Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 JUEVES 25 8 2005 ABC Deportes El orden futbolístico considera casi una frivolidad la decisión del técnico del Real Madrid de colocar un aparato auditivo a los jugadores para que reciban directamente sus órdenes. La experiencia con Raúl en el trofeo Bernabéu no es bendecida por técnicos ni ex- jugadores VICENTE DEL BOSQUE No me parece sustancial y no creo que sea nada novedoso, pero si es un síntoma de modernidad, adelante con los faroles JAVIER IRURETA Me parece una barbaridad, es una copia del ciclismo, pero el futbolista tiene mucho más movimiento VÍCTOR FERNÁNDEZ No me gusta, quitamos la naturaleza libertaria del futbolista y del juego FERNANDO HIERRO No creo que se adelante mucho, es convertir en un policía al jugador que lo lleve, lo veo todo muy raro El fútbol no sintoniza con Luxa TEXTO ENRIQUE ORTEGO MADRID. La decisión de Vanderlei Luxemburgo de colocar a su capitán Raúl un aparato auditivo para escuchar directamente sus ordenes durante el partido, no ha sido bien vista por los técnicos y jugadores consultados por ABC. Ninguno sintoniza con la idea por no considerarla trascendente para mejorar la comunicación entre el entrenador y los jugadores. Javier Irureta justifica su incomprensión a la situación con un razonamiento firme: No me parece que pueda beneficiar en nada la relación entre el técnico y los jugadores. Creo que es una imitación del ciclismo, pero son dos deportes totalmente distintos. El ciclista va más estático sobre la bicicleta, más recto, pero el futbolista salta, sprinta, se tira o se cae al suelo, se levanta, hace giros de 90, 180 grados... Me parece una barbaridad colocarle un aparato. No lo veo si soy sincero. Nunca se me ha pasado por la cabeza una cosa parecida. En este sentido el entrenador tiene muchas fórmulas para dirigirse a un jugador. Llamar al más cercano, aprovechar que el juego está parado para llamar a uno determinado. Decírselo al capitán... Raúl y Luxemburgo, con los dos terminales: pinganillo y emisor saben lo que uno quiere Víctor Fernández también ha analizado la situación y con la síntesis reflexiva que le caracteriza tampoco está en sintonía: No me gusta, lo comprendería en un caso puntual, no como costumbre. Para mí, el principal problema lo tendría el jugador que llevara el AP EPA No mejora la relación técnico- jugador Vicente del Bosque tampoco termina comprender lo sucedido el martes en el Bernabéu, pero intenta no herir susceptibilidades, más que nada porque siempre que habla sobre algún asunto relacionado con el Real Madrid pueden surgir problemas o incomprensiones: No tengo nada contra Luxemburgo. Dios me libre, todo lo contrario, soy respetuoso con todas las ideas, pero por más vueltas que le doy, no lo veo, no lo veo... Si son síntomas de modernidad, adelante con los faroles, pero no me parece sustancial para mejorar la relación y la comunicación entre un entrenador y un jugador. No considero que sea novedoso y tampoco veo ventajas, ni nada positivo en la operación. Sobre el césped siempre tenemos líderes, hombres que son un poco nuestra continuidad, nuestra mano derecha. En mi caso hablo de hombres como Redondo, Hierro, el mismo Raúl... Ellos eran un poco mi prolongación y con que hables con ellos dos palabras aparato, se distraería obligatoriamente y, además, llevar en la oreja un elemento extraño siempre distorsiona. Bastantes interrogantes tiene ya el juego para perturbar al futbolista con estas cosas. Para mí quitamos la naturaleza libertaria del futbolista y del juego. Es mucho más importante hablar en el descanso o con el jugador más cercano. Hablar a alguien que está en movimiento, con todos los sentidos puestos en lo que hace sólo puede distraerle, complicarle la vida Finalmente, ABC también quiso conocer la opinión del último capitán del Real Madrid, Fernando Hierro, que acaba de colgar las botas. Tampoco él está a favor de utilizarlo: No creo que se adelante nada, parece como si convirtieras al jugador que lo lleva en un policía. El fútbol debe estar abierto a las nuevas tecnologías, pero no veo a once jugadores en el campo con once pinganillos ni siquiera a uno. No creo que se adelante mucho. Hay muchos momentos a lo largo de un partido en los que el entrenador puede dirigirse a los jugadores sin la necesidad de ponerles un aparato en la oreja Iturralde no se enteró del pinganillo y para Cádiz el elegido para llevarlo es Roberto Carlos J. ÁVILA MADRID. Si veo a Raúl con el pinganillo en la oreja no le dejo salir al campo. Pero como lleva el pelo muy largo y el receptor era muy pequeño e iba dentro del oído pasó desapercibido para nosotros. Si lo hubiese llevado Gravesen nos habríamos percatado de ello comentó ayer a ABC Eduardo Iturralde González, el colegiado encargado de dirigir el martes el encuentro del Trofeo Bernabéu, donde se probó de forma clandestina el modelo de comunicación. El colegiado se enteró ayer por la Prensa porque se lo ocultaron en los vestuarios. Además, está terminantemente prohibido por la FIFA. ¿Que si está bien o no? Esa misión no me corresponde a mí. Yo no soy un legisla- dor, yo aplico la ley y ésta dice que no se pueden llevar encima anillos, cadenas, o cualquier mecanismo que ponga en peligro la integridad física de los jugadores. ¿Que si existe un riesgo? Quizás los médicos puedan valorar mejor la situación, pero si a un futbolista le pegan un balonazo en el oído... ¡Ufff! No quiero ni pensarlo añadió Iturralde. Vigilancia en el Carranza En el Real Madrid no quieren dar importancia al hecho y lo consideran como una mera prueba. Fue una experiencia positiva y sirvió para trabajar tácticamente en el partido. Salió bien y me gustó porque es una información directa con los jugadores. ¿Usarlo ante el Cádiz? Veremos si hay permiso o no comentó Vanderlei Luxemburgo. La FIFA lo prohíbe Con fecha 14 de mayo de 2004, la FIFA envió la circular 907 a las Federaciones nacionales en la que recordaba que la comunicación por radio entre jugadores y personal técnico estaba prohibida. A Raúl no le importó su papel de cobaya Me encontré bien. Es una experiencia diferente y en ningún momento me estorbó. Fue importante para el entrenador porque daba explicaciones cuando el balón estaba parado, aunque estaba centrado en jugar bien. No sé si repetirá Pero lo cierto es que los técnicos tienes previsto hacer una nueva prueba en el partido de Liga contra el Cádiz y el receptor elegido sería Roberto Carlos- -el brasileño no tiene pelo para ocultarlo- pero como se ha levantado la liebre será poco probable que se lleve a cabo porque a buen seguro que el colegiado designado se encargará de revisar uno a uno los tacos de las botas y los oídos de los jugadores del Real Madrid antes de salir al terreno de juego.