Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 25 8 2005 45 Toros SEMANA GRANDE DE BILBAO Pontevedra El reflejo vacío del escalafón Plaza de toros de Vista Alegre. Miércoles, 24 de agosto de 2005. Quinta corrida. Lleno. Toros de Puerto de San Lorenzo- -incluido un sobrero (2 bis) bien presentados y muy serios, pero sin fuerza ninguna, casta ni poder; destacó el bondadoso 5 un sobrero de Rivera de Campo Cerrado (3 bis) grande, noblote y claudicante. Juan José Padilla, de azul marino y azabache. Buena estocada (saludos) En el cuarto, estocada (petición y vuelta) Francisco Rivera Ordóñez, de nazareno y oro. Estocada (pitos) En el quinto, cinco pinchazos y estocada corta trasera. Aviso (bronca) El Juli, de nazareno y oro. Estocada trasera y corta (saludos) En el sexto, media estocada y descabello (silencio) Los Lozano reciben la medalla de oro al mérito empresarial y turístico MUNDOTORO. La Federación Provincial de Comercio de Pontevedra ha concedido su medalla de oro al mérito empresarial y turístico a los hermanos Lozano, empresarios de la plaza de toros pontevedresa, en reconocimiento a la magnífica organización de las corridas de toros celebradas en la pasada Feria de La Peregrina También destaca la importante repercusión económica que supuso la asistencia de alrededor de 30.000 personas a los festejos. Feria de Almería Triunfo de Torres Jerez y tres avisos para Vega Toros de Santiago Domecq. El Cid, oreja y ovación. Salvador Vega, oreja y ovación tras tres avisos. Torres Jerez, que tomaba la alternativa, oreja en ambos. ZABALA DE LA SERNA BILBAO. La situación no da pie a ninguna esperanza. El reflejo del escalafón en el espejo de ayer está vacío, no hay nada. Si Matías Tejela o Miguel Ángel Perera, hace unos días, o Eduardo Gallo en San Sebastián, la semana pasada, hubieran glorificado sus nombres, no habría hecho falta recurrir al arrasador y grueso ciclón Juan José Padilla como ¡sustituto de Enrique Ponce! Ni a Rivera Ordóñez para frenar una posible sangría de devoluciones de entradas. Porque, ojo al dato, los tendidos no sufrieron bajas. Plaza llena. El Juli sostuvo también el tirón como único componente original del cartel junto con la podrida corrida de Puerto de San Lorenzo. Toros serios, amplios, buidos sus pitones y ruinosos de estructuras. Por los suelos. Nada nuevo en la ganadería salmantina. Nada nuevo que no sepan los que la exigieron, como ya comprobaron en Madrid con la mitad de trapío. Pero, erre que erre, aun a sabiendas, se exige. Después, que nadie exija nada a los responsables, por favor: se hablará entonces en tono victimista de injusticias, persecuciones, campañas de manipulación de la opinión pública. De todo, menos de lo que facturan. Cuenca El segundo toro se derrumba ante la muleta de Rivera Ordóñez petidas caídas. El sobrero, del mismo hierro, se quedó cortó en el capote. La anterior declaración de intenciones se materializó con una receta para Arguiñano: como mazar un toro como un pulpo. Brutal la vara, tremendo el castigo. El trabajo de la muleta se lo endosó al hombre del castoreño. No serviría el toro, pero habrá que justificar un tantito así el sueldo en el tercio último... Ante el quinto, bajo y de buen aire, justo de fondo y poder, no se acopló. Bueno, tal y como se coloca para citar parece harto difícil ajustarse en compás y ritmo con una embestida. Los tirones sobre la derecha se sucedieron, como las malas composturas al natural. Además pinchó con insistencia y la gente acabó tan cabreada como en el anterior. Padilla clavó un emocionante par en la misma cara del astifino toro que estrenó la quinta de abono: el pitón le rasEFE Cartagena y Galán brillan Toros de Los Agustínez, La Gravera y El Casillón. Francisco Benito, ovación en ambos. Andy Cartagena, oreja en ambos. Sergio Galán, oreja en ambos. Al quite El Juli estuvo al quite. De Padilla en el tercio de banderillas al cuarto, perfecto de colocación y reflejos toreros, y de la fecha. Lo suyo con un sobrero flojísimo y noblón de Rivera de Campo Cerrado se salvó de la quema por cabeza, sitio y temple, armas que no fueron óbice para que demasiadas veces se le cayese el voluminoso toro de fina cara y una daga derecha de pavor. Mas pavor no causaba. La emoción consistía en que no claudicase. Juli lo mimaba, lo guiaba, e incluso en varias tandas sobre ambas manos lo cosió a la muleta y a unos hilos de seda imaginarios, como de marioneta, para que aguantara hasta el final del muletazo. Imposible fue con el sexto, tan imponente de fachada como inválido de los cuartos traseros. La presidencia, quemados los dos sobreros ya, no quiso prolongar más la agonía de la tarde. Rivera Ordóñez hizo toda una declaración de intenciones con un blando cuatreño: lo majó en un puyazo inexplicable. El pañuelo verde asomó tras re- gó la taleguilla como un bisturí. Echaba mucho la cara arriba el bruto, o sea el toro, aunque la única vez que le bajó la mano Padilla obtuvo derechazos largos y viajes humillados y sometidos. La estocada se consolidó como lo mejor. Ante el inmenso cuarto, J. J. ya se metió en su papel más grotesco: abierto el chaleco, la pañoleta holgada, la sudoración a toda máquina, como los tics frenéticos en un cite al violín... Pasó las de Caín, pues el hondo ejemplar apretó lo suyo hacia los adentros. Y ahí apareció El Juli al quite para regarle el tiempo necesario para que tomase el olivo. Tres tandas de horrendos muletazos azos y excesivas voces, y el de Puerto de San Lorenzo se rajó, huyendo. En tablas los acosó Padilla con molinetes y rodillazos. Si las protectoras de animales existen por algo... La petición de la oreja no cuajó, afortunadamente para la categoría de Bilbao. Cieza (Murcia) Finito se deja un toro vivo Toros de Bernardino Píriz. Jesulín, silencio y dos orejas. Finito, que sufrió un golpe en el labio. dos orejas y rabo y bronca tras tres avisos. Eduardo Gallo, tres orejas y rabo. Sabiote (Jaén) Éxito de Chaves y Capea Toros de Jiménez Pasquau. Liria, silencio y oreja. López Chaves, oreja en ambos. El Capea, tres orejas. En Martos (Jaén) con toros de Martín Lorca, M. Díaz El Cordobés El Fandi y Reyes Ramón, dos orejas cada uno. Presentada la obra Cocherito de Bilbao Cástor Jaureguibeitia Cocherito de Bilbao el matador de toros más emblemático del País Vasco, cuenta desde ayer con un libro que lleva su nombre. El autor, Antonio Fernández Casado (en el centro de la imagen, durante la presentación de la obra) ha pretendido homenajear así al primer gran torero de hierro y al personaje más popular de la villa a principios del siglo XX. Incluida dentro de la colección Temas Vizcaínos y editada por la BBK, la publicación ha llenado de satisfacción a los socios del Club Cocherito, especialmente a su presidente, Leopoldo Sánchez Gil, que considera la obra de consulta imprescindible FERNANDO GÓMEZ