Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 25 8 2005 Nacional 17 Dos vecinos de Carnota tratan de extinguir con sus propios medios el incendio que se declaró el pasado domingo EFE Narbona denuncia la complicidad social que existe en Galicia en torno a los incendios El PP insta a la Xunta a que pida una rectificación de la ministra por su ofensa b El Gobierno gallego retiró ayer la máxima alerta del incendio de Carnota, pero la decretó sobre otros dos fuegos que amenazan a la localidad coruñesa de Lousame ÉRIKA MONTAÑÉS LA CORUÑA SANTIAGO. Las declaraciones de la ministra Cristina Narbona en una entrevista radiofónica, en las que afirmaba que en Galicia la complicidad social en torno a los incendios es enorme han caído como una losa en la Comunidad. La reacción no se ha hecho esperar y ayer, los diputados populares en la Cámara autonómica Manuel Ruiz Rivas y Roberto Castro firmaban una iniciativa en la que se insta a la Xunta a pedir oficialmente la rectificación de Narbona, al considerar ofensivas sus palabras para todos los gallegos En opinión del PP, lo dicho por la ministra denota que los gallegos prestan apoyo a los pirómanos les dan cobijo para que acaben con la riqueza forestal y paisajística de la región y dan por buenas actitudes delictivas Sin querer terciar en ese debate, los nacionalistas Alfredo Suárez Canal, consejero responsable de la lucha contraincendios, y el vicepresidente autonómico, Anxo Quintana, coordinaron ayer sus discursos sobre la actividad de los incendiarios y advirtieron que la Xunta va a por ellos y no van a quedar impunes aunque descartaron que en Galicia exista un rentable negocio organizado en torno a la quema del bosque. Se- gún Suárez Canal, la legislación actual dificulta esa intencionalidad en cadena, si bien no negó que en la sabiduría popular se hable de negocios colaterales edificados sobre los incendios. Falta concienciación, al entender de ambos, para ver a estos desalmados como asesinos en potencia, pues no sólo ponen en peligro el monte, sino también vidas humanas El fuego empieza a estar bajo control Lejos de la batalla política, sólo los rescoldos y cenizas, junto con el sonido de fondo de varias avionetas que vigilaron durante todo el día el monte de Pindo, sintetizaban ayer el infierno que han pasado los dos últimos días los 3.000 vecinos censados en el municipio coruñés de Carnota. Prácticamente sin llamas, el Gobierno gallego mantuvo hasta bien entrada la tarde el nivel de alerta 1 en este lugar, pero sólo como medida de precaución ante el temor de que una fortuita racha de viento pudiese avivar las brasas y poner en peligro alguna de las viviendas próximas al monte. La climatología y el despliege de medios coordinado entre la Xunta y la Administración central permitió reducir los 29 frentes de consideración abiertos en la noche del martes al miércoles a 14 a las 19.30 horas de ayer. Sólo el de Carnota conservó la alerta y los medios de extinción destinados, integrados por dos Brigadas Rápidas de Intervención Forestal (BRIF) de 17 personas, y un helicóptero cada una, un hidroavión, siete cuadrillas, siete motobombas, tres palas y tres agentes. Según comentan miembros de estos efectivos, tras el pánico que se apoderó de los vecinos en las últimas horas, ayer fueron testigos de excepción de la desolación y rabia por saber que alguien ha querido ver totalmente chamuscada la mitad verde del municipio, unas 600 hectáreas de las 22.217 que el fuego ha arrasado este agosto en toda la Comunidad. En lo que va de año, y según los últimos datos del Centro de Coordinación de Incendios, 36.000 hectáreas de monte han sido pasto de las llamas. La menor intensidad de los fuegos, con incendios de alerta 1 en Lesende y Fruíme, en Lousame (La Coruña) y focos activos en Monterrei y Oímbra (Orense) y Mondariz y As Neves (Pontevedra) junto a otros ocho incendios bajo control, permitieron hablar al consejero de Medio Rural, Alfredo Suárez Canal, de una situación de tolerable normalidad después de cinco días de más de 180 focos diarios. Sin embargo, no se respira tanta tranquilidad en los ayuntamientos afectados, algunos de los cuales, como Ribeira, han solicitado una compensación especial a los vecinos que han puesto sus tractores y medios a disposición del dispositivo contraincendios. Los técnicos defienden su labor en la tragedia de Guadalajara ABC TOLEDO. Los especialistas y técnicos en extinción de incendios fueron los protagonistas de la jornada de ayer en la comisión que investiga las causas de la tragedia de Guadalajara en las Cortes de Castilla- La Mancha. El técnico de coordinación de medios aéreos, Francisco Luzón Oliver, que trabaja para la empresa Europa forestal (Eural) adjudicataria del servicio en Castilla- La Mancha, explicó que el incendio originado en Riba de Saelices tenía vida propia lo que hizo impracticable junto a la orografía del terreno y los vientos, que los medios pudiesen actuar en lugares distintos de los flancos durante los primeros mo- mentos. Así, explicó que el avión de coordinación- -que se solicitó al 112- -sólo pudo actuar el sábado 16, día que se originó el fuego, en los flancos del incendio, ya que en su cola y cabeza, donde mejor se le resta alimentación al fuego, no era posible. Ya el día 17, los medios aéreos trabajaron de nuevo en el difícil control de los focos secundarios. Un cambio en las condiciones climatológicas el día 18 dejó trabajar finalmente a aviones y helicópteros. Por otras parte, el responsable de Tragsa en Guadalajara, Luis Miguel Carrascal, aseguró que el despliegue de maquinaria pesada que llevó a cabo la empresa pública en los dos primeros días del incendio no fue un récord, si- no una heroicidad y consideró difícil que se pueda hacer mejor. Tragsa, según Carrascal, cuenta en la provincia de Guadalajara con dos equipos de maquinaria pesada, cantidad más que suficiente -según indicó- -para atajar el resto de incendios, pero en esta ocasión se vieron obligados a movilizar seis más de otras provincias. Por último, el experto en incendios forestales de Tragsa, Felipe Aguirre, defendió que la extinción del fuego de Guadalajara estuvo organizada y entendida correctamente por los técnicos y que el éxito fue fruto del cambio de las condiciones meteorológicas. Sobre las declaraciones de los alcaldes de la zona que se quejaron el martes de falta de medios, este experto aseguró que eran entendibles por lo angustioso de la situación que vivieron, pero que la maquinaria y los aviones se reparten según criterios técnicos