primero en el Caribe y después con la Trasatlántica y la Compañía de Tabacos de Filipinas. Según ellos, la Universidad Pontificia fue una traición del segundo marqués jesuíticamente manejado por los jesuitas. Se sienten también legitimados por su condición de militantes del federalismo maragallista. Ellos estarían llamados a traer el fuego del tripartito a Cantabria y la llama moral del programa de ZP. Con buen sentido lampedusiano de la historia proponen que todo cambie para que todo siga igual. Es decir, mejor para sus propios intereses. Pero puestos a limpiar los pueblos y las regiones de su terrible pasado católico ¿por qué estos progres de manual no piensan que apenas quedaría nada de la historia de Cataluña si se eliminara la obra de Balmes, la de Milá i Fontanals, el acendrado catolicismo de Mosén Cinto Verdaguer (capellán de los Comillas) el misticismo de Gaudí y la religiosidad de Maragall? ¿Acaso no dijo Torres i Bages, uno de los padres del nacionalismo, que Cataluña o es católica o no es? La última temeridad de los condes y la tropilla de alucinados que les apoya es la de tratar de comprometer al Rey con este proyecto que tiene como fondo musical el Himno de Riego. L Blanco avisa a Maragall de que está perdiendo la confianza de sus electores El portavoz del tripartito invita a callarse al número dos del PSOE b ERC califica de estupidez las palabras del dirigente socialista y le recomienda que no defraude la ilusión de los votantes que el 14- M quisieron enterrar al PP MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Al PSOE no le gusta el Estatuto de Pasqual Maragall y así se lo hizo saber ayer el secretario de Organización, José Blanco, quien instó al Gobierno catalán a reflexionar porque, a su juicio, se está perdiendo la confianza depositada por los electores en el tripartito. Las declaraciones provocaron la indignación del Ejecutivo autonómico, que invitó a Blanco a callarse El enfrentamiento entre los socialistas catalanes y el PSOE se produce dos días después de que Maragall, presionado por CiU y ERC, tomara la iniciativa en la negociación del Estatuto autonómico y anunciara una ronda de contactos con los distintos líderes políticos con la finalidad de desbloquear el proyecto estatutario. En una entrevista con Ep, José Blanco aseguró que las fuerzas políticas que gobiernan Cataluña deben reflexionar porque están perdiendo el caudal de ilusión y confianza de los ciudadanos El dirigente socialista advirtió de que si se mantienen las posiciones maximalistas es decir, los postulados más nacionalistas que desbordan la Constitución, se puede truncar la oportunidad histórica de profundizar en el autogobierno Joan Saura, en rueda de prensa en la que valoró la actualidad política EFE Saura recuerda al jefe del Ejecutivo que está en juego su oferta de reformas El consejero de Relaciones Institucionales de la Generalitat, Joan Saura (ICV) advirtió ayer de que un hipotético rechazo del Estatuto catalán en Madrid supondría un fracaso personal para José Luis Rodríguez Zapatero y provocaría una parálisis de la situación política en el País Vasco. Saura cree que el rechazo sería nefasto para el presidente del Gobierno, quien, según recordó, hizo la promesa de aceptar el texto que saliera del Parlamento catalán si contaba con amplio consenso y se ajustaba a la Constitución. Zapatero ha hecho del modelo de Estado uno de los ejes básicos de su legislatura. Es imposible reformar el modelo de Estado rechazando un Estatuto catalán como el que llevaremos subrayó. A su juicio, un no del PSOE al Estatuto imposibilitaría que en el País Vasco también se encontraran vías de solución Interferencias De esta forma, Blanco ponía de manifiesto los recelos que en el PSOE suscita un proyecto que todavía no ha podido ser consensuado en el Parlamento catalán y que, posteriormente, debe ser negociado en el Congreso. No es la primera vez que un dirigente socialista hace este tipo de valoraciones sobre el Estatuto de Maragall, pero el tripartito nunca había expresado de forma tan contundente su malestar. Creo que habría sido lo más prudente que Blanco se callara dijo el consejero portavoz de la Generalitat, Joaquim Nadal (PSC) quien indicó que cualquier interferencia producida desde Madrid en el debate estatutario ahora, cuando lo que hace falta es que las fuerzas catalanas se pongan de acuerdo, está contraindicada y no es buena Desde ERC, su portavoz parlamentario, Joan Tardà, calificó de estupidez la petición de reflexión que hizo el secretario de Organización del PSOE y le recomendó que dedique sus esfuerzos a trabajar para que no se desperdicie la ilusión de los votantes del PSOE que en el 14- M quisieron enterrar al PP Tardà pidió a José Blanco que haga pedagogía y que convenza a los sectores jacobinos de su partido para que cuando llegue el Estatuto al Congreso se apruebe. También le advirtió que los catalanes ya somos mayorcitos y sabremos hacer nuestro trabajo, lo que hace falta es que España lo sepa respetar El tercer socio de Maragall, ICV, también censuró las palabras de Blanco, tras la llamada a la prudencia y a la unidad efectuada por el propio Pasqual Maragall en la carta que ha enviado a las fuerzas políticas catalanas. El vicepresidente de la formación ecosocialista, Jordi Guillot, afirmó que en Cataluña habrá un Estatuto ambicioso que se hará con un consenso amplio y que espera que José Luis Rodríguez Zapatero lo apoye Guillot reconoció que durante este mes de agosto los partidos políticos están haciendo el ridículo, cosa que es muy negativa pero que ya se está superando El secretario general del PP, Ángel Acebes, dijo que sin que sirva de precedente está de acuerdo con Blanco, en que el Gobierno de Maragall está perdiendo la confianza de los ciudadanos.