Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 25 8 2005 Los Veranos 83 EL RUMOR DE LA FRONTERA Entrada a uno de los bares- restaurante de Arivaca La mayoría de los buenos samaritanos son samaritanas. Como Katee Howe (Connecticut, 22 años) licenciada en sociología, o Krista Lenderman (Oregón, 20 años) estudiante de antropología cultural, que piensa regresar el próximo verano con sus padres Samaritanos ivaca. Pongamos que el mundo, como si fuera una metáfora, se extendiera entre dos bares, y que entre ellos corriera una carretera con venados y tarántulas y un desierto por el que hileras de emigrantes con un sueño capaz de vencer todos los miedos y cansancios se abrieran paso, murieran, sobrevivieran. En la metáfora del mundo hay también policías, y samaritanos. Tony Estrada, el buen sheriff de Nogales, nos deja en manos del teniente Raúl Rodríguez, que como su amigo José Maheda, de la Border Patrol, habla sin acritud de narcos, poyeros y emigrantes, y no hace distingos: todos, incluidos ellos mismos, son mexicanos Especialista en narcóticos, Rodríguez admira a los burreros que cargan la droga a la espalda, corren que se las pelan y beben esteroides, se asombra de los túneles abiertos a pie del muro, y de que todas las viviendas de Nogales Sonora miran hacia Esta- Ar TEXTO: ALFONSO ARMADA FOTO: CORINA ARRANZ dos Unidos y todas las de Nogales Arizona le dan la espalda a México. mente trasvasan su pesca de indocumentados. Nadie dice nada. Por una pista de tierra, montaña rusa entre ranchos Niños como esclavos por el que resultaría muy fácil El propietario del Grubstak extraviarse, y de la que saldreSaloon, en el 167 West de Arimos solos casi de noche, penvaca Road, camino de Tucson, sando que Arizona es también donde abrevan los personajes una metáfora del más raros de la comarmundo, seguimos a ca, es indio y no está Si para noso- John Matthews, sapara bromas aunque tros, que tene- cerdote presbiteriahaya inundado su bar no de 78 años; su esmos agua y posa Judy McKay, de de avisos: Niños dejados a su aire serán comida, resul- 63, ministra de la vendidos como escla- ta duro, cómo misma iglesia, y Betvos Ante una ironía te Mulley, maestra lo es para sobre la edad para bede 73, que no sólo ha ellos ber, sentencia: Estoy cocinado la cena, sien libertad bajo palano que confiesa estar bra La cita es a la aplicando a rajatabla el Nuevo vuelta, donde arranca UniverTestamento: Es criminal el sal Road. El padre John trae la trato a los inmigrantes El cena para los samaritanos des campamento son tres carade Tucson. En un extremo de vanas instaladas en una finca la explanada, un retablo con de una autora de cuentos para cervezas intactas, salchichas niños. La mayoría de los buey tigretones recuerda a un monos samaritanos son samaritatorista muerto. Llega un autonas. Como Katee Howe (Conbús de la migra camuflado y necticut, 22 años) licenciada dos furgonetas que discretaen sociología, o Krista Lender- man (Oregón, 20 años) estudiante de antropología cultural, que piensa regresar el próximo verano con sus padres. Se muerde las lágrimas: Nadie sabe qué está pasando aquí, lo que sufren sólo para venir a trabajar a Estados UniHoltville dos. Es imposible que no te Mexicali afecte O Iliana Cortés, mexicana de 19 años, que todavía no sabe cómo encajar lo que siente: Salimos tres veces al día, en marchas de dos o tres horas. Si para nosotros, que tenemos agua y comida, dormimos bien y tenemos adónde ir, resulta duro, cómo lo es para ellos. Les encontramos en medio del desierto, les damos agua y comida y les dejamos a su suerte. A veces no puedo soportar sus ojos Partimos mientras la tinta borra Arivaca y el mundo. El último bar se llama Longhorn Grill (La parrilla del cuernilargo) Como no podía ser menos, está en Amado. La camarera tiene nervios de templar con la fauna nocturna que atrae la desco- NUEVO MÉXICO EE. UU. ARIZONA Columbus Tombstone Arivaca Tucson Douglas Ajo Ajo Brisbee Nogales México SONORA Agua Prieta Organ Pipe Cactus Monument Arivaca: Antiguo enclave de los indios pápago, fue cristianado La Aribac por rancheros españoles, y devino Arivaca. munal calavera de vaca con cuernos de mamut y luces rojas en las cuencas vacías de los ojos que sirve de fachada. La puerta de la bodega es de nevera de matarife, para mantener refrigerados los cadáveres: cuando la abre vemos reservas para desafiar una nueva ley seca. Samaritanos.